Seguramente te sientes bombardeado: ¡Refinancia, refinancia, refinancia! Dicen las noticias, las redes, tu correo electrónico y tus amigos. ¡Las tasas han bajado!, pero otros dicen que la tasa no importa y que lo que importa.

    Has entrado en los simuladores de los bancos y has hecho un par de cálculos. Con este cálculo, algunas veces tu hipoteca baja, y entonces te emocionas... Y luego piensas en los costos asociados y en el dinero que tendrás que desembolsar para refinanciar tu crédito, pues te han dicho que es mucho, y consideras el tiempo que tendrás que dedicar a los trámites, y te desanimas.

    Te aconsejamos que sigas leyendo, pues refinanciar tu hipoteca sí puede ser una excelente idea, que te puede traer extra-liquidez mensual y menos pago de intereses; pero, sobre todo, lo que una refinanciación siempre debería traerte es alivio económico, es por eso por lo que refinanciar es una idea inteligente si se hace bajo las condiciones adecuadas.

     

    ¿Qué es la refinanciación?

    La refinanciación consiste en buscar mejores condiciones que las que te da tu crédito hipotecario actual, en especial menor tasa de interés.

    Es un producto que se hizo exclusivamente para que pagues menos, cuya base es la competencia de los mismos bancos para ofrecerte mejores condiciones.

     

    ¿Conviene refinanciar?

    Vamos a decirte las condiciones bajo las cuales conviene refinanciar. Pero para responder esta pregunta lo primero que tienes que responder es

    ¿Por qué quieres refinanciar?: ¿Te interesa tener una mensualidad más baja?, ¿Te interesa pagar menos intereses?, ¿Quieres bajar el plazo de tu préstamo? ¿Tal vez te divorciaste y debes pasar la propiedad a una sola persona?

    Estas preguntas son importantes para saber si te conviene o no reemplazar tu crédito.

     

    Cuándo sí conviene

    . Cuando se hace para aprovechar una tasa de interés más baja.

    . Cuando quieres acortar el plazo de tu préstamo, con una mejor tasa.

    . Cuando por consecuencia de las primeras dos situaciones obtendrás una mensualidad más baja y por ende menos intereses.

     

    Cuándo no conviene

    . Cuando es para alargar el plazo de tu hipoteca para bajar las mensualidades. Porque al final terminarás pagando por tu vivienda muchísimo más, incluso puede que hasta el doble.

    Si lo que necesitas es dinero o un alivio a causa de la situación, tal vez puedas considerar un préstamo de liquidez con tu casa como colateral o algún otro método para reducir tus gastos mensuales. En el blog Bancompara hemos hablado exhaustivamente sobre el presupuesto del hogar y cómo puedes reducirlo, también tenemos al alcance de tu mano excelentes consejos para ahorrar.

    Considera refinanciar tu hipoteca a más años solo en casos extremos en los que no te quede ninguna otra alternativa. Sabemos que el Covid-19 ha traido muchas clases de situaciones extremas, pero revisa todas las condiciones con cuidado, pues no debes comprometer tu vivienda para cubrir una deuda o un gasto que sean demasiado riesgosos.

    . Si piensas vender tu casa pronto, pues puede que la inversión que hagas en efectivo, para cambiar tu hipoteca, no se compense al final.

     

    ¿Por qué sí conviene?

    Porque estarás tomando una decisión financiera inteligente al pagar menos intereses, y estarás aprovechando una buena tasa y las nuevas condiciones del banco.

     

    ¿Cuánto cuesta?

    Por todo el internet sobran testimonios de personas que aseguran que refinanciar es muy costoso. Otros dicen que refinanciar es igual a volver a comprar tu casa. Vamos a analizar estos mitos, porque todos los casos son diferentes.

    Las condiciones para refinanciar tu hipoteca:

    . Plazos: 5, 7, 10, 15 y 20 años

    . Financiamiento máximo sobre el valor del inmueble: Hasta 90%

    . Tasa de interés: 9.25% a 11.50%

    . Gastos notariales: 3% del valor del crédito

    . CAT promedio: 11.50% a 13.60%

    . Comisión por apertura: De 1% a 2%

    . Crédito mínimo con financiamiento: $200,000

    . Valor mínimo del inmueble: Dependiendo del banco aprox. $400,000

     

    Requisitos que te pedirán:

    . Buen comportamiento de pago en el Buró de Crédito

    . Tener entre 20 y 69 años.

