Disfruto escribir porque es la manera más eficaz y honesta que encuentro para compartir lo que aprendo; y me gusta aprender de las biografías.

    Me gusta porque veo a la persona que hay detrás del éxito, pues cuando vemos a una persona exitosa a veces se nos olvida el proceso por el cual pasó para lograr ese éxito. Las noches de desvelo, los sacrificios, incluso los defectos u obsesiones que formaron su carácter e hicieron posible que lograra su meta. Por eso y porque también me gusta el DatoChapoy.

    Además, las biografías me resultan inspiradoras y me motivan a seguir trabajando y ser mejor persona. Por esa razón decidí escribir sobre personas que han logrado ganar dinero y cómo lo hicieron.

    No escribiré sobre los más ricos necesariamente, sino sobre personas que admiro por la manera en que formaron su fortuna. Porque he de confesar que no admiro a las personas millonarias por el simple hecho de serlo. Admiro a los empresarios que fueron creativos, innovaron y cambiaron la vida de mucha gente, a esas personas dedico este texto.

     

    Un milagro y mucho trabajo

    Mujer, divorciada dos veces, con tres hijos, 31 años, sin estudios profesionales, sin trabajo, sin dinero y que lo único que acumulaba eran deudas. A Erin Brockvich sólo la podía salvar de su miseria un milagro y mucho trabajo.

    Un día tuvo un accidente automovilístico contra un Mercedes-Benz, demandó al conductor, tal vez buscando algo de dinero o algo de justicia que la vida le debía. El caso fracasó, pero el abogado que llevó su caso le dio empleo para que cubriera sus honorarios y tuviera un ingreso que le permitiera vivir. Desempeñándose como archivadora, descubrió un delicado caso de agua contaminada generado por la planta de energía Pacific Gas & Electric (PG&E), la cual afectaba la salud de los habitantes de la comunidad de Hinkley.

    Sin instrucción legal y poco presupuesto Erin emprendió una exhaustiva investigación para fincar un caso solido contra la planta de energía PG&E. Además se hizo cercana a los habitantes de Hinckley, lo cual resulto crucial para ganar la batalla ante un gigante como lo es PG&E.

    La querella le costó a la empresa 333 millones de dólares de indemnización para los habitantes de Hinckley. La indemnización se distribuyó entre las víctimas, pero también representó dinero y prestigio para la firma de abogados para la cual trabajaba Erin.

    Ganar el caso contra PG&E cambió la vida de Erin. En su empleo de archivadora ganaba 22 mil dólares al año, sueldo apenas suficiente para solventar los gastos de ella y sus tres hijos.

    Después del veredicto, el despacho de abogados otorgó una compensación a Erin por dos millones de dólares y le dio el cargo de jefe de investigación de la firma de abogados Masry and Vititoe.

    La vida de Erin fue interpretada en el cine por Julia Roberts, con gran éxito. Por supuesto, el pago de derechos por llevar su vida al cine significó otra fuente de ingreso para Erin, quien ahora vive en una lujosa mansión frente al mar en Santa Mónica, California.

     

    El mago que salvo a su creadora

    Joanne Kathleen Rowling nació en 1965 en la localidad británica de Chipping Sodbury. Desde niña se aficionó a leer novelas para adultos, además, mostró habilidades para escribir. Su padre, Peter, era ingeniero de la compañía Rolls-Royce, esto implicaba cambiar de residencia con cierta frecuencia, por lo que Joanne tuvo una infancia nómada. Este hecho es crucial, pues tuvo muchos amigos que le sirvieron como inspiración para crear personajes en sus textos.

    A los seis años dio vida a su primer héroe en un cuento titulado Rabbit. Disfrutaba contar historias a sus compañeros de escuela. En la adolescencia escribió muchos textos, aunque nunca se atrevió a publicarlos.

    Estudió francés en la Universidad de Exeter, con miras a conseguir un empleo como secretaria bilingüe. Después de algunas experiencias laborales, descubrió que la rutina de una oficina no era buena para ella. Decidió mudarse a Portugal para enseñar inglés. Disfrutaba su trabajo como maestra, pero sobre todo disfrutaba tener tiempo para escribir.

    En Lisboa conoció a un hombre, se casaron y tuvieron una niña, sin embargo, su matrimonió no prospero. Divorciada, madre de una niña pequeña, viviendo sola en un país que no era el suyo y con problemas económicos, J. K. Rowling, regresa a Gran Bretaña con el firme propósito de terminar y publicar una novela sobre un tal Harry Potter.

    Pero las cosas no fueron simples. Varias editoriales rechazaron publicar el manuscrito de Harry Potter y la piedra filosofal. Joanne vivía con el dinero de una pensión que le otorgaba el estado por desempleo. Hasta que en 1997 la editorial Bloomsbury aceptó publicar el libro. Pocos meses después Joanne recibió una suma importante de dinero por los derechos de su novela, que sería publicada en Estados Unidos, pero el gran éxito económico llegó cuando una productora decidió hacer la adaptación de la saga de Harry Potter para el cine.

