¿Listo para ser "Centurión"?

    Las tarjetas de crédito pueden ser una gran herramienta de financiamiento para muchas compras que deseamos realizar y que te permiten liquidar a meses o a la siguiente fecha de tu corte, y como varios productos de distintas compañías, están segmentadas para dirigirse a distintos grupos de consumidores, por lo que es tradicional que los bancos las hayan clasificado con diferentes nombres, que van desde la básica, pasando por los metales preciosos, hasta los nombres de rangos del ejército romano, como Centurión.

    Lo que tratan de hacer los bancos es crear una imagen sobre las tarjetas y motivar el deseo entre los consumidores de aspirar al siguiente nivel, por ejemplo, si tienes una tarjeta clásica, seguro te gustaría tener una oro, y si tienes una oro, sería algo muy bueno para ti tener una platino, etc.

    La finalidad de productos como la tarjeta de crédito es que las uses, y los bancos harán todo lo posible para que no sólo sea utilizada para emergencias o compras a meses, si no que sea para todos tus consumos; entre más uso, más intereses, comisiones y mejores rendimientos para los creadores de estos productos financieros. Para eso existen los programas de puntos, los catálogos de recompensas, las devoluciones de dinero en tus compras, los programas de asistencia, las salas lounge y más, todo con la finalidad de crear una fidelidad de los consumidores a través de su consumo con tarjeta.

    Por supuesto, no estoy en contra de esto, al contrario, es de celebrar que cada vez haya más y mejores recompensas por el uso del dinero de los bancos y que la competencia entre ellos cree más beneficios para los consumidores. Lo más importante para nosotros es realizar una buena investigación sobre los costos y beneficios para poder tomar una decisión inteligente y quedarnos con el producto que más nos convenga.

    Lee también Tarjetas de crédito. ¿amor, temor u odio?

    ¿Cuáles son los ingresos mínimos que necesitas para tener cada uno de estos tipos de tarjetas de crédito?

    A continuación, te presento una lista de bancos que ofrecen distintas tarjetas de acuerdo con tus ingresos. Lo importante es conocer las ofertas y que sepas que siempre tienes una opción que elegir. Y más allá del tipo de tarjeta y su nombre, se encuentra tu economía.

    El siguiente no es un comparador de tarjetas, para hacer una búsqueda exhaustiva por tarjeta de acuerdo con tus necesidades, introduce el término: Comparador de Tarjetas de Crédito en Google y visita los sitios que ahí se despliegan, para tener información al día de las ofertas que tienen los bancos para ti.

    Clásicas, básicas, universitarias o iniciales

    Ingresos hasta $2,000 pesos al mes

    Los bancos tienen diferentes nombres para las tarjetas, aunque generalmente son muy parecidos en cada segmento. Las tarjetas que se encuentran en este son para los ingresos más bajos o para personas que no pueden comprobarlos.

    Este tipo de tarjetas tienen opciones que no requieren de comprobantes de ingresos para obtenerlas o ingresos hasta los $2,000 pesos mensuales.

    Hay distintas opciones que ofrecen bancos como: BBVA Bancomer, BanCoppel, Inbursa, CitiBanamex, Santander y ConsuBanco.

    Básica, Clásica

    Ingresos hasta $5,000 pesos al mes

    En este segmento tenemos ofertas de bancos como: BBVA Bancomer, Inbursa, Invex, HSBC, Banorte, Santander, BanCoppel, CitiBanamex, Banco Ahorro Famsa, ConsuBanco, Soriana.

    Básicas, Clásicas y Oro

    Ingresos hasta $10,000 pesos al mes

    Esta categoría tiene una oferta de productos que suma casi 100 tarjetas de crédito de distintos bancos. Con CATs que van desde el 24.8% con BBVA Bancomer y su tarjeta VISA Infinite, hasta ConsuBanco y su tarjeta Consutarjeta Inicial con un CAT de 177.7%.

    En la oferta de productos están los siguientes Bancos: BBVA Bancomer, Banregio, Invex, Inbursa, Scotiabank, Banorte, Santander, BanRegio, HSBC, American Express, Banbajío, Afirme, Banco Ahorro Famsa, CitiBanamex, BanCoppel, ConsuBanco.

    Clásicas y Oro

    Ingresos hasta $15,000 pesos al mes

    Con 110 tarjetas de crédito como oferta bancaria, se encuentra con el CAT más bajo Banregio con Tarjeta Más y un CAT de 20.8%, y con el CAT más elevado, la tarjeta de crédito Consutarjeta Inicial con un CAT de 177.7% de ConsuBanco.

    En la oferta de productos están los siguientes Bancos: BBVA Bancomer, Banregio, Invex, Inbursa, Scotiabank, Banorte, Santander, BanRegio, HSBC, American Express, Banbajío, Afirme, Banco Ahorro Famsa, CitiBanamex, BanCoppel, ConsuBanco, Banca Mifel y Soriana.

