¿Estamos acercándonos al final de la pandemia? Todos prefieren alejarse de esta pregunta. Lo cierto es que, después de tantos planes aplazados y perdidos, las personas están aprendiendo a vivir es esta nueva normalidad, y eso implica continuar con los planes que tenían antes, uno de ellos: comprar casa.

    Antes de la pandemia, muchos estaban haciendo cálculos para pedir su crédito hipotecario, y otros tantos decidieron dejar estos planes en espera hasta saber qué pasaría y cuándo sería el fin de la situación. El esquema de trabajo en casa ha cambiado las condiciones laborales y múltiples empresas están considerando adoptar el home office para siempre. Esto ha dotado de movilidad a muchos oficinistas, quienes han visto sus horizontes expandidos. Una casa en Mérida o Playa del Carmen ya no parece una mala idea, lo que ha hecho que los alrededores de la CDMX también se hayan convertido en una opción viable.

    Pero, definitivamente, lo que más afectó las decisiones de compra de vivienda al inicio de la pandemia, fue la necesidad de relacionarse con otras personas, externas al círculo cercano, para poder escoger una propiedad y llevar a cabo todo el trámite del crédito hipotecario. Los bancos se flexibilizaron y ahora es posible pedir el crédito completamente en línea, y servicios como el que ofrece Bancompara tomaron relevancia, pues en Bancompara todos los trámites y asesorías se llevan a cabo de manera virtual. Por otro lado, a seis meses de pandemia, los protocolos de higiene y sana distancia ya están comprobados y las personas parecen dispuestas a seguirlos para reactivar su decisión de compra de vivienda.

    Por otro lado, para los que compran casa como inversión, los bienes raíces se convirtieron en una de las inversiones más seguras del momento, con todo y los rumores acerca de la inestabilidad financiera global. La verdad es que los ladrillos tienden a ser una decisión de compra mucho más “visible” que unas acciones en la bolsa, lo que hace a la inversión en bienes raíces una opción segura para aquellos que no conocen mucho sobre inversiones o que prefieren mantenerse en un terreno menos volátil.

    Las condiciones han cambiado, sí, los empleos no son tan estables y los salarios muchas veces son más bajos, pero algunas personas saben que la solución, muchas veces, no es cancelar el plan, sino reagruparse, calibrar, y volver a la búsqueda con nueva información.

    Si te preguntas si es buen momento para retomar tus planes, hoy vamos a hablar de cinco razones por las que sería buena idea comprar casa en este momento.

     

    1. Por las tasas

    En Bancompara, nuestro trabajo es vivir, dormir y comer tasas de interés hipotecario. Todos los meses desde marzo, las tasas han bajado aún más, hasta que hoy podemos decir con certeza que han alcanzado un mínimo histórico. Hay tasas incluso desde el 7,75%, si se cumplen todos los requisitos del banco.

    Es posible conseguir una buena tasa, sobre todo si se cuenta con la capacidad de endeudamiento y un buen historial de crédito.

    Si aún no comprendes muy bien el asunto de la tasa ni lo que esta implica, debes saber que la tasa de interés de un crédito hipotecario se refiere al porcentaje sobre el valor total del préstamo que el banco te cobrará como “recompensa” (para ellos) o “penalización” (para ti) por prestarte el dinero durante tanto tiempo. Quiere decir que entre más baja la tasa, menos pagarás en intereses. Es por eso por lo que la tasa es tan importante a la hora de escoger un crédito.

    Para asignarte esta tasa, el banco establecerá qué tan riesgoso será hacerte un préstamo, y tratarán de pronosticar si pagarás cumplidamente, o no. Quiere decir que, si tu préstamo será por 1 millón de pesos, y te dan una tasa del 9%, pagarás ese millón más 90,000 pesos de intereses anuales, ajustados, claro, al monto remanente cada año.

    ¿Por qué podemos decir que las tasas se mantendrán a la baja? Porque el Banco de México, la entidad que regula todos los demás préstamos, pues les presta a los demás bancos, bajó su tasa a un 5%.

