Identifica estos comportamientos negativos que te llevarán a perder hasta la camisa.

    Seguramente en alguna ocasión has escuchado alguna historia de grandes fortunas que se han visto reducidas a cenizas. En muchos casos se trata de deportistas o artistas quienes, guiados por los excesos, han despilfarrado grandes cantidades de dinero. Y muchos lo atribuyen a la falta de preparación o educación financiera de muchas de estas personas.

    Recuerda que no es necesario que seas millonario ni organizar grandes fiestas o comprar autos de lujo para caer en la bancarrota y sufrir de estrés financiero. La realidad es que muchos de nosotros tenemos hábitos autodestructivos que tarde o temprano nos pueden llevar a perder lo mucho o poco que tengamos.

    Otro caso muy interesante es el de los ganadores de la lotería. En los Estados Unidos es muy común que se haga público el ganador de alguno de los grandes premios de la lotería y que a partir de ahí su vida se encuentre bajo el escrutinio público. Bien dicen que lo que fácil viene, fácil se va y en el caso de la lotería se estima que hasta el 70% de los ganadores terminan perdiéndolo todo. Este es el caso de Michael Carroll, quien, en el año 2002, a la edad de 19 años, y mientras trabajaba como recolector de basura, ganó un premio de 9.7 millones de libras esterlinas; una mansión, muchas drogas y joyas de oro acabaron con el premio, 10 años después se declaro en bancarrota y, se dice, subsistía de una pensión por desempleo que le otorgaba el gobierno.

    Un caso aún mas extraño es el de William “Bud” Post, que empeñó un anillo y destinó el dinero a la compra de 40 boletos de lotería, con uno de los cuales ganó $16.2 millones de dólares en la lotería de Pensilvania en 1988 y un año después ya tenía una deuda de alrededor de un millón de dólares. Compras e “inversiones” absurdas entre las que se encontraba un avión bimotor y una licencia para venta de alcohol comenzaron a mermar las ganancias. Además del pésimo manejo financiero, se enfrentó a una demanda de su exnovia, lo que le costó una tercera parte del premio, y para acabarla, su hermano intentó planear su asesinato para heredar el resto. Como ves, no son historias precisamente felices y mucho menos de éxito o tranquilidad financiera.

    Ahora bien, no es por ser pesimista pero las probabilidades nos dicen que ni tu ni yo estamos cerca de ganar la lotería, por lo que hoy me gustaría darte algunos consejos para evitar que ese dinero que con tanto trabajo has ganado termine en la basura.

     

    Gastos, gastos y más gastos

    Alguna vez has pensado ¿cuál es la cantidad mínima de dinero que necesitas cada día? Dejémonos de lado tus gastos fijos, es decir renta, servicios, la mensualidad de tu coche, etc. Piensa cuánto es lo que necesitas llevar en la bolsa cada día cuando sales de tu casa, 50, 100 o 200, da igual, al final te aseguro que puedes ahorrar por lo menos la mitad de ese dinero. Cafecito de Starbucks, adiós; cigarros, papitas, refrescos, etc. No es necesario comprar tu comida en el trabajo todos los días, quizá puedes cocinar. Revisa todas las suscripciones mensuales que tienes, Spotify, Netflix, Amazon Prime, HBO, en muchas ocasiones simplemente las mantenemos para saber que están disponibles, aunque en realidad el uso que les demos sea casi nulo. Muy probablemente pienses que estos pequeños gastos (que ni siquiera te hacen feliz) no te llevarán a la pobreza, pero definitivamente pueden impedir que tus cuentas bancarias aumenten, recuerda que entre más tienes, más gastas, por lo que los 200 pesos de hoy seguramente serán 500 mañana. Crea hábitos financieros inteligentes que te permitan engordar tu cochinito.

    Lee también Cómo tener una vida financiera sostenible

    Otro cáncer financiero que en el 90% de los casos termina con una agonía financiera, es la navidad. Y no, no soy el Grinch, de hecho, la navidad es mi época favorita del año. Pero para muchas personas es el momento de mostrar al mundo ese Santa Claus que llevan dentro, y terminan comprando regalos desorbitantes, hasta para el vecino que rara vez saludan al llegar a casa. Y para colmo ahora se nos ha impuesto un “pre-game” como dicen los gringos. El Buen Fin, otro pretexto para reventar las tarjetas de crédito y endeudarnos hasta el siguiente año, en el mejor de los casos. Total, todos necesitamos el IPhone 11 o la nueva pantalla 4K.

