Airbnb como inversión hipotecaria

Por Julio Sánchez Azcárate, cofundador y CEO de Bancompara

Como viajero, he comprobado que muchas veces resulta más barato, acogedor y divertido alojarse en un Airbnb que en un hotel tradicional.

Sin embargo, más allá de una opinión como usuario, es increíble que hace 10 años jamás habríamos pensado en una plataforma para encontrar casas, departamentos o habitaciones de otras personas en lugar de un hotel; o que como propietario sería una posibilidad ganar dinero ofreciendo tu casa como hospedaje.

Airbnb no solo transformó la industria hotelera, también generó una gran oportunidad para impulsar la inversión en el sector inmobiliario.

¿Por qué lo digo?

A finales de 2016, un buen amigo solicitó un crédito de tres millones de pesos para adquirir, remodelar y decorar un departamento de dos habitaciones en la colonia Juárez, uno de los barrios con mayor crecimiento inmobiliario en la Ciudad de México. Por el monto, su hipoteca mensual ascendía a 26,000 pesos mensuales, para pagar a 20 años.

En lugar de rentar la propiedad de forma tradicional, mi amigo tuvo una idea: ofrecerlo como espacio de alojamiento en Airbnb, en 1,900 pesos por noche, lo sugerido por la plataforma para un departamento como el suyo.

Para generar una mejor experiencia, complementó la publicación con sugerencias de lugares para comer en los alrededores, así como actividades recreativas.

En promedio, el departamento está ocupado unas cinco noches a la semana. De esta forma obtiene ingresos por 38,000 pesos al mes, el doble de lo que obtendría rentándolo del modo tradicional y casi 50% más de la parcialidad de la hipoteca. Así, podrá liquidar su crédito en menos tiempo.

La experiencia de mi amigo es un buen ejemplo de lo que se puede lograr invirtiendo en un crédito hipotecario y explotarlo a través de la plataforma de Airbnb. Sin embargo, publicar una propiedad en la página no garantiza el éxito. Hay que tomar en cuenta la locación de la propiedad, el volumen del turismo de esa ciudad, así como cumplir con los lineamientos como anfitrión.

Lo cierto es que adquirir un crédito para comprar una propiedad es una muy buena inversión, con un riesgo relativamente bajo, ya que, además de aumentar tu patrimonio, te permite obtener ingresos extra.  

Además, el valor de los bienes inmobiliarios aumenta cada año, independientemente de las mejoras que puedan hacerse, así como de la ciudad y localidad elegida.

Por ello, es importante asesorarse para comparar los diferentes esquemas de crédito que existen en el mercado, y así elegir la mejor tasa de interés para aprovechar las oportunidades de inversión.

Ayuda a tus amigos y familiares a tomar decisiones inteligentes ¡Comparte!

Autor entrada: bancompara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.