Hay cosas que no tienen precio, para todo lo demás...

    Frank X. McNamara cambió la historia de la humanidad una noche de 1949 en Nueva York.

    El señor McNamara cenaba con un grupo de amigos. Cuando se dispuso a pagar la cena se dio cuenta de que no tenía suficiente dinero para saldar la deuda. Tuvo que llamar a su esposa para que le llevara dinero y así poder pagar. El señor McNamara, decidido a no volver a pasar semejante vergüenza, fundó con tres amigos, Ralph Sneider y Alfred Bloomingdale el Diners’ Club, la primera Tarjeta de crédito tal cual la conocemos en nuestros días.

    Aunque ya existían las tarjetas de crédito, en principio sólo funcionaban para el comercio que las expedía, igual a lo que hoy conocemos como tarjetas de crédito departamentales. La innovación de la tarjeta Diners’ Club, fue que era aceptada en varios restaurantes sin que necesariamente tuvieran el mismo propietario.

    El modelo de negocio fue tan exitoso que se expandió no sólo a restaurantes sino a todo tipo de comercios, no sólo en Nueva York, sino en toda la unión americana. Los bancos se vieron rebasados y tuvieron que crear alianzas para poder procesar los pagos. Así nace Master Charge, tiempo después adoptaría el nombre de MarterCard. Me encantaría seguir platicando sobre la historia de las tarjetas pero no es el tema de hoy y mi editora se molestará conmigo. Por eso saltaré hasta nuestros días.

    En México tenemos muchas opciones de tarjetas de crédito y debito, pero pocas veces ponemos atención a qué tipo de red están conectadas. Te invito a que saques tu tarjeta y veas que sello tiene, ¿Visa, MasterCard o American Express? ¿Por qué elegiste esa red o no la elegiste? ¿Sabes qué beneficios tiene para ti?

     

    ¿Visa, MasterCard y American Express son bancos?

    No, no son bancos; bueno, American Express es un hibrido y estaría más cerca de ser un banco. Pero en términos simples son empresas que se dedican a desarrollar los protocolos para procesar pagos a través de tarjetas de crédito. Es decir, facilitan el intercambio de dinero entre bancos, comercios y consumidores. Puede que esto no esté muy claro, me ayudaré de un diagrama para explicar.

    Supongamos que los señores X tienen una tarjeta de crédito expedida por el Banco C. Acuden a un Comercio que tiene una cuenta de cheques en el Banco A. Los señores X pagan con tarjeta de crédito, reciben los bienes o servicios que adquirieron. El comercio procesa el pago con Visa, MarterCard o American Express y recibe un comprobante de pago, posteriormente podrá ir a su banco y recibirá el dinero en efectivo.

    Las empresas que procesaron el método de pago cobrarán una comisión a la entidad financiera, pero es importante entender que esas empresas no te están dando el crédito, sólo proveen la tecnología para procesar el pago, excepto American Express. Aunque Amex, como le suelen decir sus clientes, no es un banco común y corriente, pues no tienen sucursales; proveen del crédito y la tecnología para procesar los pagos.

    El proceso se cierra cuando los señores X pagan al banco que les otorgó la tarjeta de crédito el importe de sus compras en la fecha señalada.

    Ahora que sabemos el papel que juegan las empresas que procesan los pagos cuando utilizas tu tarjeta, podemos hablar sobre sus diferencias a nivel de consumidor y cuál te conviene elegir.

     

    4 factores para elegir entre Visa, MasterCard y American Express

    La mayoría de las personas no elegimos la tarjeta de crédito que utilizamos, simplemente un banco nos la ofrece y la aceptamos. Al menos eso pasa con la primera tarjeta de crédito que utilizamos. Existe una minoría que invierte tiempo en elegir la tarjeta de crédito que más les conviene, pero hasta ahora no he conocido a alguien que elija su tarjeta por la empresa que procesará sus pagos.

    No ocurre por dos razones que he logrado identificar: no conocemos cuáles son esas empresas; ni qué hacen por nosotros los consumidores y cuáles serán los beneficios de adherirnos a una u otra red

    Para entender las diferencias y los beneficios que nos dará usar tarjetas de crédito Visa, MasterCard o American Express, debemos entender su modelo de negocio. Mientras que Visa y MasterCard están enfocados a cubrir la mayor cantidad de negocios posible, American Express sacrifica su cobertura en pro de otorgar un servicio Premium a sus agremiados. Una vez explicado esto, vamos a las diferencias.

     

    1.- Lugares donde podrás usar tu tarjeta.

    Si tu tarjeta tiene el logotipo de Visa o MasterCard, prácticamente podrás pagar en cualquier lugar, incluso en pequeños comercios. Según la página de Visa, tiene afiliados a más de 20 millones de comercios en más de 150 países. Por el contrario, si posees una tarjeta American Express, es probable que la rechacen en muchos lugares.

    Esto se debe a que American Express cobra una comisión más alta a los comercios, cosa que detallaré en el siguiente punto, y a que necesitan una terminal en punto de venta diferente a las que ocupa tanto Visa como MasterCard. Por tanto, se vuelve más caro para el comercio, además no es atractivo, pues pocas personas tienen una tarjeta American Express.

    2.- Comisiones al comerciante.

    Como vimos en el diagrama anterior, cada vez que un cliente utiliza su tarjeta de crédito, la red que procesa el pago cobra una comisión. Comisión que normalmente cubre el comercio, aunque algunos deciden trasladarla al cliente.