    . Comprobación de ingreso mensual de $10,000 (dependiendo del banco

    . Permanencia en el empleo de al menos 6 meses

    . En algunos bancos se puede aplicar sin comprobar ingresos

    Recuerda que tu inmueble debe ser usado como vivienda.

     

    Los documentos que te pedirán para refinanciar:

    . Comprobantes de ingresos (recibos de nómina o estados de cuenta)

    . Documentos de identidad como INE, pasaporte, comprobantes de domicilio, etc

    . Solicitud bancaria

     

    Los costos que debes tener en cuenta al refinanciar:

    . 3% del valor del crédito para destinar a gastos notariales.

    Si has pagado más del 15% de tu vivienda, es probable que el banco te permita financiar el 3% de los gastos notariales junto con el crédito. Quiere decir que no deberás tener este dinero en efectivo al hacer tu refinanciamiento. Que te permitan hacer esto, dependerá de que el banco determine que tienes la capacidad de endeudamiento y de pago.

    “Capacidad de pago se refiere a la capacidad que tienes, considerando tus ingresos, para cumplir con tus obligaciones crediticias. Como entenderás, el tener múltiples créditos hace que tu capacidad de pago disminuya, lo que representa una alerta de riesgo para los bancos”.

    .En la mayoría de los bancos no pagarás costo de avalúo ni comisión por apertura. Algunos de estos son Hsbc, Santander y Scotiabank.

    . Banco Afirme, Banorte y Banamex no te cobrarán comisión por apertura, pero sí avalúo. El avalúo depende de los tabuladores de cada banco, pero es de un promedio del 0,30% del inmueble

    .En algunos bancos como Banorte, también obtendrás una menor tasa dependiendo de tus ingresos y de que tengas un buen score crediticio

     

    Hagamos los cálculos

    Hagamos una pequeña simulación para ver, a grandes rasgos, cómo funcionarían los costos al refinanciar tu hipoteca:

    Refinanciamiento en Afirme, Banorte o Banamex.

    Valor de tu vivienda = 2,000,000 pesos

    Ya has pagado a capital = 1’000,000 pesos

    Costo de avalúo = 0

    Costo de comisión por apertura = 0

    Costo de gastos notariales = 30,000 pesos (Este costo se ingresa en el monto del crédito. Por lo que tu préstamo será de 1,030,000 pesos)

    Dinero en efectivo que debes tener para hacer tu refinanciación = 0 pesos.

     

    Refinanciamiento en HSBC, Santander o Scotiabank:

    Valor de tu vivienda = 2,000,000 pesos

    Ya has pagado a capital = 1,000,000 pesos

    Costo de avalúo = 6,000 pesos (costo aproximado)

    Costo de comisión por apertura = 0

    Costo de gastos notariales = 30,000 pesos (Este costo se ingresa en el monto del crédito. Por lo que tu préstamo será de 1,030,000 pesos)

    Dinero en efectivo que debes tener para hacer tu refinanciación = 6,000 pesos.

     

    Después de hacer este cálculo, lo que debes considerar es el ahorro que harás al refinanciar. Si, por ejemplo, vas a hacer una refinanciación a 5 años y tu ahorro en pago de intereses es del doble de lo que te costó refinanciar, estarás haciendo un buen negocio. En este caso no debes pensarlo más.

    Para estar completamente seguro de lo que te costará refinanciar y de lo que ahorrarás al final, lo mejor que puedes hacer es una pre-aprobación.

     

    ¿Por qué hacerlo con Bancompara?

    Porque en Bancompara tendremos en cuenta los principales bancos e instituciones crediticias para calcular tu mejor opción y bajar al máximo los costos, algo que no podrá hacer un solo banco. Nuestros asesores están constantemente informados sobre los requisitos y beneficios, y nuestro simulador calcula en segundos las mejores condiciones de crédito.

    Hacer esto, a una sola persona, por su cuenta, le tomaría días, esto sin contar con que tendría que hacer una pre-aprobación en cada banco por aparte, lo que al final terminaría afectando su calificación.

    Bancompara no tiene costo para el cliente, mientras que hacer el trámite por tu cuenta o con un broker sí podría generarte gastos.

    Ahora que sabes todo lo que se requiere y todo lo que te ahorrarás, es hora de que te lances. Hacer tu pre-aprobación no te cuesta nada y en cambio sí podrías ahorrar hasta cientos de miles en intereses.

    ¡Estamos para ayudarte!

     

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?