Tu 2020 financiero mes a mes

     

    El 2020 ha llegado, con unos kilos de más y unos pesos de menos, pero siempre con las ganas y emociones que los nuevos retos provocan en los seres humanos.

    Miles de posibilidades, o como alguna imagen de esas que las tías comparten en whatsapp dice: 365 oportunidades para ser feliz.

    Lo importante es, como siempre lo hemos platicado, tener un plan. Buenos propósitos o buenas intenciones sin planes concretos terminan convirtiéndose en aire.

    Es por eso por lo que, si tu como muchos otros estás dispuesto a aprovechar esta nueva oportunidad que la vida nos da, hoy te voy a dar algunas recomendaciones para que, mes con mes, te acerques a lograr el objetivo de unas Finanzas Personales sanas y estables.

     

    Enero – Tus ingresos

    En este mundo y hasta donde yo se, solo hay dos formas de mejorar tu situación financiera, una es disminuyendo tus gastos y, la otra, sí, adivinaste, aumentando tus ingresos.

    Por eso en este inicio de año no es para nada descabellado comenzar a desarrollar alguna estrategia para incrementar tus ingresos.

    Siempre hay diferentes alternativas, la más obvia puede ser dar un impulso a tu actual carrera; no siempre necesitas amenazar a tu jefe con que si no te aumentan el sueldo saldrás por la puerta en ese momento. Una buena estrategia, por ejemplo, puede ser aumentar tu preparación. Diplomados, cursos o incluso una maestría, junto con un buen desempeño, pueden abrirte las puertas para escalar en el organigrama.

    Por otro lado, si tienes un espíritu más emprendedor, una gran opción puede ser iniciar un nuevo negocio; no tienes que descubrir el hilo negro, piensa que la clave en todo negocio es detectar una necesidad y satisfacerla, de ahí parten otras variables como la competencia, la calidad y el precio; sin embargo, el fundamente básico para iniciar el negocio debe ser ese.

    Por último, si eres de los que ya cuentan con un guardadito, lo mejor que puedes hacer es invertirlo y generar con esto ingresos pasivos. Esta forma de generar ingresos es la cúspide del capitalismo, donde no es necesario que tu trabajes, tu dinero lo hace por ti.

     

    Febrero – Disminuir Gastos

    Aprovechando que viene el día de San Valentín y recordándote que aún debes la pantalla que compraste durante El Buen Fin, la recomendación para este mes es que disminuyas tus gastos.

    Lo más común es recomendar cortar con los gastos pequeños del día a día; ese café de Starbucks, en Uber para arriba y para abajo y las comidas en restaurantes. Sin embargo, existen muchos otros tipos de gastos que puedes reducir, un ejemplo de esto son los gastos financieros, y con esto me refiero al costo financiero que pagas a las instituciones de crédito por intereses de tu tarjeta de crédito, de tu hipoteca o de tu crédito automotriz. Recuerda que prácticamente todos los bancos en todos sus productos ofrecen la posibilidad de traspasar la deuda de otras instituciones.

    Si comparas y le dedicas un poco de tiempo, puede ser que te encuentres con una que otra buena oportunidad que te ayudará a ahorrar prácticamente sin que lo notes. Como te imaginarás esta es la mejor forma de comenzar a reducir gastos, ya que no estás sacrificando casi nada.

     

    Marzo – Comienza a invertir – en ti

    Llega la primavera, el frío se va y las ganas de ir a la playa se intensifican. Llega el momento de considerar una de las mejores formas de mejorar no solo tus finanzas, sino tu vida en general.

    Invertir en ti mismo, como la mayoría de los gurús de Instagram te dirán, es la mejor forma de mejorar tu vida.

    Y la realidad es que, es verdad, el informarte, conocer y estudiar es la mejor alternativa para tener unas finanzas a prueba de fuego. No necesariamente necesitarás inscribirte en una universidad. Existen miles de textos disponibles de forma gratuita, y si decides pagar por algún curso por lo menos tomate el tiempo de ver que sea algo serio y productivo.

     

    Abril – Semana Santa

    Para muchos la oportunidad de irse a la playa y para muchos otros un momento de instrospección y reflexión.

    Independientemente de la religión que profeses (si profesas alguna) la Semana Santa puede ser un buen momento para hacer algo que podría ser contradictorio financieramente, pero que en mi experiencia puede cambiar de forma sustancial tu relación con el dinero.

    Dar a los demás parecería la antítesis de la riqueza, pero, por el contrario, es parte fundamental para lograr una riqueza integral.

    Y con esto no me refiero a las deducciones de impuestos que podrás conseguir, sino a la forma en que mentalmente te relacionas con la riqueza.

    No debes ser rico; siempre puedes compartir algo con los demás, en la medida de tus posibilidades.

