¿Ya pensaron en cuánto les costará el compartir un espacio juntos?

    ¡Ya te independizaste y tienes tu propio espacio! Ya sea que rentes o hayas comprado y estés pagando tu hipoteca, al fin estás por tu cuenta... hasta que conoces a esa persona especial que te hace pensar que tal vez sería buena idea volver a vivir con compañía. A pesar de que te resistes un poco, al fin los dos se convencen que vivir juntos es la mejor opción, pero, ¿ya pensaron en cuánto les costará el compartir un espacio juntos?

    En este artículo te voy a platicar acerca de lo que representa, para tus finanzas, compartir un espacio con tu pareja. Y no, no pretendo asustarte, todo lo contrario, verás que encontrarás bastantes beneficios en la idea de vivir con tu pareja.

     

    Lee también: Hasta que la deuda nos separe: finanzas en pareja

     

    Antes de dar el primer paso

    Uno de los factores más importantes para tener una vida de pareja exitoso es la comunicación. Antes de comenzar a planear su vida juntos les recomiendo tener una conversación acerca de los siguientes temas:

    ● Metas a mediano y largo plazo: Es importante compartir sus metas personales a mediano y largo plazo. Por ejemplo, si tienen en mente solicitar una beca en el extranjero y planean vivir fuera del país por un periodo largo. O tienen una propuesta de trabajo en otra ciudad. Esto podría afectar sus planes y sobre todo la manera como llevan la repartición de sus gastos.

    ● El estado de sus finanzas: No se trata de compartir las deudas o pagar lo que no te corresponde, pero sí de conocer cómo están las finanzas de tu pareja, finalmente compartirán los gastos del hogar y querrás estar preparado en caso de algún imprevisto. Si tu o tu pareja tienen deudas piensen que es lo más conveniente antes de tomar la decisión de vivir juntos, tal vez sea mejor esperar y empezar a compartir una vez que te pongas al corriente con tus pagos.

     

    Creen un presupuesto

    Si ya han tomado la decisión de vivir juntos, es muy importante el crear una buena planeación de gastos.

    1. Vivienda. Lo primero que deben pensar es en el lugar donde vivirán. Ya sea que vivan en tu espacio o en el de tu pareja tomen nota de la cantidad de dinero que representa este gasto. En caso de que hayan decidido rentar o comprar un lugar para los dos, les recomiendo leer las recomendaciones que detallo en este mismo artículo.

    2. Gastos fijos. Si bien al principio será algo complicado calcular el gasto de los servicios para su nuevo espacio compartido, al menos tomen nota de los servicios que tendrán contratados y las cantidades de dinero aproximadas para cada rubro.

    3. Esparcimiento. Es muy importante que contemplen los gastos de comidas fuera de casa, cine, escapadas de fines de semana, etc. Una buena planeación de este concepto en particular les ayudará a gastar lo que tienen y no a recurrir a las tarjetas de crédito.

    4. Fondo para emergencia o ahorro. Si quieren comenzar con un buen control de sus finanzas en todos sentidos, reserven un porcentaje de sus ingresos para un fondo, ya sea de ahorro o de emergencia. Es muy importante que estén listos para un gasto imprevisto o para darse un gusto sin recurrir a las tarjetas de crédito.

    5. Limpieza del hogar. Este es un punto muy importante y que deben considerar antes de cerrar el que será su presupuesto mensual. Decidan si requerirán de ayuda para la limpieza de su espacio o lo harán ustedes por su cuenta.

    Una vez que tengan un presupuesto aproximado con las sumas de todos los gastos mencionados, decidan cómo dividirán estos gastos, los tiempos en los que cada uno cubrirá su aportación y en qué porcentajes. Lo más importante es que a los dos les quede claro de qué gastos se harán cargo.

    El mejor lugar para vivir ¿es costeable?

    Si aún no tienen un espacio donde vivir y están en la búsqueda del mismo, deben considerar diferentes elementos como:

    La ubicación ideal

    Otro factor importante en el que tienen que ponerse de acuerdo es la ubicación ideal del espacio que compartirán. Esto dependerá, por ejemplo, de donde esta ubicado su lugar de trabajo. El presupuesto que están dispuestos a gastar en vivienda de acuerdo con la zona, ya que debes tomar en cuenta que no te costará lo mismo rentar en una zona céntrica que en una en las orillas de la ciudad donde vives, por poner un ejemplo. Les recomiendo analizar todas sus opciones y revisar distintas zonas para poder tener varios puntos de comparación. Recuerden que mientras más lejos esté su lugar de trabajo, de su casa, mayor puede ser el gasto de transporte.

