La pandemia te ha obligado a cortar básicamente todos tus gastos de entretenimiento. Tu café preferido ha estado cerrado por siglos y en diciembre no tuviste que comprar regalos más que para tu perro y, con suerte, para tus hijos, pues no hubo ninguna de las tradicionales fiestas, y a duras penas te invitaron a una “posada” por Zoom. 

     

    Has estado prácticamente en pijama desde hace un año y la salida que más esperas (y con ansias) es la que haces al súper cuando no encontraste un producto en la App de Cornershop. 

    Hace meses que tampoco gastas en transporte público, tacos de canasta, ropa de oficina, impresiones, gimnasio, peluquería ni jardín infantil.

     

    Pero encima de todo esto, te ha llegado la hora que ya les ha llegado a muchos: te estás quedando sin dinero, ya sea porque te despidieron o porque no has podido generar un ingreso estable en meses; o porque te han reducido el salario.

     

     ¿Entonces, cómo ahorrar algo de dinero cuando parece que ya no se puede ahorrar en nada más, y cuando todos los presupuestos de 2020 han quedado obsoletos?

     

    ¿Cómo hacer para recortar gastos cuando parece que todos los gastos son de vital necesidad?

     

     

    Hoy vamos a explorar 3 soluciones que te pueden ser de utilidad.

     

     

    Streaming

    ¿Pensabas que ya no gastabas en entretenimiento? Piensa dos veces… y mantén la mente abierta. Sí, ya sabemos que este consejo financiero es para amateurs y que lo dan en todos los blogs baratos junto con otros consejos como “corta el café de la mañana” y “ahorra 200 pesos al año en cigarrillos”. Pero, primero escucha (o lee): No hay necesidad de que pagues todos los productos de TV por streaming, así como tampoco hay necesidad de que los pagues tu solo.

    Vamos a hacer las cuentas: Un producto de televisión y películas por internet cuesta, en promedio, 150 pesos, dependiendo de la cantidad de sesiones que quieras mantener activas al mismo tiempo. Entre Netflix y HBO (No vamos a tener en cuenta Amazon Prime, pues asumimos que lo utilizas para obtener descuentos y rapidez al comprar en Amazon. Y Amazon te ha salvado bastante en estos últimos meses), ya estás pagando 300 pesos al mes. Súmale, Disney+ y ya te da 450 pesos.

     

    Deshazte de todas tus subscripciones y ahorrarás 450 pesos mensuales, con 400 pesos compras leche para todo un mes, o más si vives solo. Pero esta es una solución draconiana, así que… deshazte de dos subscripciones y estarás ahorrando un promedio de 250 pesos, o

    comparte el gasto con un amigo o familiar y ahorra la mitad.

     

    No parece mucho, pero, si de verdad quieres ahorrar, y sientes que no te alcanza para lo básico, como el super, en este momento cualquier peso cuenta.

     

    Nivel de ahorro: Bajo ⭐

     

    Vuélvete un consumidor “inteligente”

    Aunque hay muchos a quienes el manejo del tiempo se les ha convertido en una pesadilla entre la crianza de niños y el trabajo, hay otros que en esta época se han encontrado con una cantidad extra de tiempo para llenar.

    Lo más inteligente sería utilizar este tiempo para iniciar un negocio alterno, pero como en este post nos estamos enfocando en el ahorro y no en la producción de dinero, vamos a considerar todas las opciones que tienes para ahorrar en pedidos, envíos y compras de víveres y supermercado.

    Primero que todo, hoy hay decenas de aplicaciones destinadas a los pedidos de despensa (y muchas otras cosas) en línea; a vuelo de pájaro podemos pensar en Rappi, Cornershop, Canasta Rosa, Jüsto, Amazon, y eso sin contar con las aplicaciones propias de tiendas como Walmart, Walmart Express (antes Superama) o La Comer. Adicionalmente, en estos meses han aparecido sinfín de negocios alternos que te llevan alimentos preparados y sin preparar a la puerta de tu casa, para conocerlos solo debes tronar los dedos y dedicarte a preguntar por estos servicios en tus grupos privados de Facebook.

