Es increíble cómo lo más valioso es lo que no tomamos en cuenta. El tiempo es dinero y muchas veces se nos va de las manos sin que sepamos en qué. En este mundo digital, donde el entretenimiento y la socialización están al alcance de la mano y son inmediatos, es fácil perdernos y no saber cómo estamos gastando (o malgastando) el tiempo.

Y no me malinterpreten, ver de nuevo tu película favorita por streaming o comentar las fotos de la boda del viernes no son actividades que debamos dejar de lado, al contrario, es sano tener actividades de esparcimiento y relajación. La reflexión va por otro lado: ¿No estaremos dejando de hacer cosas importantes por estar en internet?

 

Primero el dinero

No me encanta monetizar el tema, pero en este caso creo que nos va a ayudar a darle la importancia que tiene y a sensibilizarnos mejor. ¿Cuánto vale una hora de tu vida? A simple vista esta pregunta es muy complicada, porque tanto el tiempo como la vida son tan valiosos que no tienen precio. Una hora con un tío que está a punto de morir, es invaluable. Una hora en el transporte público, es una lata.

La primera vez que necesité saber el valor de una hora de mi vida fue en la preparatoria. Presentamos unos cuadros en una galería y tuvimos que ponerles precio. Mi maestra nos explicaba que debíamos pensar cuantas horas le habíamos dedicado al cuadro y eso multiplicarlo por cuanto cobrábamos la hora. La próxima vez que te preguntes si un trabajo artesanal vale lo que cuesta, piensa en este cálculo.

Para los Godínez determinar cuánto vale una hora de su vida es relativamente sencillo: piensa en lo que recibes mensualmente ya después de impuestos. Ahora divide esa cantidad entre el número de horas trabajadas al mes. Por ejemplo: si trabajas jornada completa (8 horas diarias) de lunes a viernes, trabajas 160 horas al mes. Si ganas $16,000MN, cada hora te la pagan a $100MN.

 

Hora de asustarse

Las estadísticas dicen que el mexicano promedio pasa al día 3 horas y diez minutos en redes sociales. Este número nos ubica por debajo de Filipinas (con 4 horas al día) y Brasil (con 3:45 horas al día)[i].

Continuando con el ejemplo anterior, esto significa que el Godínez que gana $16,000MN al mes pierde $300 pesos diarios en las redes sociales. Si en lugar de estar en Facebook o en Instagram, el Godínez trabajara esas horas extras ganaría $6,000MN más al mes, es decir que ganaría $22,000MN en lugar de $16,000. Un 37.5% más.

¿Si yo ahorita te ofreciera un aumento de casi el 40% sonaría atractivo? Pues ese sería el costo de eliminar de tu vida las redes sociales y aprovechar ese tiempo. Pero, seamos realistas, no hay necesidad de eliminar totalmente el uso de redes sociales. Siguiendo con el ejemplo: si el Godínez decidiera usar las redes sociales solo una hora y trabajara esas dos horas  restantes para hacer dinero extra, ganaría $4,000MN más, es decir, un 25%. Nada mal.

 

Hora de ocuparse

Las horas en las que la gente usa más redes sociales son por la mañana, de las 6 a las 9 horas, y por la noche, de las 21 a las 24 horas[ii]. Esto tiene su explicación: las vemos antes de levantarnos de la cama, mientras desayunamos o antes de dormir. Visto así, pareciera que trabajar esas horas como tiempo adicional no tiene mucho sentido, pero no hay que olvidar que trabajo no significa necesariamente “tiempo de oficina”.

Los emprendedores saben mejor que nadie que para triunfar en un negocio hay que estar el 100% del tiempo en el negocio. Quizá a esa hora no puedas estar llamando clientes, pero si puedes revisar correos desde tu celular en lugar de hacerlo llegando a la oficina.

 

3 ideas para aprovechar ese tiempo y mejorar tus ingresos

Si la idea te ganar más dinero te gustó, aquí encontrarás ideas para usar sabiamente las dos o tres horas que decidas dejar de lado el celular para ganar dinero.

· Estudia: suena loco, pero no lo es. Muchas instituciones ofrecen licenciaturas y maestrías en línea. Para muestra basta un botón, la UNAM ofrece 17 licenciaturas en línea[iii] entre las que destacan:

· Licenciatura en Diseño y Comunicación Visual

· Licenciatura en Pedagogía

· Licenciatura en Enseñanza de (Alemán) (Español) (Francés) (Inglés)

· Licenciatura en Administración

· Licenciatura en Contaduría

· Licenciatura en Economía

Si algo tan serio no te atrae o no estás seguro de que la educación en línea sea lo tuyo, puedes empezar por algo más sencillo. Por ejemplo, la CONDUSEF acaba de enviarme la invitación para su nuevo Diplomado en Educación Financiera, el cual es gratis, solo es necesario inscribirse aquí.

 

Además, plataformas como Coursera o Domestika tienen una gran cantidad de cursos (algunos avalados por importantes instituciones educativas) de infinidad de temas. Lo mejor: en Domestika los cursos suelen ser baratos y en Coursera hay muchos gratis.