    Estamos a punto de llegar a esa peligrosa época del año, por lo que es un buen momento para que hagas un análisis de tus finanzas y un presupuesto para las fiestas. Destina una parte de tu aguinaldo o ingresos extraordinarios que vayas a recibir para disfrutar con tu familia, pero también considera la posibilidad de liquidar deudas o generar un fondo de ahorro de emergencia. La tranquilidad para tu familia vale más que cualquier regalo navideño.

     

    Perder el piso

    A todos tarde o temprano les llega un bono o un buen negocio del que reciben una cantidad de dinero al que no están acostumbrados. Esto puede ser una bendición, pero también conlleva un riesgo. Es más común de lo que te imaginas que cuando esta oportunidad llega, lo primero que se hace es comenzar a realizar compras que se encuentran totalmente fuera de nuestra capacidad económica. Pueden ser restaurantes, ropa, autos o joyas, no importa, lo que es importante es que no te das cuenta de que estas viviendo en una burbuja que probablemente dure muy poco.

    No te digo que no tengas algún lujo o que no te des algún gusto extra, pero definitivamente cambiar tu estilo de vida debido a un evento aislado nunca será una buena idea.

     

    Sentido Común

    Como bien dicen, el menos común de los sentidos. Hace un par de días leía la historia de un australiano que, decidido a cambiar el rumbo de su vida, decidió vender todas sus posesiones y volar a Las Vegas para poner su destino en una jugada de ruleta.

    En este caso la historia termina bien, dado que ganó (incluso puedes ver el video en Youtube), sin embargo, a menos que tengas instintos suicidas o requieras tratamiento psiquiátrico, te digo honestamente que esto es la peor idea que he escuchado en mi vida.

     

    Deudas

    Si lo que quieres es deshacerte de todas tus posiciones terrenales, felicidades, te tengo la mejor opción: Endéudate.

    Sarcasmo aparte, lo peor que le puede pasar a las finanzas de cualquier persona es que las deudas se salgan de control. SI alguna vez tomaste Contabilidad 101 sabrás que cuando los pasivos superan a los activos: Houston… tenemos un problema.

    Mantén tus créditos a raya, recuerda que es sumamente sencillo obtener créditos hoy en día, pero lo que debes considerar es que, a menos de que se trate de algún financiamiento que te permita adquirir un activo, el crédito no es una buena idea, especialmente si lo usas para tus gastos del día a día como el super o pagar la luz.

    Es impresionantemente fácil caer en la trampa de sentir que los créditos son dinero adicional que nos hemos ganado. Y nada más alejado de la realidad. No permitas que el tener un saldo deudor en tus tarjetas de crédito se convierta en una situación normal, recuerda que los intereses aumentarán tu deuda para incluso duplicarla en un periodo no muy largo de tiempo.

    Como puedes ver, hay más de una forma de perder hasta la camisa, no importa si tienes 10 pesos o 10 millones, la realidad es que a veces pareciera que el dinero nos quema las manos y necesitamos deshacernos de él. Esta relación de amor y odio con el dinero puede en muchas ocasiones terminar convirtiéndose en una relación tóxica.

    En alguna ocasión leí que durante la época de la postguerra en Europa, se había esparcido en la conciencia colectiva la idea de que no había que pensar en el futuro, sino disfrutar el presente al máximo. Y claro que hacía sentido después de la experiencia vivida, sin embargo, a veces siento que queda algo de eso y que las personas inconscientemente buscan una satisfacción temporal y efímera antes de una estabilidad y seguridad futura.

    Pero no nos pongamos filosóficos ni dramáticos. El mensaje siempre será disfrutar la vida y darte gustos, pero no a costa del resto de tu vida. Seguramente no perderás todo tu dinero en 10 días, pero ten por seguro que con malos hábitos el tiempo pasará más rápido de lo que te imaginas.

    Por eso, hoy también es una buena idea considerar algún tipo de inversión en bienes raíces. Brindan estabilidad, rendimiento y seguridad, y qué mejor si para lograrlo te juntas con los que saben. Bancompara.mx te ofrece la posibilidad de comparar los créditos hipotecarios de las principales instituciones financieras de nuestro país, para que puedas hacer una decisión consiente e informada. Adicionalmente, ellos te apoyan durante todo el proceso y trámite de tu crédito, para que lo único que te preocupe sea elegir el inmueble que mas te convenga.

     

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    CUÍDATE DE ESTOS TRES FRAUDES, ¡NO REGALES TU DINERO!

    SOY AVAL Y NO TENGO DINERO PARA PAGAR

    NO TE GASTES TODO EL DINERO EN LA BODA

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?