Es 31 de diciembre de 2020. A riesgo de repetir lo que todos los medios están diciendo: “no pensábamos que llegaríamos hasta aquí”.

    Lo cierto es que cualquiera que haya llegado con buena salud mental y física para esta fecha, ya tiene un porcentaje ganado.

    Pero hoy no vinimos a hablar de los infortunios del 2020, sino a enfocarnos en los objetivos para el 2021, un año que viene cargado en igual medida de esperanza e incertidumbre, por lo que, si tu objetivo es comprar casa, te recomendamos que pongas estos consejos en práctica ya mismo.

    Paso a paso, ese objetivo se verá realizado.

     

    1. Libérate de tu deuda de tarjeta de crédito.

    Tener deuda de tarjeta de crédito y pagar intereses por ella es tan malo, que, financieramente, pagarla se considera ahorro.

    A no ser que te ganes la lotería, no lograrás iniciar el buen camino hacia tu casa propia hasta que todas tus tarjetas de crédito estén pagadas y bien guardadas en tu cajón para ser usadas solo en caso de emergencia, como debería ser.

    Al deshacerte de tu deuda de tarjeta de crédito generarás dos cosas:

    • Podrás ahorrar libremente para tu enganche y para un fondo de emergencia.
    • Tu puntaje de crédito mejorará con el tiempo, así obtendrás mejores condiciones en tu crédito hipotecario.

    Si no sabes cómo pagar tus deudas de tarjeta, en Bancompara hemos hablado ampliamente del tema y tenemos excelentes consejos y métodos para que en un año puedas decir orgullosamente que tienes todas tus tarjetas en ceros.

     

    2. Simula.

    Como bien lo sabes, casi ninguna de las cosas impresionantes hechas por los humanos se llevó a cabo sin un plan. Por eso, haz tu propio plan para comprar tu casa. Inicia por establecer un estado de tus finanzas.

    Para hacerlo:

    • Registra ingresos y egresos en una hoja de cálculo.
    • Ten claro cuánto dinero tienes ahorrado para enganche.

    Utiliza el simulador de Bancompara para hacer una primera simulación y establecer cuánto podrás pagar de mensualidad de acuerdo con tus ingresos. Recuerda que lo recomendable es que lo que pagues de hipoteca no supere el 30% de tu salario conjunto.

    Luego, de acuerdo con la información que arroje el simulador acerca del enganche que deberás dar, compara esta información con el ahorro que tengas para enganche.

    Si no tienes el dinero para el enganche, te hace falta una cantidad o te gustaría dar más de lo mínimo para que tu mensualidad baje, pon en práctica algunas estrategias para reunir el enganche de tu casa pronto. En Bancompara también hemos hablado sobre el tema.

    Establece una meta de tiempo para lograr esta cantidad. Haz que reunir el dinero del enganche sea tu principal prioridad: te aseguramos que si aplicas los métodos de ahorro lo conseguirás.

     

    3. Define lo que quieres.

    Soñar con tu casa propia no tiene que ser un proceso aburrido ni completamente basado en el dinero. ¡Diviértete!

    Ya tienes un aproximado de lo que deberá costar tu casa según tu capacidad financiera. Con esta información, empieza a buscar algo que te guste y que esté dentro de tu presupuesto.

    Busca en diferentes zonas y con diferentes características, ve con mente abierta, pues nadie te obligará a comprar en esta etapa, y es posible que veas cosas que antes ni siquiera habías pensado. Por ejemplo, siempre has querido vivir en el sur de la ciudad, pero ¿qué tal si el poniente o los suburbios tienen algo que ofrecerte y que no habías visto? No lo sabrás si no te lanzas a la búsqueda.

    En Bancompara te aconsejamos que hagas una lista de todo aquello que no estás dispuesto a negociar al comprar tu casa. Por ejemplo: sí o sí, debe tener jardín; o sí debe tener un espacio que puedas utilizar como oficina; o debe quedar a distancia caminable de la casa de tus padres.

    También, si te sientes abrumado con estas características, puedes iniciar por hacer una lista de todas esas cosas que no piensas aceptar, como, por ejemplo: no quieres que haya ruido de ninguna clase, no quieres vivir en un sitio cerca a universidades o colegios, o no quieres vivir arriba del séptimo piso.

    Puedes consultar este artículo para saber exactamente cómo buscar la casa de tus sueños.

     

    4. Revisa tu historial.

    Aunque este debería ser uno de los primeros pasos al buscar casa, más vale tarde que nunca. Revisa tu historial con ayuda de Crediscore, en donde puedes consultarlo todas las veces que quieras, gratis.

    Revisar tu historial y comprobar tu puntaje crediticio es muy importante para saber qué condiciones de crédito hipotecario te dará el banco. Si descubres que tu puntaje es bajo o que tienes marcas que no te gustan, estás a tiempo para corregir todo esto.

    Si quieres saber exactamente cuánto te prestará el banco de acuerdo con tu historial actual, puedes pre-aprobar el crédito que pedirías y hacer un plan de acción con esta información. Por ejemplo, si descubres que hoy el banco solo te prestaría la mitad de lo que tienes pensado y con un interés más alto por culpa de tu bajo puntaje crediticio, estás a tiempo de corregir esta situación.

    Trabaja para mejorar tu historial, descarga nuestro ebook para lograrlo.

     

    5. Prepara un fondo de emergencia.

    Sí. Además de ahorrar para tu enganche, pagar tus tarjetas y mejorar tu historial, te aconsejamos que empieces poco a poco a construir un fondo de emergencia aparte. Piensa en el fondo de emergencia como en la tarjeta de entrada que deberían tener todas las personas que quieren comprar una casa.

    Un fondo de emergencia es absolutamente necesario para que tus finanzas no se descarrilen con todos los imprevistos que inevitablemente caerán a tus pies cuando adquieras tu casa, pues adquirir una vivienda significa estabilidad, pero a la vez mucha responsabilidad.

    Si piensas que ya es demasiado y que las condiciones para adquirir una vivienda te parecen descomunales, no te desanimes, ve paso a paso. Destina tan solo un pequeño porcentaje de tus ingresos a la construcción de este fondo, que poco a poco irá creciendo. Te aseguramos que no te arrepentirás de haberlo hecho cuando te ataque la primera “emergencia” y puedas hacerle frente sin romper tu billetera.


     

    Empieza a poner en practica estos pasos y pronto tendrás tu casa propia. En Bancompara te esperamos para poner todas las herramientas en tus manos.

    Te deseamos que tengas un feliz año nuevo, lleno de salud y prosperidad.

     

    Comentarios

    Suscríbete al blog