     

    Mayo – El día de las madres

    Amor como el de la madre ninguno, y algo que cualquier madre haría sería velar por el futuro de sus hijos.

    No importa si tienes hijos o solo necesitas ver por ti mismo. Debes contar con protecciones que te permitan enfrentar el futuro con una mejor perspectiva.

    Por ello, en este mes te recomiendo hacerte con algún seguro, de gastos médicos, de vida o con un plan de retiro; serán siempre importantes en el portafolio de cualquiera que se jacte de tener unas finanzas de acero.

     

    Junio – Mitad del año

    Ha llegado la mitad del año y con este el momento de evaluar nuestras finanzas. Lo más obvio será hacer un análisis sobre las medidas que tomamos este año durante el primer semestre.

    Recuerda que cualquier plan o proyecto requiere por definición poder ser evaluado, y una mejora en tus finanzas no es la excepción.

    Puedes partir de realizar un sencillo estado de resultados; cuáles son tus activos, incluyendo tus ahorros, inversiones y activos fijos. Cómo se han comportado tus deudas o pasivos, han disminuido o han aumentado. Esta es la relación más básica para tener un estatus real de tus finanzas.

    Para este momento, si no tienes aún un saldo positivo, lo prioritario sería que tus deudas hayan disminuido, a partir de eso y como un resultado natural, tus activos irán aumentando.

    Recuerda que este es un análisis en un momento específico del tiempo, por lo que no se vale contar el aguinaldo o cualquier ingreso futuro que esperes recibir para maquillar tus estados financieros.

     

    Julio – El verano ha llegado

    Si todo va bien, puede ser incluso un momento de premiarte con unas merecidas vacaciones; claro, sin descuidar tus finanzas.

    Si no todo pinta como debería, este es un buen momento para comezar con nuevas estrategias.

    Tal vez tu nuevo negocio no esté dando los resultados que esperabas, obviamente no te digo que cierres la cortina, pero si con la experiencia que has ido ganando, reestructurar tu estrategia de negocios, ajustar precios o cambiar tu estrategia comercial.

     

    Agosto – Gastos y mas gastos

    El regreso a clases puede ser una epoca de mucho estrés para muchas familias por el impacto financiero que representa. Es importante evitar endeudamiento, como siempre te lo he dicho; nunca será recomendable utilizar crédito para cubrir gasto corriente, como en este caso las colegiaturas.

    Al igual que nos pasa en enero con la cuesta, en agosto podemos pagar los excesos que hayamos cometido durante las vaciones de verano.

    No olvides también que los tiempos de crisis son oportunidades para muchos, muchas personas aprovechan este mes para ofrecer servicios y productos relacionados con el regreso a clases y generar un dinerito extra.

     

    Septiembre – Que Viva México

    Mi consejo para septiembre será realizar tu primera inversión en bolsa. Como hemos platicado, existen un montón de plataformas para invertir desde montos pequeños. Esto te abrirá las puertas a un nuevo mundo de inversiones.

    La idea en este momento, más que volverte millonario, será que aprendas el funcionamiento del mercado y que puedas aumentar tus posiciones progresivamente.

    Puedes invertir en la Bolsa Mexicana de Valores si tienes el patriotismo a flor de piel, pero recuerda que también podrás invertir en bolsas de otros países a través del SIC (Sistema Internacional de Cotizaciones)

     

    Octubre – Happy Halloween

    Seguramente te sientes más comodo y confiado con tus finanzas para estas alturas. Una buena idea será dedicar este mes a realizar el presupuesto del siguiente año. Si, se que el 2020 aún no termina, pero prácticamente has sobrevivido a el y es momento de dedicarte a la planeación.

    Recuerda que todo lo que dediques a planeación será cosechado en resultados.

     

    Noviembre – Preparate para cerrar el año

    Es momento de comenzar a cerrar el año, es muy importante que te reunas con tu contador, antes de que el semi-productivo diciembre se aproxime y comiences a definir la estrategia de cierre de año.

    Un muy buen consejo es que tu siguiente año comience en diciembre, esto no solo te dará la ventaja de ir un mes adelante que el resto, también te dará la oportunidad de que una vez llegada la cuesta de enero tengas ya camino recorrido y una estabilidad adicional en tus finanzas.

    Planea tus gastos de diciembre con tiempo y no dejes que todas tus compras se vuelvan factores emocionales.

     

    Diciembre – Navidad

    Disfruta con la familia, con los amigos y comparte, no solo regalos, sino tu experiencia durante este año, que puede ayudar a otros para mejorar sus finanzas.

    Este año ha sido el inicio, pero recuerda que las finanzas sanas son un trabajo diario y que no termina.

     

    Te deseo un muy feliz y productivo 2020

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?