Algunas formas en las que puedes reducir gastos de una forma simple y práctica.

Sabemos que, como prácticamente todos los recursos, el dinero es un bien finito, por lo que independientemente de si sientes que tu situación económica es holgada o si sufres apretándote el cinturón, la realidad es que a todos nos puede ayudar el reducir gastos de una u otra manera.

La libertad financiera de la que tanto se habla, se puede obtener precisamente al tener un sano equilibrio entre nuestros ingresos y nuestros gastos, por lo cual no es suficiente el solamente aspirar a generar mayores ingresos si no también a mantener un perfil de gasto moderado.

Es por eso por lo que el día de hoy vamos a hablar de algunas formas en las que puedes reducir gastos de una forma simple y práctica.

Cut the bullsh*t

Cuantas veces has comprado cosas innecesarias, inútiles o que simplemente tenían una lamentable relación precio-calidad.

Estoy seguro de que más de una vez, y esto aplica no solo para ese suéter que compraste el año pasado y que solo te pusiste una vez, si no también para ese Latte Machiatto Venti con café de la selva de Costa Rica, dónde lo que realmente te cobran es el vaso que te brindará estatus en tu caminata mañanera al trabajo.

Haz una lista de tus gastos diarios, siempre poner las cosas en papel (o en la tablet) te ayudará a darte cuenta de donde se está escapando tu dinero.

Y no con esto quiero decir que no debas darte ningún gustito especial, al contrario, debes buscar darte esos gustos, pero siempre y cuando sea de manera consciente y en cosas que realmente te brinden satisfacción.

Desde mi punto de vista está igual de mal el que siempre despilfarra el dinero en tonterías, que el que, literal, nunca lo hace.

En este apartado también es importante que verifiques que tus gastos fijos son los adecuados para tu estilo de vida.

Algunos puntos que puedes considerar revisar son los siguientes:

Planes de Teléfono, internet, celular y TV de paga

Revisa periódicamente si el plan con el que cuentas es la mejor opción, muchas veces los proveedores de estos servicios lanzan nuevos planes o paquetes con mejores condiciones o incluso menores precios y simplemente no lo sabemos.

Algunos productos como el teléfono fijo o incluso la TV por cable han pasado a segundo término, valora si para ti siguen siendo importantes o si con tu celular y servicios de streaming puedes sobrevivir. Esta es una forma sencilla de ahorrar mensualmente.

Probablemente incluso hoy no te has dado cuenta de la cantidad de suscripciones mensuales que tienes y puede ser que algunas ni las uses. Spotify, Netflix, Amazon Prime, Claro Video, HBOGo, Cinépolis Click, y la lista podría seguir.

Recuerda que la gran ventaja de este tipo de aplicaciones es que puedes cancelar y reanudar tus suscripciones con un par de clicks. Toma ventaja de esto y paga cuando realmente lo vayas a usar.

Créditos

Realiza un plan detallado para liquidar tus créditos, una de las formas más comunes en las que todos perdemos dinero es a través de intereses excesivos.

Si cuentas con un crédito hipotecario valora el poder refinanciar para obtener una mejor tasa o condiciones más favorables. Te recomiendo ingresar a Bancompara.mx donde los mayores expertos hipotecarios de nuestro país te guiarán para obtener las mejores condiciones de crédito.

Recuerda que el uso desmedido de tarjetas de crédito también te puede generar un aumento considerable en tus gastos. Como siempre te lo digo, las tarjetas de crédito son un medio de pago, no una extensión de tus ingresos.

Los créditos siempre serán una gran herramienta, pero es importante tener una suficiente educación financiera para poder utilizarlos de forma que sigan siendo una herramienta y no se conviertan en una avalancha en un futuro.

Es importante también que consultes periódicamente tu buró de crédito, de esta forma podrás ver tu comportamiento financiero tal cual las instituciones financieras lo ven. A veces es una forma útil de ver toda la información de nuestro crédito consolidada lo que ayuda a tener una visión global y precisa de nuestra situación.

Investiga y se inteligente

¿Quieres comprar una nueva pantalla? Compara y busca el mejor precio, sobre todo en compras considerables es importante nunca te dejes llevar por la primera opción, hoy en día a través de internet no necesitas mas de 15 minutos para comprar precios de cualquier artículo, por lo que no hay pretexto para que puedas ahorrarte unos pesos en este tipo de compras.

