Llega a enero sin remordimientos.

    Las luces, los sonidos, los olores, todo nos indica que, como dice la canción, “It’s beginning to look a lot like Christmas”, y esto, por triste que pueda ser, en la actualidad parece más un símbolo inequívoco de un consumismo desmedido.

    Y no te culpo, la verdad es que ir a un centro comercial adornado de navidad con los ríos de gente y los adornos, puede ser una experiencia muy atractiva para muchos de nosotros. Especialmente cuando te acaban de depositar el ansiado aguinaldo.

    El aguinaldo es una prestación prevista para todos los trabajadores en la Ley Federal del trabajo desde el año de 1970, y consiste en un pago mínimo de 15 días de trabajo, en caso de que hayas laborado el año completo.

    En muchas empresas, sobre todo en lo que respecta a empleados de confianza, esta cantidad puede ser mayor, sin embargo, dependerá de la empresa y del contrato laboral que tengas. Lo importante es que, en cualquier caso, esta prestación deberá ser cubierta por la empresa antes del 20 de diciembre.

    Esto nos da la posibilidad de dar un empujón a Santa y a los Reyes Magos, además de comprar algunos gustitos que durante el resto del año pudieran parecer inaccesibles.

    Aunque es difícil contenerse, el día de hoy te voy a platicar sobre 10 alternativas para invertir tu aguinaldo de forma que no esperes al primero de enero para enderezar tu vida financiera.

     

    1. ¿Y si no lo gastas?

    La primera posibilidad es simplemente no gastarlo, puede parecer obvio, pero el problema es que, a muchas personas acostumbradas a dejar el cupo de la tarjeta en cero, el saber qué hay dinero disponible pareciera que es el indicador para gastar más.

    Muchos bancos, como BBVA, te permiten crear apartados como un mecanismo para organizar tu dinero, de esta forma podrías crear un apartado para que al menos psicológicamente parezca que es dinero comprometido. Recuerda que estas funcionalidades solo son con el fin de tener una mejor administración, por lo que en caso de un imprevisto tus recursos estarán disponibles para que puedas utilizarlos de manera inmediata.

    Banorte, por ejemplo, tiene una campaña este año en la que te invita a comprometerte a ahorrar un porcentaje de tu aguinaldo para que, una vez que lo recibas, de manera automática se reserve con este fin.

    Estas iniciativas de los bancos son un signo de responsabilidad para con sus clientes, lo cual hay que reconocer. Déjate ayudar por tu banco, este puede ser un muy buen primer paso para una economía más estable el próximo año.

     

    2. Gástalo en cosas que valgan la pena

    No un nuevo iPhone, ni un montón de ropa. Si estás decidido a gastar tu aguinaldo, lo mejor es que lo hagas de manera consiente y, sobre todo, en cosas que valgan la pena.

    Una buena opción podría ser realizar reparaciones en tu hogar. En ocasiones es complicado hacer reparaciones o mejoras en tu hogar, dado que necesitas contar con el capital suficiente en corto tiempo para llevarlas a cabo, sin embargo, el aguinaldo puede ser una buena oportunidad de darle una manita de pintura, cambiar el calentador o realizar alguna otra mejora. Recuerda que una casa que se descuida puede incluso perder su valor, por lo que ésta es una inversión que hace sentido financieramente, además, por supuesto, a todos nos gusta tener una casa en buenas condiciones.

    Otra alternativa puede ser adquirir algún activo, como un electrodoméstico o un automóvil, pese que a que la depreciación de estos artículos es importante, puede ser un buen momento para evitar caer en un endeudamiento excesivo, aprovechando el aguinaldo para dar un enganche mayor.

     

    3. Pagarés u otros mecanismos sencillos de inversión

    Como ya te habrás dado cuenta, en esta temporada la gran mayoría de las instituciones bancarias ofrecen pagarés o depósitos a plazo para que puedas tener una alternativa sencilla de inversión.

    Con estos instrumentos puedes elegir entre diversas opciones de plazos para invertir tu dinero a cambio de un interés.

    Es importante que sepas que en los contratos a plazo no tendrás oportunidad de disponer de tus recursos inclusive si tienes una emergencia, por lo que, si no cuentas con un fondo adicional, será importante ser conservador en el plazo que elijas.

    Otro punto importante que debes considerar es que las tasas de interés que ves en la publicidad, por lo que si tu plazo es menor a un año, el porcentaje que obtendrás será menor. Definitivamente no generarás rendimientos para volverte rico, pero será una forma de “obligarte” a ahorrar. Si no tienes el hábito, definitivamente es de las mejores alternativas.