    Oro, Elite, Premium, Black y Platimun

    Ingresos de $15,000 pesos o más al mes

    Esta categoría de tarjetas tiene una oferta de 35 tarjetas que en algunos casos piden ingresos comprobables de $80,000 pesos como mínimo, como el caso de Ixe Infinite, Scotia Travel World Elite, Santander World Elite, Afirme Blanc, HSBC Premier, Ixe United Universe.

    En la oferta de productos están los siguientes Bancos: BBVA Bancomer, Invex, Inbursa, Scotiabank, Banorte, Santander, HSBC, American Express, Banbajío, Afirme, CitiBanamex, Banca Mifel.

    Fuente: https://tarjetas.condusef.gob.mx/comparativo.php

    ¿Qué tarjeta es para mí?

    Lejos de dejar que te gane la emoción por tener una tarjeta Platinum, es importante saber cuáles son los beneficios que te ofrecen todas estas tarjetas y su CAT y si los beneficios comparados con los costos son convenientes para ti.

    En el análisis de este balance entre los costos y los beneficios es donde están las mejores tarjetas de crédito y la que más te puede convenir de acuerdo con tu estilo de consumo, tus compras y tus ingresos.

    Aquí, algunas recomendaciones que hace la CONDUSEF en relación con la toma de decisión sobre qué tipo de tarjeta de crédito es la más te conviene.

    El siguiente “checklist” de 7 puntos, es importante revisarlo y preguntarlo al ejecutivo que te esté ofreciendo una tarjeta, para que tomes la decisión correcta respecto al costo que debes considerar por tus consumos.

    Pareciera que no hay tanta diferencia entre una tarjeta que tiene una anualidad de 500 pesos a una de 800 pesos, o un CAT de 35% a uno de 45%, pero en el largo plazo, a unos años de distancia de ese momento en que estás firmando para solicita una tarjeta, esas diferencias en porcentaje pueden significar grandes ahorros para tu economía.

    1. La tasa de interés que debes pagar en caso de que no cubras el 100% de tu saldo al vencimiento de tu fecha de pago.
    2. La tasa de interés que se aplica por un día de atraso con respecto de la fecha límite de pago y la penalización o cargo por ese concepto.
    3. Si las condiciones actuales cambiarán pasada una fecha determinada, en temas como la anualidad, tasas de interés o algún otro concepto que sólo tenga condiciones preferentes por la recién celebración del contrato de apertura de la tarjeta.
    4. El CAT; este número y los beneficios son probablemente los dos datos más importantes que uno debe conocer como mínimo, para poder tomar una decisión sobre qué tarjeta elegir.
    5. El periodo de gracia, que es el número de días que tienes antes de que el banco comience con el cargo de intereses por los saldos pendientes de pago.
    6. Otros cargos, como por ejemplo cobro de comisiones por consulta de saldo, disposición de efectivo en cajeros, transferencias, domiciliaciones, etc.
    7. Consulta el Buró de Instituciones Financieras, para que puedas ver cuáles son las reclamaciones más comunes que tienen los usuarios de la tarjeta que más te interesa y que tan eficiente es el banco para responderlas, visita: www.buro.gob.mx

    Hábitos de consumo

    Tus hábitos de consumo son muy importantes para poder saber qué tipo de tarjeta necesitas y se catalogan principalmente en dos tipos de consumo, uno es si tu tarjeta será para ampliar tu poder adquisitivo o, dos, si tu tarjeta será solamente utilizada para emergencias.

    En caso de que la utilices para ampliar tu consumo es importante que tengas una buena administración de tus gastos y de las fechas de corte de tu tarjeta, así como de los montos que tienes planeado cubrir para que en su momento no tengas que pagar cargos excesivos por atrasos o por no cubrir el 100% de tu saldo.

    Utilizar una tarjeta de esta forma puede traerte los beneficios de que tu línea de crédito sea ampliada en poco tiempo y de que, si tienes una buena administración de esta, tu historial crediticio te de puntos a favor. Pero administrar así tu tarjeta puede tener sus riesgos si no llevas un buen control de tus compras, de tu saldo y si por alguna razón dejas de pagar al menos el 30% de lo que debes al mes. Ya que como lo mencioné, los intereses podrían consumir tu línea de crédito y hacer crecer rápidamente tu deuda.

    En caso de que utilices tu tarjeta sólo para domiciliar algunos pagos pequeños y para emergencias, esta opción puede ser la más sana y menos riesgosa, aunque no generarás muchos beneficios de tu tarjeta, por el bajo consumo, pero al menos no corres el riesgo de perder el control de tus pasivos.

    Si piensas comprar y pagar al 100% lo que debes, la mejor opción la encontrarás en tarjetas que no tengan anualidad, pero busca que realmente no tengan anualidad de por vida y que no te condicionen a comprar mensualmente, ni si quiera $100 pesos, como lo hacen algunas tarjetas, así no tendrás que estar gastando en una renta de una tarjeta que casi no usas.

    Recuerda que la mejor tarjeta es la que más te conviene, y la que te genera mejores beneficios de acuerdo con tu estilo de consumo, no la que tiene el nombre más rimbombante.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?