· Enseña: si ya has estudiado suficiente, quizá es hora de enseñar. Puedes pasarle tu currículum a diferentes universidades o escuelas para dar alguna clase a la semana. No olvides que dar una clase implica el tiempo de preparación de la clase, el tiempo en el aula y el tiempo para calificar. Tenemos el tiempo limitado y no queremos agarrar más carga de la que podemos manejar, así que se prudente al decir que sí a una oferta.

Otra idea es buscar plataformas donde puedas subir un curso y te paguen por cada persona que lo toma. Se gana menos, pero es mucho menos trabajo y hay infinidad de temas de los que puedes hablar. Esta es una buena opción para tus hobbies. A lo mejor te dedicas a los sistemas de calidad, pero eres buenísimo para bordar, pues es hora de ganar algo de dinero con ese hobbie. Las plataformas más populares son Coursera o Domestika, pero hay muchas más.

· Busca un trabajo alterno: puede ser escribiendo, enseñando, traduciendo, etc. La idea es que pienses qué sabes hacer y lo conviertas en una actividad remunerada. La idea es que sea algo que puedas hacer en tus ratos libres (en las noches, por ejemplo) y que no represente una gran inversión. Quizá poner un negocio de comida rápida suene como una buena idea, pero en este caso solo tienes dos o tres horas al día, por lo que quizá no sea viable. Una mejor idea puede ser ponerte de acuerdo con tus compañeros de la oficina y llevarles una o dos colaciones saludables al día. Ahora que todos nos estamos preparando para las vacaciones de semana santa, es un servicio que yo contrataría.

 

3 ideas para aprovechar ese tiempo y mejorar tu vida

Hasta ahora el artículo ha estado muy metálico porque todos nos podemos identificar con el deseo de ganar más dinero. Pero la realidad es que la felicidad que me da ver las publicaciones de mi tío abuelo en Facebook o de mi mejor amiga en Instagram, difícilmente puede comprarse.

El tiempo que pasamos en redes sociales nos acerca a la gente que amamos, nos relaja y nos da felicidad. Eso no tiene precio y dejarlo de lado solo para ganar más dinero pudiera no hacernos personas más sanas y felices. Pero la realidad es que tener más tiempo para nosotros mismos sí nos puede ayudar a mejorar nuestra vida. Aquí les dejo tres ideas:

· Invierte tiempo en tus hobbies: ¿Hace cuánto que no te dedicas a tu hobbie favorito? ¿Cuántos libros tienes sin leer en el buró? ¿Cuánto material sin usar tienes acumulado? Lo más probable es que estas tres preguntas te hayan llenado de nostalgia. La verdad de las cosas es que tener tiempo para hacer o aprender algo que nos gusta es un verdadero lujo. Dejar de lado las redes sociales para dedicarnos a nuestros hobbies es una magnífica idea, porqué la ganancia es nuestro propio disfrute. Si eres mamá, cuidador principal o emprendedor, este puede ser el mayor lujo de todos.

Retomar una actividad olvidada por mucho tiempo puede ser un reto, por lo que hacerlo en grupo puede ser una buena idea. Si te encanta leer, busca un club de lectura, si hay algún deporte que te apasione, busca un club donde puedas practicarlo o si hay alguna disciplina que siempre has querido aprender puedes buscar una clase.

· Invierte tiempo en vida social (de verdad): ¿cuántas veces has visto a tu mejor amiga en último año? ¿y a tu primo? ¿con tus papás pasas tiempo de calidad o te dedicas a revisar pendientes? Busca a la gente que es importante para ti o que quieres que sea importante para ti. Organiza una salida al trimestre (muy Godínez) con tus compañeros de la escuela o con tus primos. Si tienes un pariente viejito o enfermo, dedica tiempo de tu vida a convivir con ellos en vivo y a todo color.

Ser el primero en darle like a las publicaciones de tus tías es lindo, pero verlas no tiene comparación.

 

· Invierte tiempo en tu salud: si eres como yo, nunca tienes tiempo de ir al gimnasio, de ir al doctor, ni de comer sano. Basta. Dedicar una o dos horas al día a hacer de comer saludable (y rico), a hacer ejercicio y tomarnos nuestras medicinas es básico para sobrevivir. No se trata de llegar a los 60 llenos de achaques, se trata de llegar a los 80 con ánimos de viajar y con una vida plena. Para eso necesitamos invertir tiempo en salud.

Organiza tu día para que nunca olvides tomar tus medicinas o vitaminas. Organiza tu semana para tener tiempo para ir al mercado, para ir al supermercado, para cocinar, para preparar tus colaciones y hacer ejercicio. Organiza tu año para que no se te pasen tus exámenes médicos de rutina.

 

No es que los corra, pero…

¡Adiós! Hora de salir de la matrix.

 

Fuentes
[i] https://www.bbc.com/mundo/noticias-49634612
[ii] https://www.eleconomista.com.mx/tecnologia/7-graficos-sobre-los-usuarios-de-internet-en-Mexico-en-2018-20180517-0077.html
[iii] https://estudiarlicenciaturasenlinea.com/convocatorias-unam-en-linea/

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?