2020 y 2021, aunque parezca, no se parecen tanto entre sí. Y menos en términos de mercado hipotecario.

    Mientras que en 2020 hubo un ambiente de incertidumbre y de comportamiento errático ocasionado por el pánico y la inestabilidad financieros, en 2021 el polvo se ha terminado de asentar sobre el suelo. Diciéndolo de otra forma, las personas saben con un poco más de certeza a qué se atienen y los recursos con los que cuentan, y eso ha hecho que el mercado hipotecario cambie, naturalmente.

     

    ¿Cómo está el segmento hipotecario ahora?

     

    Las tasas bajaron a su mínimo histórico

    En Bancompara hemos discutido el tema ampliamente y en varios artículos. El primer y más notable legado de la pandemia para el sector inmobiliario es una diminución histórica en las tasas de interés, que en este momento han llegado a ser hasta del 7.5%, algo que no se había visto.

    Debido a esto el mercado se ha abierto a nuevas personas en diferentes niveles. Quiere decir que las personas pueden acceder a propiedades que antes no se hubieran podido permitir, y para otros significó que, de acuerdo con sus ingresos, por fin haya llegado el momento en el que pueden pagar la mensualidad.

     

    La colocación de crédito hipotecario bajó

    Según El Economista, parafraseando el Reporte económico trimestral del sector vivienda correspondiente a la última parte del 2020 del Infonavit, la colocación de créditos bajó un 9.5% el año pasado. Era de esperarse bajo el esquema de incertidumbre global, pues un crédito hipotecario es una decisión que abarca, para muchos, al menos un 20% de su vida (solo en pagos, pues las responsabilidades de una propiedad son para toda la vida) y, estando precisamente esa vida en juego a causa de la amenaza del Covid-19, no es de extrañar que los compradores se estén tomando la decisión con más calma.

    Por otro lado, los bancos han endurecido sus condiciones y el “due diligence” para con los clientes, pues sí prestan, pero, de un año para acá, no a cualquiera.

     

    El monto total de los créditos aumentó 1.2%

    Una estadística que tampoco extraña pues, como lo dijimos varias veces en varios de nuestros artículos, el 2020 trajo junto con todo su cambio, un tiempo muy propicio para comprar propiedad raíz, a raíz (valga la redundancia) de la crisis económica que obligó a muchos a vender barato y a otros a emitir promociones irresistibles. Estos factores, junto con una baja en las tasas de interés y la volatilidad de otro tipo de inversiones, crearon un caldo de cultivo óptimo para la compra de vivienda… claro, para aquel que salió bien librado de la pandemia.

    Y no creas que estas personas (las que salieron medianamente bien libradas) son solamente las que tenían salarios considerados como altos, pues el Infonavit reporta el menor crecimiento para este segmento.

    Por eso aquellos que tuvieron la suerte de lograr mantener su economía estable, los que por alguna razón se vieron fortalecidos por el aislamiento social y los que ya tenían sus recursos y estaban tan solo esperando el momento correcto, sin importar el monto de sus ingresos, se lanzaron al agua fresca del financiamiento hipotecario el año pasado.

     

    No se sabe si estas condiciones se mantendrán

    El Infonavit, en el mismo reporte, prevé una recuperación del sector del crédito hipotecario. Si quieres comprar vivienda, pero no te decides, no te confíes, porque no se sabe hasta cuando los bancos mantendrán sus tasas o endurecerán sus condiciones. Tampoco se sabe cuándo haya un ambiente de confianza y las personas empiecen a subir sus precios. Y si estás pensando en hacer un cambio de vida grande, como renunciar a tu trabajo y fundar tu startup, piensa en obtener ese crédito hipotecario primero, pues el asset que más te beneficiará a la hora de que te aprueben un crédito será la estabilidad.

    Del lado contrario, las nuevas Cepas de Covid-19, los retrasos en la vacunación y todo lo que esto conlleve (por ejemplo, que cada vez más padres de familia se vean obligados a dejar sus trabajos por el cuidado de sus hijos, debido a que las escuelas continúan cerradas) podrían hacer que la recuperación económica se demore. De modo que, si tienes los recursos, el ingreso estable y quieres comprar vivienda, cuentas con mucho campo de acción para tomar una decisión inteligente y sin presiones.

     

    El mercado para 2021 se muestra optimista

    En general, si tu objetivo es comprar vivienda en 2021, ten la seguridad de que te encontrarás con un mercado robusto y dispuesto a prestarte si cumples con las condiciones. El reporte trimestral del Infonavit prevé un crecimiento del país del 2.7%

    En contraprestación, los precios siguen a la baja en diversos segmentos de la vivienda o es posible que encuentres a algunas personas muy dispuestas a negociar sus precios. Los bancos han hecho y están haciendo inversiones importantes en producto de crédito inmobiliario, pues es uno de los mercados que, se espera, continúe más fuerte y que sea uno de los motores para la recuperación de la economía nacional.

    De cualquier forma, si quieres comprar una vivienda y te gustaría investigar sobre el mercado y asegurarte de que tomas una decisión inteligente, puedes leer la totalidad del reporte Infonavit.

    Te deseamos mucha suerte y que encuentres la casa y el crédito de tus sueños, ahora que sabes más acerca de la situación del mercado inmobiliario.

     

    ¿Quieres saber más?

     

    Comentarios

    Suscríbete al blog