    El número de habitaciones

    El tipo de vivienda que necesitan dependerá de varios factores. Por ejemplo, si sólo requieren un espacio modesto, un departamento de una sola habitación será suficiente. Hoy en día existen distintas opciones de espacios pequeños (los llamados lofts, son una buena opción) prácticos y económicos. Un factor muy importante que deben tomar en cuenta es que, departamentos con mayor número habitaciones, serán más costosos que una vivienda un dormitorio. Existen otras condiciones a tomar en cuenta, por ejemplo, en el caso de que alguno de los dos trabaje en casa requerirán un espacio que utilizarán como estudio u oficina. O, tal vez, tienen una mascota que requiere de espacio adicional, como una terraza o patio de servicio. Todos estos son factores importantes en el momento de tomar una decisión y que repercutirá en su presupuesto.

    El mobiliario

    Otro elemento muy importante, y que normalmente se pasa por alto en el momento de tomar la decisión de vivir con tu pareja, es el mobiliario necesario (y mínimo indispensable) para habitar su nuevo hogar. Ya sea que alguno de los dos cuente con algún mueble o tengan que comprarlos todos, este es un gasto que se tiene que contemplar en el gasto inicial.

    Recomiendo esperar a tener su espacio o saber exactamente qué tipo de vivienda necesitan, antes de comenzar a comprar los muebles para su hogar. Recuerden que los muebles deben ser adecuados para cada espacio. Eviten gastar en muebles que no usarán y terminarán vendiendo a un menor costo.

    Consideren dentro del mobiliario todos los electrodomésticos necesarios. Evalúen cuales son de primera necesidad y cuáles pueden esperar a ser comprados en una segunda etapa.

    Gastos iniciales

    En caso de rentar, consideren también todos los gastos iniciales que surgen durante la gestión de renta de una casa o departamento.

    Por lo regular, en el momento de elegir un espacio, se hace una investigación a la o las personas que entregarán comprobantes de ingresos. Esta investigación, por lo general, es cubierta por la persona que rentará el inmueble.

    Otro requisito indispensable, y que solicitan la mayoría de las personas que rentan sus viviendas, es un aval. El aval es la persona que fungirá como responsable en caso de no cumplir con el pago puntual de la renta mensual. En caso de no tener un aval con bien común, el arrendador solicitará el pago de una fianza, la cual, de igual manera, deberá ser cubierta por el arrendatario. Por otro lado, en el momento de cerrar el trato, se solicita el pago de la primer renta, así como de un depósito que es el equivalente a entre una o dos mensualidades.

    Te recomiendo sentarte con tu pareja y, después de hacer el balance entre sus ingresos y sus egresos, decidan acerca de cuánto realmente pueden gastar en vivienda. Planteen un presupuesto realista, recuerda que si vas por un lugar fuera de tu presupuesto, podrías caer en una situación de falta de solvencia que afectaría otros gastos o peor aún podría llevarte a una situación de sobreendeudamiento.

    ¿Es recomendable solicitar un crédito hipotecario en pareja?

    La idea de solicitar un crédito hipotecario es buena siempre y cuando estén seguros de querer invertir en un bien común y contemplando que éste representará un compromiso mayor y a un muy largo plazo.

    Ahora bien, si ya decidieron ir por un crédito hipotecario para comprar una propiedad ¡enhorabuena! En ocasiones, y para algunas entidades financieras, es más probable que otorguen un crédito a una pareja que a una sola persona. Esto debido a que la suma de los ingresos garantiza, el pago de las cuotas mensualidades.

    Antes de solicitar un crédito hipotecario les recomiendo lo siguiente:

    ● Analicen todas sus opciones. Vayan a más de una entidad financiera para analizar los productos y servicios que les ofrece cada una y elijan la que mejor se adapta a sus necesidades.

    ● Evalúen los gastos del crédito. Pregunten acerca de las comisiones, anualidades, tasas de interés y todas aquellas cuotas que se suman a la mensualidad resultante del monto total del crédito.

    ● Revisen su historial crediticio. Recuerden que antes de solicitar un crédito deberán revisar su score en Buró de Crédito.

     

     




     

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?