     

    4. Paga deudas

    Partiendo de que este no es un ranking por nivel de recomendación, considera siempre que el liquidar deudas es una excelente alternativa para usar tu aguinaldo.

    Puede ser que durante el año hallas tenido algún imprevisto, o incluso que las compras se te salieron de control, no importa cuál sea la razón, si para estas alturas tienes un saldo pendiente en tu tarjeta de crédito, piensa que no hay mejor ahorro que eliminar gastos absurdos, entre ellos principalmente los altos intereses que te pueden llegar a cobrar.

     

    5. Inversiones

    Hoy en día muchas casas de bolsa cuentan con esquemas con requisitos mínimos para que puedas comenzar a invertir en bolsa, algunas desde $10,000 , o incluso menos, te permiten comenzar tu camino en el apasionante mundo de los mercados financieros.

    Kuspit, Activer o GBM son algunas de las empresas que ofrecen plataformas en línea para comenzar a manejar tus inversiones. Recuerda que es muy importante informarte y estudiar al respecto, esto garantizará que tus inversiones vayan por buen rumbo.

    Todas estas casas de bolsa ofrecen información, tutoriales e incluso minicursos para que aprendas lo básico y puedas comenzar a invertir.

    Si buscas rendimientos atractivos y te gusta el riesgo, esta puede ser una gran alternativa para ti.

     

    6. ¡Dona una parte!

    Qué mejor época que las fechas decembrinas para pensar en los demás, puede ser que tengas una causa favorita o que nunca lo hayas hecho, pero opciones hay muchas; asilos, orfanatos, hospitales, animales o simplemente ayudar a tus padres. Dar a los demás es algo que nunca te dejará un sentimiento de vacío.

    Inténtalo y este año destina una parte de tu aguinaldo para hacer felices a los menos favorecidos, ya sea que creas en el karma, en Dios, o simplemente en hacer el bien, este puede ser el momento.

     

    7. Inicia un pequeño negocio

    Seguramente no comenzarás una gran fábrica con tu aguinaldo, pero definitivamente te puede ayudar a empezar ese pequeño negocio que has estado soñando.

    Ya sea que pienses en abrir una tienda en línea o que estés interesado en otro tipo de negocio, recuerda que la base del comercio es comprar barato y vender a un precio mayor, seguramente algo se te ocurrirá para comenzar con tu carrera de emprendedor.

    No es necesario abandonar tu trabajo actual, pero estarás de acuerdo conmigo en que un ingreso adicional no le cae mal a nadie.

     

    8. Crowdfunding

    Hoy en día hay muchas plataformas de crowdfunding que te permiten realizar préstamos o inversiones con pequeñas cantidades. Ya sea que quieras realizar préstamos P2P o formar parte de una inversión para la construcción de un edificio de departamentos, estas plataformas abren el universo a los pequeños inversionistas.

    Prestadero o M2crowd son plataformas que te permiten con montos pequeños invertir tu dinero con rendimientos más que atractivos. Échales un ojo y verás qué hay algún esquema para ti.

     

    9. Seguros

    Tal vez nunca lo habías pensado, pero el aguinaldo puede ser una buena forma de hacerte con un seguro de gastos médicos o de vida para el siguiente año.

    Hombre prevenido vale por dos, y la verdad es que no hay nadie más prevenido que quien cuenta con un seguro.

    Aprovecha este ingreso adicional y paga tu póliza de seguro, de esta forma estás comprando tranquilidad que, hasta donde yo sé, no tiene precio.

     

    10. Viajar

    Por último, si tu situación es un poco más holgada y puedes aprovechar este dinero para darte un gusto, mi primera recomendación sería que lo ocupes para viajar.

    Ya sea que quieras conocer nuestro país o ir al otro lado del mundo, el viajar es la mejor forma de abrir tu perspectiva y hasta de conocerte más a ti mismo.

    Pese a que muchas personas podrían argumentar que es un gasto innecesario, recuerda siempre que tarde o temprano lo más importante que tendrás en tu vida son los recuerdos de los momentos vividos, así que, si puedes, aprovecha; seguramente tampoco te arrepentirás.

    Por último, quiero aprovechar para recomendarte Bancompara.mx. Estrenar casa puede ser una fantástica forma de iniciar el nuevo año y, con ellos, obtendrás toda la asesoría necesaria para hacerte con la mejor alternativa de crédito hipotecario. Adicionalmente, tendrás su apoyo durante el proceso de contratación del crédito; y lo mejor de todo, no te cuesta nada.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?