    Hay algo muy bueno en toda esta variedad: la competencia, y la competencia lleva inevitablemente a mejores precios para el consumidor. Para aprovechar estos beneficios, debes hacer tres cosas iniciales:

    1.Vuélvete un experto en promociones. Entérate de las promociones que hacen cada una de la Apps, lleva récord de los días en los que las hacen (por ejemplo, martes de frutas, jueves de cashback, viernes de farmacia, etc.) aprovecha cupones, únete con un amigo o con un vecino para aprovechar los 2x1 o los descuentos en compras al por mayor.

    2.Borra de tu cabeza la concepción de que tienes que hacer el super una sola vez cada quince días, pues las promociones no suceden solo un día de la semana.

    3.Busca la manera de pagar la menor cantidad dinero en envíos. Algunas Apps tienen pedidos gratis después de un monto determinado y otras te cobran una membresía. Ten cuidado, pues aplicaciones como Rappi te cobrarán, además, una propina; y Apps como Cornershop cobran montos distintos de envío en cada tienda. Haz cuentas del ahorro que harás vs el costo del envío, pues no se vale ahorrar 300 en super si luego se los quedará la App.

    Otros consejos famosos para ahorrar en super, incluyen:

    •  Verifica el costo de tu super vs el costo de comida preparada. Hay ya muchos servicios de comida preparada, saludable y casera que estarán felices de hacerte un paquete. Pide recomendaciones en tu chat de vecinos (todo el mundo tiene uno de esos hoy en día), de padres de la escuela o en tus grupos de redes sociales.
    • Haz una lista con los menús semanales o quincenales y apégate a estos ingredientes.
    • Mientras superas esta mala racha, no compres al por mayor a no ser que puedas dividir el costo con otras personas.
    • Compra productos crudos. Los alimentos preparados, en trozos o envasados suelen ser más costosos.
    • Compra marcas genéricas o propias
    • Prueba algunos alimentos de temporada
    • Haz las compras solo.
    • Prueba a comprar frutas, verduras y carne directamente del proveedor. Algunos ya están ofreciendo envíos.

    Si esto te parece demasiado obsesivo, piensa que puedes llegar a ahorrar hasta el 50% del costo de tu super con estos consejos, a veces, incluso más.

    Si el costo de los alimentos era de 6000 quincenales, te estarás ahorrando 3000. Pero incluso si logras un ahorro de 1500 quincenales, piensa que con eso se pagan los servicios públicos de un departamento de clase media en el que viven 3 personas.

    Nivel de ahorro: Medio ⭐⭐⭐

     

     

    Vende o “hipoteca” tu coche

    Si tu situación es grave y urgente, y no hay número de canales de Streaming ni pedidos de Amazon en los que puedas ahorrar para remediarla, debes optar por tener una “gran ganancia” que solucione tus problemas durante algún tiempo: Como vender una propiedad o un coche.

    Vender tu casa no es solución rápida y en lo posible debes evitar hacerle ese tipo de mella a tu patrimonio, por lo que la siguiente mejor opción es vender el coche o “hipotecarlo”. Si lo piensas, en esta época en la que no se sale mucho, es posible que ni lo extrañes.

    Cuando busques un lugar para hipotecar tu coche, asegúrate de que sea un sitio legal y confiable del tipo Monte de Piedad. Haz el trámite tú mismo y sin intermediarios, revisa muy bien las condiciones y conserva con mucho cuidado el contrato.

    Si haces esto hoy y mantienes tu liquidez, es probable que te recuperes más rápido de este mal momento económico.

    Nivel de ahorro: Alto ⭐⭐⭐⭐⭐

     

    ¿Cuáles de estas técnicas piensas poner en práctica?

    ¿Cuáles técnicas de ahorro te han funcionado en esta “nueva normalidad”?

    Comenta en nuestras redes.

     

    ¿Quieres saber más?

     

    Comentarios

    Suscríbete al blog