    Esta comisión varía según la red que procesa el pago y la cantidad de operaciones que tiene el comercio; no cobrarán lo mismo a un supermercado que a una tienda de conveniencia. Por tanto, este factor es fundamental para que un comercio decida aceptar pago con tarjeta.

    MasterCard cobra entre 1.55% y 2.6% sobre el monto de cada transacción; parecida a la comisión que cobra Visa, cuyo rango está entre 1.43% a 2.4% por transacción; finalmente, está American Express, que cobra entre 2.5% y 3.5% sobre el monto de cada operación.

    American Express justifica el cobro de su comisión diciendo que sus clientes tienen un poder adquisitivo más alto, por tanto, es redituable para el comercio. Sinceramente, no estoy tan seguro, pero si tienes un negocio, evalúa la posibilidad, y si eres consumidor y tienes una tarjeta American Express, te recomiendo siempre cargar con una Visa o MasterCard y no pasar la vergüenza por la que pasó el señor McNamara.

    3.- Oferta de tarjetas.

    Visa o MasterCard no emiten tarjetas, dependen de las alianzas que tienen con las entidades crediticias. En México tienen alianza con todos los bancos, incluso el mismo banco puede ofrecerte tarjetas con Visa o MasterCard. Esto significa que con estas dos redes puedes elegir la tarjeta con el banco que más te convenga, ya sea por su tasa de interés, costo de anualidad o cercanía con el banco.

    American Express expide sus tarjetas, y aunque en los últimos años ha hecho un esfuerzo por aumentar la cantidad, sigue siendo limitada. Además, sus tarjetas más importantes son las tarjetas de cargo, es decir, las que deben ser pagadas por completo al finalizar el mes y que sólo poseen algunas personas.

    4.- Beneficios complementarios.

    Este es un tema poco conocido y por eso lo deje al final, como premio a los que siguen leyendo este articulo. Normalmente conocemos los beneficios que te da una tarjeta de crédito, por ejemplo, meses sin intereses, puntos/dinero en recompensa por tus compras o descuentos en ciertos comercios, pero estos beneficios normalmente los provee el banco. Sin embargo, la red que procesa tus pagos también tiene beneficios, aunque estos dependerán de la categoría de la tarjeta de crédito, categoría que está determinada por tu límite de crédito, por ejemplo, clásica, oro, black, platinum, etc.

     

    Beneficios de Visa y MasterCard

    Los beneficios de estas empresas los pongo juntos porque son similares, dado que van a un mismo tipo de cliente.

    • Ascensos de categoría. En vuelos o incluso en habitaciones de hotel, puedes ser beneficiado al recibir un trato VIP al costo de una categoría inferior.
    • Accesos a redes Wi-Fi. En muchos hoteles restringen el acceso del Wi-Fi a unos cuantos MB; tanto Visa como MasterCard ofrecen Wi-Fi a sus clientes sin restricciones.
    • Seguros de viajero. Estos seguros son muy variados, pueden cubrir el reembolso por vuelos cancelados, perdida de maletas e incluso seguros médicos.
    • Seguro por alquiler de vehículos. Cuando se alquila un auto, el costo más importante es el del seguro, no obstante, podrías pedirle al proveedor que no te cargue el costo del seguro, pues la red que procesa tus pagos ya te respalda con un seguro de este tipo, así podrás ahorrar un poco de dinero.
    • Protección contra fraudes. Uno de los temas en los que más invierten estas empresas es en los sistemas de seguridad, por tanto, si eres victima de alguna estafa o clonación de tarjeta, es probable que tanto Visa como MasteCard cubran el costo de la estafa.

    Además, ofrecen muchos descuentos en diversos comercios. Para conocer más te invito a que visites su página y obtengas todos los beneficios. Te dejo las ligas aquí abajo.

    https://www.visa.com.mx/es_mx/promociones/

    https://www.mastercard.com.mx/es-mx/consumidores/conozca-nuestras-ofertas-y-promociones.html

     

    Beneficios de American Express

    American Express se destaca por su servicio Premium y se nota desde el momento en que haces uso de su servicio al cliente. Además, los beneficios están enfocados a que sus clientes vivan experiencias de lujo, por ejemplo, eventos exclusivos, acceso a salas de espera VIP en aeropuertos y el servicio de concierge.

    Sí, el servicio de concierge es inigualable, no importa en qué parte del mundo estés, puedes pedir reservaciones a restaurantes, teatros, conciertos y el concierge hará todo por sorprenderte.

    El tema de la seguridad es muy bueno, tienen uno de los mejores sistemas preventivos para detectar fraudes. Por último, sus tarjetas de cargos no tienen un límite de gasto preestablecido, por lo que no tendrás que preocuparte de si alcanzas a cubrir el gasto con tu tarjeta.

     

    Conclusiones sobre Visa, Mastercard y AMEX

    En cuanto a Visa y MasterCard, encontrarás muchas opciones, desde tarjetas Black o Platinum que te asegurarán muchos beneficios, hasta tarjetas que no te cobran anualidad, aunque puede que los beneficios se limiten a descuentos en ciertos comercios, lo cual no es nada despreciable, además puedes mezclar programas de recompensas.

    Si quieres acceder a una tarjeta American Express tendrás que hacer un desembolso de por lo menos 2 mil pesos por la anualidad, pero los servicios y experiencias que te ofrecen bien valen la pena si tienes un estilo de vida de sibarita.

    Espero que este articulo te haya servido y no olvides seguir visitando el blog de Bancompara, pues estoy convencido de que la educación financiera es uno de los pilares sobre los cuales se construye el bienestar de nuestra familia.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?