10 Cosas que Debes y no Debes Hacer al Tramitar tu Crédito Hipotecario

Debes…

1. Notificar cambios en tu salario, compensaciones, dirección o algún otro dato erróneo a lo que indicaste en tu aplicación bancaria, debes ser muy transparente al compartir información con la institución bancaria que te otorgará el préstamo para comprar tu casa, de lo contrario pueden descubrir que brindaste información alterada o manipulada y puede llegar a afectarte.

2. Guardar cualquier documentación referente a depósitos realizados para la tramitación de tu crédito, es una buena práctica mantener copias del papeleo necesario para comprobar una transacción financiera, incluidos todos los cheques, comprobantes de depósitos, documentos de tu hipoteca, formularios para liquidar bienes, etc. y evitar problemas en un futuro.

3. Aprovechar los beneficios que recibes al contratar tu crédito hipotecario, como el seguro contra daños(protege al inmueble contra incendios, explosiones, inundaciones, terremotos u otros fenómenos naturales), el seguro de vida(el cual cubrirá el saldo pendiente por pagar de tu hipoteca si llegases a fallecer), el seguro de desempleo (te exime de pagar cierto número de mensualidad con la finalidad que no te atrases en tus pagos) o la opción de refinanciar tu hipoteca(obtener mejores condiciones con otro banco y disminuir tus pagos mensuales).

4. Revisar a detalle el inmueble que estás a punto de adquirir, pues puede parecer ser la casa o departamento perfecto y secretamente guardar serios problemas que son difíciles de identificar a simple vista. Si te enamoras de lo que piensas es el hogar perfecto, tu visión se verá afectada y dejarás pasar de largo ciertos detalles que en un futuro te pueden representar problemas muy costosos. Inspecciona perfectamente los acabados, materiales utilizados, diseño, funcionalidad de los espacios, su estructura, orientación, ubicación, entre otros.

5. Trabajar con profesionales y personas que cuenten con experiencia en el ramo, desde un agente inmobiliario hasta un asesor hipotecario. Tienen acceso a todo tipo de información referente a inmuebles que aún no están en el mercado aún, promociones bancarias que se adaptan a tus necesidades, casas o departamentos que tienen casi todas las características que deseas para convertirlo en tu nuevo hogar, recomendaciones sobre cómo reducir los gastos adicionales para la tramitación de tu crédito hipotecario, información sobre el rango de precios de inmuebles en cierta zona, explorar todas las opciones disponibles en el mercado para adquirir tu hipoteca, etc.

Además, te recomendamos Pre-Aprobar tu crédito hipotecario para obtener una perspectiva más clara de cuánto puedes gastar en la compra de tu nueva casa o departamento.

No debes…

6. Adquirir un préstamo o hacer compras grandes con tarjetas de crédito, ya que se reflejará en tu buró de crédito como una deuda adicional y disminuirá tu capacidad de pago. Sabemos que el sueño de comprar tu nuevo hogar se complementaría perfectamente equipando tu cocina con electrodomésticos, comprando muebles que se adecuen a los espacios que ahora disfrutarás, re-decorando cada rincón del inmueble o adquiriendo un carro que ocupe ese lugar de estacionamiento para acabar de estrenar tu casa o departamento nuevo ¡Oh, oh, mala idea!. Como lo mencionábamos anteriormente, esto puede repercutir negativamente en tu capacidad de pago, pues cambiará tu relación entre deudas vs ingresos y muy probablemente el banco terminará rechazando tu solicitud de préstamo.

7. Cambiar repentinamente de trabajo sin notificar a la institución financiera, un cambio en tu salario puede afectar tu habilidad para calificar y obtener tu crédito hipotecario. Uno de los requisitos que la mayoría de los bancos consideran para ser sujeto a crédito es tener una permanencia en tu empleo de al menos 6 meses o más, dependiendo de sus políticas internas. Si se llegase a presentar esta situación es importante notificar inmediatamente al banco, pues éste puede verificar tu empleo actual el mismo día de la firma como control de calidad.

8. Limitar tus opciones, pues usualmente dejamos de buscar cuando encontramos esa “gran oferta” que no podemos rechazar cuando verdaderamente no hemos explorado ni un 20% de lo que el mercado nos ofrece. Actualmente existen muchas herramientas que nos ayudan a mantenernos informados sobre la oferta inmobiliaria e hipotecaria del país. Es indispensable que en una decisión tan importante como la construcción de tu patrimonio explores y agotes todas las opciones disponibles para tener la certeza de haber elegido la mejor para ti.

9. Subestimar el pago de gastos adicionales, dentro de la compra de un inmueble ya sea nuevo o usado, se deben sumar algunos otros gastos que la mayoría de las personas no considera dentro de su presupuesto y termina ahorcando sus finanzas personales. Al realizar el presupuesto debes incluir los gastos de escrituración (por lo regular representan el 7% del valor del inmueble), el enganche mínimo (el 10%, teniendo en cuenta que el financiamiento mínimo que otorga un banco es del 90%) y reservar un 1% o 2% sobre el valor del inmueble para otros gastos (como la comisión por apertura, gastos de investigación, etc.)

10. Firmar un contrato de compra-venta sin tener tu crédito hipotecario aprobado, significa echarse la soga al cuello. El firmar un contrato de compra-venta es comprometerse a realizar la transacción completa sin importar si se tiene el capital para hacerlo. No contar con la aprobación definitiva por parte del banco es arriesgarse a incumplir un compromiso que estamos adquiriendo conscientemente a pesar de las consecuencias que esto puede traer, lo cual se traduce generalmente en la pérdida de dinero.

 

Autor entrada: bancompara

1 thought on “10 Cosas que Debes y no Debes Hacer al Tramitar tu Crédito Hipotecario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *