¿Es buen momento para comprar?

    No nos vamos a ir con rodeos, la respuesta es: sí. En momentos de crisis debes aprovechar las oportunidades que se presentan.

    ¿Para quién es buena idea comprar una vivienda ahora?

    Para el que pueda hacerlo.

    El mercado inmobiliario se ve afectado por el coronavirus y la venta de vivienda nueva ha visto una reducción en sus ganancias a causa de la pandemia, no obstante, la compra de vivienda con fines de Inversión o con fin habitacional sigue siendo una excelente inversión a mediano y largo plazo.

    El valor de las propiedades tenderá la baja (algunos llaman a esto corrección de precio). Si no estás convencido, puedes revisar rápidamente en cualquier portal de venta o renta de propiedades, en donde las ofertas que se ven ahora van desde “pagamos tu mudanza” hasta el “primer mes de renta es gratis”. Esto muestra el aprieto en el que muchas constructoras se encuentran para vender las unidades habitacionales.

    De tal forma que es el momento de hacer la inversión o de comprar esa vivienda con la que has estado pensando. ¿Por qué?

     

         1. Por la tradicional oferta y demanda

    La Ciudad de México está a reventar de proyectos de construcción en etapas iniciales, a mitad de camino o ya terminando. Debido a que las ventas se están viendo afectadas y a que los créditos que tienen los promotores de vivienda y las constructoras con los bancos no cesan, y posiblemente tengan que ser reestructurados, es lógico que, en un futuro muy cercano, veamos ofertas atractivas para compra de vivienda.

    Lo último que quiere un banco es aumentar su cartera de clientes morosos, de tal forma que procuraran refinanciar las deudas con las constructoras, pero esto dependerá mucho de la etapa de construcción de las viviendas. Privilegiarán las viviendas que estén cerca de ser entregadas, ya que son las que tienen menor riesgo de no ser terminadas y serán las menos afectadas por la devaluación frente al dólar.

    De tal forma que, si ya te estás entusiasmando a buscar tu inversión en propiedad raíz, te recomendamos que te enfoques en proyectos cercanos a culminar o ya culminados, esto te ahorrará muchos dolores de cabeza cuando recibas la propiedad.

    Recuerda que algunos de los atractivos mas importantes en la propiedad raíz son la ubicación y los accesos a los servicios públicos, no olvides verificar estos elementos.

     

         2. Porque ha sido “probado por la ciencia”: Políticas contra cíclicas.

    Las crisis económicas no son nuevas. Muchos economistas e inversionistas se han dedicado a estudiar la frecuencia con la que estas ocurren y cuáles son los signos de alerta cuando vienen estas tormentas económicas que generan profundos cambios en los consumidores.

    Uno de estos resultados es, por ejemplo, la curva de rendimiento invertida que anuncia la recesión o la caída de las divisas de países emergentes. La situación económica actual se ha visto profundamente afectada por el COVID-19, pero, durante el 2019, muchos analistas ya informaban sobre los posibles riesgos de una recesión, la cual, sumada a los cambios de consumo por la pandemia, ha multiplicado el efecto de la crisis.

    Si bien en este momento puedes tener dudas al respecto y puede que ya no te encuentres tan entusiasta para comprar un nuevo departamento, aun puedo darte argumentos para aumentar tu confianza. Estos se llaman Políticas Contra cíclicas.

    Como ya lo dijimos, muchos economistas han buscado predecir las crisis económicas, pero, al mismo tiempo, también han estudiado qué factores son claves para que un país pueda salir de ellas. En lenguaje coloquial, han buscado darle una hoja de ruta o un plan de acción a los inversionistas o jefes de cartera de Hacienda ante las posibles eventualidades.

    Los analistas están acostumbrados al devenir entre los años de las vacas gordas y de las vacas flacas. Claramente, el 2020 será un año de vacas flacas, pero esto obligará a que se otorguen estímulos a quienes están dispuestos a adquirir bienes y servicios, (es decir, a ti, que quieres comprar casa) y los prestadores o proveedores de esos bienes y servicios estarán muy entusiasmados de ayudar a cerrar el negocio.

