Cuídate al comprar sin intereses.

¿Quién no ha disfrutado de la gran promoción del pago a meses sin intereses? Es una de las mejores maneras de adquirir un producto, que normalmente no podrías solventar, con facilidades y sin pagar un centavo más del precio original… o al menos ese es el plan. Pero, ¿qué pasa si no pagamos nuestras compras a meses sin intereses?

 

Lee también: Tarjetas de crédito. ¿amor, temor u odio?

 

Historia de la vida real

Hace algunos años, mi televisor dejó de funcionar y necesitaba uno nuevo, así que esperé a que llegara el tan sonado “Buen fin” en donde hay promociones que van desde descuentos importantes hasta pago a meses sin intereses en muchos productos y servicios. Yo quería obtener los mejores beneficios, por lo que fui al centro comercial y finalmente compré mi televisor nuevo, entre otras cosas. Al tener acceso a tantos descuentos y facilidades, se me hizo fácil comprar una cosilla por aquí, y otra cosilla por allá, todo a meses sin intereses: ¡una ganga!

Lo que nunca contemplé es que, cuando llegó mi estado de cuenta, noté que mi tarjeta de crédito estaba a tope ¿como era eso posible? ¡ninguna compra se hizo en una parcialidad! y es que nunca contemplé que la suma de todas las parcialidades daba una cantidad que definitivamente no podía solventar en la fecha estipulada en este documento. Entonces no pude hacer otra cosa que pagar el mínimo, a veces un poco más, pero nunca la cantidad total para no pagar intereses. Obviamente, esto me llevó a pagar más intereses, ya que cada una de las compras hechas con la tarjeta, al no ser pagadas en su totalidad, se hicieron más y más caras.

¿Sabes? Esto le puede pasar a cualquiera, es por ello que, para que no te pase como a mi, en este artículo te voy a contar cuales son los 3 riesgos ocultos de los meses sin intereses.

¿Qué son los meses sin intereses?

Creo que todos sabemos cómo funcionan las promociones de pago a meses sin intereses, sin embargo, a veces nos llevamos sorpresas.

Cuando acudimos a una tienda y obtenemos un producto o servicio a meses sin intereses, significa que lo que tu compres con tu tarjeta de crédito puede ser pagado en 6, 12, o 24 y hasta 48 mensualidades sin ningún cargo extra.

Hagamos un paréntesis, ¿sabes lo que representan los intereses en tus compras?

Los intereses son el precio que se paga por hacer uso de una cantidad de dinero que te presta la institución bancaria. Al adquirir una tarjeta de crédito es importante preguntar acerca del porcentaje de interés que maneja, así como el CAT (Costo Anual Total) que representa los intereses y las comisiones acumulados por un periodo de un año.

Es por ello que debemos pensar en este pago antes de usar la tarjeta de crédito para hacer cualquier compra, ya sea con o sin la facilidad de diferir tus pagos a meses.

Riesgos de los meses sin intereses

Todo suena muy bien cuando el artículo que quieres comprar se puede pagar en cómodas mensualidades y prácticamente tendrás que destinar una cantidad mínima de dinero mensualmente, sin embargo, existen riesgos ocultos en la promoción de pago a meses sin intereses, estos son algunos:

1. Cúmulo de pagos a meses sin intereses


Como expuse en el ejemplo, Historia de la vida real, es muy fácil salirse de control planeando la compra de un solo producto y terminar comprando varios a meses sin intereses. Esto representa un desbalance en tus finanzas y un gran riesgo para tu solvencia.

Antes de hacer varias compras a meses sin intereses te recomiendo que lleves un control de los pagos que ya haces en mensualidades. Si notas que la cantidad resultante de la suma de todos los gastos a meses tiene un porcentaje mayor al 30% de tus gastos, estas en un gran riesgo de endeudamiento. Recuerda que gastar en pequeños plazos te puede costar muy caro.

2. Los intereses

Sí, sé lo que estás pensando, estamos hablando de la modalidad de compras a meses “sin intereses” pero ese es justo uno de los riesgos ocultos de este tipo de obtención de productos o servicios, y te voy a explicar por qué.

Como te comenté en el punto anterior, cuando tú haces una compra a meses sin intereses, todo puede estar bajo control. Sin embargo, cuando ya tienes muchas compras para pagar en meses a un grado tal que tu compromiso de pago, de acuerdo con tu estado de cuenta, es demasiado alto para ser solventado sin comprometer el pago de tus egresos fijos, entonces has caído en uno de los riesgos de esta “facilidad” de adquisición.