     

    2. Por la competencia

    Gran incertidumbre financiera como la que estamos viviendo hoy siempre viene con un gran estancamiento de las decisiones de compra.

    Los que tenían en mente comprar vivienda están recuperando la confianza y reanudarán sus planes, pero aquellos que vieron afectados sus empleos, rentas y salarios en estos meses tendrán que aplazar el plan indefinidamente.

    El pronóstico al que apuntan portales de bienes raíces es que habrá una disminución en el número de clientes interesados en un crédito hipotecario. Si esto sucede, los bancos entrarán a competir entre ellos por el que menor tasa de interés ofrezca, lo que inevitablemente favorecerá a los compradores.

    Si tienes los recursos para compra en este momento y tu trabajo e ingresos se encuentran estables, debes aprovechar la oportunidad de acceder a una muy buena tasa de interés.

    Solo recuerda que la tasa no es siempre lo más importante, al comparar créditos hipotecarios también debes tener en cuenta el CAT, Costo Anual Total de tu crédito. El CAT incluye la tasa de interés más los costos asociados como seguros, gastos notariales y avalúos. Para todos estos gastos debes calcular hasta un 10% extra del valor de la propiedad. Pero muchos bancos están haciendo promociones en este aspecto y en Bancompara, al asesorarte, buscarán la manera de que pagues el mínimo.

     

    3. Por la plusvalía

    Si tu idea es comprar una propiedad hoy y ganarte una gran plusvalía en el futuro, no hay mejor momento para comprar, esto sucede por varias razones.

    La primera, es que, en cuanto a vivienda usada, algunos propietarios pasando por problemas económicos están buscando cómo vender así pierdan un poco en el proceso. Por lo que es excelente idea comprar una vivienda usada a menor precio. La segunda razón es que las constructoras están lanzando promociones para que todos puedan acceder a una vivienda nueva, esta puede ser tu oportunidad de vivir en un sitio que sabes que aumentará su valor.

    Lo que sí es seguro es que los propietarios estarán dispuestos a negociar y escuchar propuestas.

    Si compras ahora y estás dispuesto a esperar, es muy posible que veas el precio comercial de tu propiedad crecer.

     

    4. Por el apoyo del gobierno

    El sector vivienda y construcción es muy importante para el Gobierno de México, por lo que han buscado y buscarán sostenerlo por medio de ayudas, programas y subsidios.

    Si tienes un ahorro en Infonavit, es el momento de que te asesores con Bancompara para que puedas obtener un crédito en modalidad Cofinavit, y si eres empleado oficial, puedes acceder a los beneficios del Fovisste.

    También, múltiples programas incluyen un descuento en los pagos de hipoteca si tu sueldo ha sido reducido durante la pandemia. Lo único que debes hacer es consultar las páginas de Infonavit y de Fovisste.

    Si lo que te interesa es aprovechar los incentivos del Infonavit para tomar un crédito Cofinavit, pre-apruebate con Bancompara para que un asesor te informe acerca de tus posibilidades.

     

    5. Por la nueva estabilidad de empleo

    Pasados seis meses de confinamiento, muchos negocios han vislumbrado ya como hacer frente al nuevo orden. Esto quiere decir que, si has mantenido tu empleo y tu salario, probablemente ya tienes una idea de lo que sucederá en el futuro próximo y de si te despedirán o si tu empleo y tu ingreso están seguros; si te trasladarán o te quedarás en donde estás.

    El Covid-19 ha visto la manera de ponernos a todos la vida al revés, pero nos hemos dado las mañas para construir lo que hoy llamamos la “nueva normalidad”, en la que comprar casa aún es buena idea.


     

    Si después de verificar estas ventajas decides que tu destino sí es comprar casa, acude a Bancompara.mx, en donde asesores especializados buscarán el crédito más adecuado para ti.

    Mucha suerte y ¡feliz búsqueda de casa!

    ¿Quieres saber más?

    Comentarios

    Suscríbete al blog