Recuerda también que existen algunas épocas mejores que otras para comprar. Es evidente que si quieres comprarte cerca del día de las madres es muy probable que los precios sean más elevados.

Muchas veces los cambios de temporada son buenas oportunidades para hacerte de un buen guardarropa. Igualmente, las ventas especiales que ofrecen las tiendas, así como el famoso Buen Fin y el Hot Sale son buenas oportunidades para realizar compras sobre todo de artículos electrónicos y para el hogar.

Trata de no dejar que los impulsos definan tu comportamiento de compra, recuerda que la intención de las marcas, así como todo su esfuerzo publicitario va enfocado a que sean tus emociones las que te orillen a realizar una compra, sin embargo, como consumidor lo importante es que todas tus compras sean acciones pensadas, razonadas y analizadas. Créeme que de esta forma te podrás ahorrar muchos arrepentimientos posteriores.

No es nada extraño que el ir de shopping sea una experiencia satisfactoria, el comprar como muchas otras cosas en nuestra vida nos produce dopamina, esto lleva a que incluso a un nivel químico y cerebral nuestro cuerpo busque premiarnos por esa sensación de felicidad que nos invade cuando compramos ese par de zapatos. No te dejes vencer por esta engañosa hormona y guíate por el pensamiento analítico.

Comida, diversiones y vacaciones

Te he de confesar que los restaurantes son probablemente mi mayor perdición. Sin embargo, he de reconocer que más de una vez me he sorprendido al analizar la cantidad de dinero que he gastado en comidas fuera de casa.

Al igual que te lo recomiendo para cualquier tipo de compra, la clave es tener conciencia y hacerlo cuando realmente te brinde satisfacción. Por esto trata de evitar las comidas en restaurantes por “practicidad” o porque “no tengo de otra”, si te evitas todas esas comidas de paso es muy probable que además de mejorar tus finanzas mejores también tu salud y condición física.

En cuanto a diversiones, mi consejo no es disminuir, simplemente es importante que busques formas creativas de ahorrar, por ejemplo, hay muchos lugares y museos que ofrecen entradas gratis en ciertos días u horarios, igual aprovecha los descuentos que te puedan dar.

Respecto a las vacaciones, en ocasiones es posible que ya estando de viaje perdamos el piso y caigamos en un gasto excesivo.

La recomendación es que realices un presupuesto diario, siempre habrá cosas difíciles de prever, sin embargo, te servirá como una guía para saber qué tan cerca o lejos te encuentras de tu objetivo inicial.

En el caso de los viajes podrá parecer contradictorio, pero mi recomendación personal siempre será que seas un poco más indulgente que lo que eres realmente; vale mucho más la pena comerte ese gelato en Florencia, que una semana de tu flamante cafecito camino al trabajo. Disfruta de los viajes y trata de gastar en experiencias más allá de cosas materiales como ropa y recuerditos. Recuerda que lo realmente valioso de tu viaje serán los recuerdos con los que te quedes.

Como mencionaba al inicio del artículo tus objetivos financieros deben no solo enfocarse en generar mayores ingresos, si no es optimizar el gasto. No quiero decir en ninguna circunstancia que no disfrutes de la vida o el dinero que con mucho esfuerzo has ganado. Simplemente la clave es ser “consciente” (en el sentido más profundo de la palabra) de las compras y gastos que realices, verás que con este simple hecho seguramente reducirás de manera importante tus egresos.

Por otro lado, si te encuentras en una situación en la que debas modificar tus hábitos de consumo ya sea por la pérdida de tu trabajo, algún imprevisto o simplemente porque hoy te diste cuenta de que las deudas te ahorcan. Estas son medidas que deberás tomar de inmediato. Probablemente tu régimen deba ser mucho más estricto e incluso debas eliminar momentáneamente algunas cosas de tu agenda, como pueden ser las vacaciones o algunos “lujos” extras.

Recuerda que lo primero es ponerte en pie nuevamente y regularizar tus ingresos. Deberás ser más organizado que nunca, y trasmitir este nuevo estilo de vida a tu familia. El cambio y el proceso pueden no ser fáciles, sin embargo, cuando pases este bache, agradecerás el haber tomado este camino.

No temas pedir ayuda a amigos y familiares, e incluso acércate con las instituciones financieras con las que puedas tener adeudos, de esta manera juntos podrán definir un plan que te ayude durante esta etapa a seguir cumpliendo con tus compromisos financieros.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?