Ninguno de estos consejos te cambiará la vida por sí solo, pero pueden marcar una gran diferencia con el tiempo.

No importa cómo esté tu situación financiera, necesitas hacerte consciente de que en un abrir y cerrar de ojos a cualquiera le puede cambiar la vida y con ello su poder adquisitivo. Por eso recomiendo ser previsor y ahorrar dinero. A veces, todo lo que necesitas es dar el primer paso en la dirección correcta para que las cosas se muevan a tu favor. Pero, como en la mayoría de las cosas, a veces ese primer paso es el más difícil.

Por eso te comparto esta lista de 10 formas para ahorrar dinero desde hoy. Ninguno de estos consejos te cambiará la vida por sí solo, pero pueden marcar una gran diferencia con el tiempo si pudieras implementar más de uno. Algunas de estas sugerencias toman solo unos minutos, mientras que otras requieren un poco de esfuerzo y disciplina. Aún así, he buscado que sean eficaces, simples y que cualquiera pueda hacerlas.

 

Lee también: ¿Cómo ahorramos los mexicanos?

 

Obviamente, no todos estos consejos son aplicables para todas las personas. Simplemente revisa la lista, encuentra las que te sean más fáciles de ejecutar, y utilízalas. Cuando lo hagas, descubrirás que podrás ahorrar más dinero del que creíste posible.

1.Pon atención a tus cuentas bancarias.

Probablemente estés pagando una tarifa mensual por tu cuenta corriente o cuenta de ahorros; investigar algunas ofertas bancarias te beneficiará. Algunos bancos no te piden que mantengas un saldo mínimo ni te cobran por hacer transacciones financieras por internet. Trata de mover tus cuentas a estos bancos, pues te ahorrarás mucho dinero en cobro de comisiones y también al no tener que ir a la sucursal por cada transacción que quieras realizar. Hacer movimientos bancarios a través de las plataformas digitales que ofrecen los bancos es muy seguro, cómodo y barato.

Revisa el estado de cuenta de tus tarjetas de crédito, no sólo te fijes en la tasa de interés que te están cobrando, también observa el Costo Anual Total (CAT), pues este costo toma en cuenta las comisiones y tendrás una idea más clara de cuánto cuesta tener esa tarjeta. Si estás pagando mucho por tus tarjetas de crédito, es importante saber que tienes algún margen para negociar, siempre y cuando haya realizado tus pagos puntualmente. No solo tienes derecho a negociar la tasa de interés actual con el emisor de la tarjeta de crédito, sino que también tienes la posibilidad de transferir tu saldo a una tarjeta completamente diferente. De hecho, esa es quizás tu mayor palanca negociadora.

Comienza por llamar al emisor de la tarjeta al número que se encuentra en el reverso y explica tu solicitud. Si no logras ningún progreso con ellos, considera la transferencia del saldo para encontrar una tarjeta que sea más barata y que te ayude a ahorrar cientos, quizá miles de pesos en el largo plazo.

2.Canales de televisión.

Muchas veces contratamos canales de televisión adicionales y no siempre los vemos. Te platicaré mi caso. Me gustan las carreras de Fórmula 1, sólo las transmiten por un canal exclusivo, ósea que tengo que pagar un costo adicional al servicio de cable que ya tengo, $175 pesos mensuales, para ser exactos. Pero la temporada de Fórmula 1 es de marzo a noviembre. Por tanto, cancelo esos canales en diciembre, enero y febrero. Revisa qué paquetes tienes y cada cuándo los ves, tal vez puedas ahorrar un poco de dinero.

3.La regla de los 30 días.

Esta regla consiste en esperar 30 días para decidir sobre una compra, esta es una excelente manera de tomar una buena decisión y evitar las compras impulsivas. Evita la gratificación instantánea, es una de las reglas más importantes de las finanzas personales.

Cuando haces uso de esta regla, es decir, cuando han transcurrido los 30 días de análisis de un producto y descubres que realmente no lo requerías, verás que la necesidad de comprar ha desaparecido y que te has ahorrado algo de dinero simplemente por esperar. De todos modos, si estás en un supermercado o tienda departamental, esperar un momento puede darte una mejor perspectiva de si realmente vale la pena gastar ese dinero.

4.Recibe a tus amigos en lugar de salir.

Salir a comer o por unos drinks a algún bar tiene el inconveniente de destruir completamente tanto tu presupuesto de comida como el presupuesto de entretenimiento en una sola salida. No importa qué, siempre es más barato quedarse con amigos en casa y crear tu propio entretenimiento.

En lugar de quedar en alguna parte, organiza una cena con tus amigos en casa. Pueden jugar algo divertido, también puedes crear un maratón de películas, las opciones son infinitas. Todos ahorrarán dinero y estrecharan sus lazos de amistad.

5.Limpia tu armario.

Revisa tus armarios, el cuartito de la azotea y cualquier rincón de tu casa donde acostumbras botar objetos, encuentra cualquier cosa, todo lo que ya no uses. Entonces, no solo te deshagas de ellos, utilízalos para tu beneficio.