    J. K. Rowling, la mujer que atrajo a muchos niños y adolescentes a la lectura ha sido condecorada con el título de Oficial del Imperio Británico y convertida en la mujer más rica del Reino Unido. Joanne ha tratado de mantener un estilo de vida “normal”. Todas las mañanas lleva a su hija al colegio y procura escribir en cafés de Edimburgo.

     

    Conoce nuestros ebooks

     

    El hombre que hizo taco al mundo y se lo comió

    Cuando era niño, mi abuelita me decía que comiera tortilla para que creciera fuerte. No le creía, mucho tiempo después me enteré de que un señor de Nuevo León, Roberto González Barrera, que fundó el Banco fuerte de México, le daba de comer tortilla.

    Don Roberto González Barrera nació en 1930. A temprana edad se activó su vena emprendedora, pues con sólo seis años de edad se hizo a un cajón para bolear zapatos, con una visión de los negocios sin precedentes, comenzó a rentar cajones a sus amigos. Dos años después ya tenía cinco cajones, además del suyo.

    Algunos años después, Don Roberto, abandonó la escuela para trabajar en una tienda de abarrotes con su padre. En plena adolescencia se muda a Veracruz para trabajar en Pemex, pero esto no mato sus aspiraciones como empresario, pues invirtió en una plantación de coco. Contrae malaria y decide volver a Nuevo León con las ganancias del negocio.

    En 1948, con sólo 18 años, convence a su padre de comprar un molino de maíz. Al año siguiente abren la primera planta productora de maíz nixtamalizado, ahí nace Grupo Maseca (Gruma), líder mundial en la elaboración de harina de maíz, harina de trigo, pan y tortillas.

    Don Roberto siempre tuvo claro que quería hacer industria, para aumentar la capacidad de producción de sus plantas y tener presencia en el mercado mundial. Su espíritu innovador lo empujó a salir de la zona de confort y logró ser socio mayoritario de Banorte.

    Aunque Don Roberto murió en 2012, no quise dejar de mencionarlo, pues su historia me parece apasionante y ejemplo de tenacidad.

     

    Ejecutar es la clave del éxito

    La historia de los hermanos Torrado (Cosme y Alberto) es muy diferente a las que he descrito hasta ahora. Pues ellos no idearon un negocio, más bien lo compraron. Aunque esto no les quita merito, pues han sabido ejecutar el negocio y hacerlo crecer hasta convertirlo en el mayor operador de restaurantes en América Latina.

    En 1990, México se presentaba como un mercado fértil para empresas internacionales, y los consumidores mexicanos estaban ávidos de recibir productos de calidad. En este contexto Cosme y Alberto Torrado, recién graduados del Instituto Tecnológico Autónomo de México, vieron una oportunidad de negocio al obtener la licencia para operar la franquicia de Domino’s Pizza.

    Abrieron la primera pizzería en el barrio de San Ángel. Tanto Cosme como Alberto entregaban pizza a bordo de motos. Su producto fue bien recibido por los mexicanos de inmediato. Tras la apertura de la cuarta unidad de Domino’s Pizza y de tener un plan bien desarrollado con el objetivo de expandir el negocio por todo México, los hermanos Torrado se convirtieron en los candidatos ideales para obtener la franquicia maestra de la marca, en otras palabras, tendrían el derecho exclusivo para desarrollar la marca en México con tiendas propias o con sus propios subfranquiciatarios.

    Sólo había un problema, necesitaban 2.5 millones de dólares para cerrar el trato y no tenían el dinero suficiente. Gracias a que los ejecutivos estadounidenses veían con buenos ojos a los empresarios mexicanos, les aceptaron un cheque sin fondos con la promesa de esperarlos una semana en lo que conseguían un crédito.

    Domino’s pizza sólo fue el inicio. En casi 30 años, han replicado el modelo de negocio y ahora manejan marcas como Burger King, Starbucks, Chili’s, P.F. Chang’s, Italianni’s, más recientemente Vips, entre otros restaurantes.

    Todo aquel que ha intentado cocinar siguiendo la receta de un chef, sabe que no es fácil, y casi nunca queda igual que en el video. Por eso quise incluir esta historia, porque los hermanos Torrado han sabido seguir la recta de negocios exitosos y “tropicalizar” esos conceptos hasta hacerlos parte de la cultura mexicana.

     

    Hacer todo con nada

    Creo que todos soñamos con ser millonarios, o al menos vivir más desahogadamente, sin embargo, pocas veces pensamos en cómo hacerlo. Lo que aprendí de estas historias y lo que quiero compartir contigo, es que estos personajes se atrevieron a pensar fuera de su contexto, se negaron a cumplir su destino y consiguieron cosas extraordinarias.

    ¿Cómo me pides que piense fuera de mi contexto si tengo deudas que aplastan mis sueños?, podrías decir, y yo sería antipático al no tomarlo en cuenta, pero hay soluciones. Si las deudas no te dejan respirar y necesitas financiamiento para materializar tus sueños, como el de comprar casa propia, no lo dudes más, llama a Bancompara. Estaremos felices de conseguir para ti el mejor crédito o darte opciones para refinanciar tus deudas. Además, te invito a que sigas leyendo este blog pues estoy convencido de que la educación financiera es uno de los pilares sobre los cuales se construye el bienestar de nuestra familia.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?