Cuando el pago de tu tarjeta de crédito llega a un límite máximo, lo más probable es que no puedas pagar la cantidad total comprometida, lo que te orillará a pagar una cantidad menor o, incluso, la cantidad mínima especificada en tu estado de cuenta. Te recuerdo que, al pagar solo la cantidad mínima, estarás cumpliendo con tu compromiso y evitando que tu historial crediticio se vea afectado en Buró de Crédito, sin embargo, el pago de intereses por no pagar el monto total es inevitable.

Desgraciadamente, si este es tu caso, las compras hechas a meses sin intereses resultaron tener más intereses de lo esperado. Es por ello que te recomiendo ser cuidadoso y precavido en el momento de aventurarte a hacer varias compras a meses “sin intereses”

3. Las compras a meses sin intereses, catalogadas como gastos hormiga

¿Sabes lo que son los gastos hormiga? son todos aquellos gastos que puedes no contemplar en tu lista de egresos, pero que están ahí y son más regulares de lo que piensas. Los gastos hormiga pueden ser desde las compras en la tienda de la esquina, el café de la mañana, hasta las propinas en restaurantes, estacionamientos y supermercados.

Ahora bien, existen ocasiones en las que los pagos a meses sin intereses son catalogados como gastos hormiga, ya que, al comprar con esta modalidad, sentimos que la cantidad es tan pequeña que no amerita considerarla dentro de nuestro balance mensual. Sin embargo, este es un error que se comete con regularidad y que debe ser corregido. Una vez hecha la compra a meses, deberás contemplarla en tu lista de egresos por el número de meses que te has comprometido a pagar.

¡Sácale provecho a los meses sin intereses!

La información que les acabo de compartir nos habla de los inconvenientes o riesgos de los meses sin intereses, sin embargo, también existen beneficios siempre y cuando realices tus compras de manera inteligente, estas son mis recomendaciones para ti:

¿En verdad necesitas el producto que comprarás a meses sin intereses?

Esta es la primer pregunta que debes hacerte antes de adquirir un producto o servicio a meses sin intereses. De todas las cosas que planeas comprar, piensa en las que son indispensables o necesarias para ti o tu familia, recuerda que al final del periodo tendrás que cubrir todos los pequeños pagos hechos con esta modalidad. Si estas adquiriendo algo que de otra forma no habrías podido comprar o resulta una muy buena oportunidad, entonces estarás haciendo una muy buena compra y con una modalidad que se ajusta perfecto a tus necesidades.

¿Tienes suficiente solvencia para pagar el total de tus compras en meses con intereses?

No te aventures y compres por la facilidad de los pagos. Primero debes revisar la salud de tus finanzas y analizar si tu ingreso te permitirá solventar tus egresos más el pago de tu mensualidad en compras a meses. Esta es una manera de hacerlo:

1. Anota tu ingreso neto, el ingreso neto es la cantidad de dinero que recibes regularmente después del pago de impuestos.

2. Haz una lista completa de tus egresos fijos y suma todas las cantidades, no olvides ninguno.
3. Resta la segunda cantidad de la primera.
4. Lo ideal es que la cantidad resultante no sea menor al 30% del ingreso total, si es así, te aconsejo que pienses detenidamente acerca de la cantidad de tu ingreso que comprometerás en compras a meses sin intereses, podrías estar comprometiendo el pago de tus egresos y poniendo en riesgo tus finanzas.
5. Ten cuidado y no te confíes si tienes esta cantidad disponible. Lo ideal es que nunca satures tu tarjeta de crédito. Toma en cuenta que de esta manera tendrás que pagar más en intereses de lo que planeabas.

 

Ahora bien, si tu balance te permite hacer algunas compras a meses, aprovecha para obtener aquel producto o servicio con esta modalidad y disfruta de sus bondades.

Como puedes ver, los meses sin intereses pueden resultar una muy buena oportunidad de adquirir productos que normalmente no estarían a tu alcance, solo debemos ser cuidadosos, y sobre todo, conocer nuestras finanzas.

Si te interesa conocer más acerca de las facilidades que te ofrecen las tarjetas de crédito, te invito a entrar al blog de Bancompara.mx en donde encontrarás toda la información acerca de este y otros temas de interés. En Bancompara.mx también te orientamos en caso de requerir un crédito hipotecario, entra y entérate de la mejor manera de obtenerlo.

 

También te puede interesar.

¿MIEDO A PAGAR CON TARJETA DE CRÉDITO POR INTERNET? 10 OPCIONES PARA COMPRAR EN LÍNEA SIN UNA TARJETA

¿CUÁNDO REFINANCIAR UNA DEUDA DE TARJETA DE CRÉDITO?

MESES SIN INTERESES Y SIN ESTRÉS.

 

 

 

 

 

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?