     

         3. Porque lo dice el Banco Central

    Es posible que estés pensando en las ayudas que podrás recibir del gobierno en este momento. Y, si estás bancarizado, aquí está la primera; Banixco anunció en días recientes un recorte a la tasa de interés de intervención, que no es un trabalenguas, sino nada menos que la tasa a la que el Banco Central le presta a los otros bancos de México.

    “La Junta de Gobierno del #BancodeMéxico decidió por unanimidad disminuir la Tasa de Interés Interbancaria a 1 día en 50 puntos base a un nivel de 6%."

    Esta baja se traducirá en créditos más económicos para los consumidores, y tendría apenas sentido que este beneficio se viera rápidamente reflejado en los créditos hipotecarios, ya que son créditos que tienen un colateral real. (Es decir, un bien real que los respalde)

     

         4. Porque, aunque no lo creas, los bancos están de tu lado.

    Para medir si un banco es una empresa sólida, se utilizan muchos indicadores, pero uno de los más importantes es su colocación de créditos y su tasa de morosidad.

    Esto quiere decir que los bancos van a estar ansiosos por buscar nuevas formas de colocar nuevos créditos hipotecarios y asegurarse de que estos sean lo suficientemente fáciles de pagar para evitar incrementar la tasa de morosos. Esto también son buenas noticias si lo que buscas es refinanciar tu crédito hipotecario. En el portal de Bancompara puedes pre-aprobar un nuevo crédito en cinco minutos y saber hoy mismo el nuevo monto que tendrías que pagar.

     

         5. Porque la corrección del mercado es inminente.

    Eso suena a frase de trailer apocalíptico, pero es completamente cierto: los precios de las viviendas tendrán que “corregirse” para adaptarse a lo que el mercado puede pagar hoy. Y la naturaleza de toda buena inversión es la misma: comprar barato para vender caro.

    Tal como ocurrió en la crisis hipotecaria del 2008 y antes en la crisis de las .COM, en 2002, las propiedades bajaron, para años después recuperar casi por completo sus niveles de precio original.

     

    Cómo seleccionar tu inmueble.

    Comprar vivienda en época de COVID 19, será, de cualquier forma, toda una aventura. Se espera que los efectos económicos de esta crisis perduren por los próximos tres años, por lo que es vital que selecciones muy bien el inmueble.

    • Escoge inmuebles terminados o que estén cerca a ser terminados: Son pocos los casos en los que un nuevo propietario esta 100% satisfecho con lo que entrega la constructora. Siempre existen diferencias entre lo prometido y lo entregado. Esto no será diferente en este momento, es posible que las diferencias sean aun mayores. De tal forma que, a no ser que tengas paciencia y mucho tiempo, es mejor comprar algo real y no un conjunto de promesas.
    • Todo lo que sabías sobre ubicación, cambiará: Existen muchas publicaciones acerca de cómo la pandemia está replanteando los espacios de oficina. Esto modificara los patrones de transporte de los ciudadanos, por lo general, viviendas cerca de oficinas eran muy preciadas, esto puede cambiar y abrir un nuevo espectro de oferta de vivienda nueva con incluso mayor espacio o mejores amenidades.
    • Pasa tu mejor oferta: si encontraste el departamento o casa que te gusta, arriesgaste y haz una oferta razonable, incluso si está por debajo del precio listado. No es momento de ser quisquilloso para vender, muchas personas estarán buscando liquidez y, muy posiblemente, tu oferta no les agrade desde un principio, pero con el tiempo y a medida que el tiempo pase, si tu oferta es razonable, será considerada. Recuerda que es una negociación; es posible que lleguen a un punto intermedio. Lo que estas buscando es obtener el mejor precio y luego Bancompara se ocupara de conseguirte el mejor crédito.
    • Piensa a largo plazo: mira quienes son los vecinos, qué están construyendo a los lados, como se podría desarrollar el entorno de la propiedad; recuerda que la reactivación económica tomará varios años. Nadie quiere vivir al lado de una fábrica de salchichas, de centros de ventas o de zonas cuyo tráfico se vuelva imposible. Visita el desarrollo a diferentes horas: no quieres descubrir que toda la noche se oyen camiones o alarmas. Ten en cuenta todo.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?