Puedes tener una venta de garaje, vender en mercado libre, por facebook, llevar las cosas a una tienda de consignación o incluso donar. Infórmate, puedes obtener deducción de impuestos por donaciones. Todas estas opciones pueden convertir cosas viejas que ya no usas en dinero contante y sonante en tu bolsillo. No solo eso, a menudo hacer esto se utiliza como un ejercicio sicológico, pues al limpiar tus armarios, limpias tu mente.

6.Club de precios vs supermercados.

Este es un tema controvertido y supongo que depende en gran medida del número de miembros de una familia y de su estilo de vida. En los supermercados encontrarás ofertas que buscan beneficiar la rotación de ciertos productos; por otra parte, el objetivo de un club de precios es ofrecer productos a un bajo costo en una presentación a granel.

Personalmente, no soy partidario de los clubes de precios, pues creo que te descapitalizan, exige del comprador tener un lugar de almacenamiento y fomentan el consumo. Por otro lado, los supermercados ofrecen días especiales de descuento que si los aprovechas podrán ser de mucha utilidad. Mi recomendación en este caso es que te cuestiones si el lugar donde realizas tus compras y la manera en la que lo haces es la adecuada para ti.

7.Haz de comer por semana.

Todos sabemos que los guisos hechos en casa son platos agradables y fáciles de preparar. Puedes planear cocinar los fines de semana y en lugar de hacer sólo un guiso, haz cuatro y coloca los otros tres en el congelador. Luego, cuando necesites una comida rápida, puedes tomar uno de esos guisos preparados y simplemente calentarlo.

Cocinar de esta manera te permite comprar los ingredientes en el mercado o bien aprovechar el día en que los supermercados ofrecen descuentos para los productos alimenticios. Además, tener varios guisos en el congelador hace que sea menos probable que recurras a la comida rápida o la comida chatarra cuando tienes prisa.

8.Instala lámparas CFL o LED.

Las bombillas de bajo consumo podrán costar un poco más inicialmente, pero tienen una vida útil mucho más larga que las bombillas incandescentes normales y consumen mucha menos electricidad. Puede ser difícil decidir qué tipo de bombilla utilizar, pero cualquiera de los dos tipos, fluorescentes o led, probablemente será una mejora frente lo que estés usando ahora.

Las lámparas fluorescentes utilizan una cuarta parte de la energía de las bombillas incandescentes y duran años, son la siguiente opción más barata después de las bombillas tradicionales. Pero también tienen algunos inconvenientes: tardan un poco en calentarse a pleno brillo y también contienen una pequeña cantidad de mercurio.

Por otra parte, existen muchos tipos de lámparas LED, tendrás que invertir tiempo para saber cuál comprar, y también son más caras, sin embargo, están bajando sus precios constantemente. Son la mejor opción de iluminación disponible: se encienden al instante, son aún más eficientes que las fluorescentes, producen un brillo cálido, no producen calor y pueden durar décadas.

No es necesario que remplaces todas las lámparas de tu casa a la vez, esto supondría una inversión importante. Puedes hacer el cambio de cuatro o cinco lámparas, las más usadas. La próxima vez que llegue la factura de energía eléctrica verás que ahorraste una buena cantidad de dinero.

9.Infla tus llantas.

Cuando las llantas de tu coche están por debajo de la presión recomendada por el fabricante, se desgastan más y el auto gasta más gasolina por kilometro recorrido. La mayoría de las personas no revisa la presión de las llantas de su coche. Simplemente con inflar los neumáticos puedes mejorar el consumo de gasolina de tu auto. Además alargarás la vida útil de los neumáticos.

Para saber a qué presión debes inflar los neumáticos consulta el manual de tu automóvil; algunos modelos tienen esta información en la puerta del conductor. Puedes inflar las llantas de tu auto en cualquier gasolinera, acostumbran tener un medidor de presión de aire y la persona que te atiende en la estación lo puede hacer a cambio de una propina.

10.Conecta tus aparatos electrónicos a una tira de energía.

Las tiras que cuentan con múltiples conectores te permiten cortar la energía de todos tus gadgets con un solo botón para reducir las fugas de energía, además protegen tus aparatos contra variaciones del voltaje. Si tienes una estación de trabajo conectada a una tira de energía, con un botón apagarás la computadora, el monitor, la impresora y el escáner, por ejemplo.

Puedes hacer lo mismo con tu centro de entretenimiento: conectar en una tira de energía el televisor, el decodificador de cable o satélite, al igual que la consola de videojuegos, el reproductor de DVD, puede reducir significativamente tu factura de energía.

Un punto extra. Lanza una bola de boliche a las deudas y derríbalas.

Todos necesitan un plan para salir de las deudas, así que siéntate y diseña uno, planea en qué orden pagarás las deudas. El simple hecho de tener un plan aumenta la posibilidad de llevarlo a cabo. Pagar las deudas antes de tiempo es una de las formas más seguras de poner dinero en tu bolsillo en el largo plazo y quitarte estrés.

No dejes de visitar el blog de Bancompara, siempre tenemos consejos para que saques el mayor provecho a tu dinero.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?