Toma en cuenta esta lista para presupuestar todas tus actividades esta navidad.

    Mi mes favorito del año; posadas, cenas, fiestas, navidad, año nuevo, familia, amigos, regalos. ¿Qué más se puede pedir?

    Con el llegar de estas ansiadas fechas, las prisas y las compras de último momento también aparecen. Es por esto por lo que el día de hoy te voy a dar el mayor “hack” de la temporada, la única y definitiva lista de lo que deberás considerar comprar esta navidad y, también, por qué no, alguna que otra cosa que probablemente no compres pero que seguramente te hará reír.

    En nuestro país las fiestas navideñas comienzan con las posadas, esta tradición originaria de nuestro país y que en la actualidad se ha extendido a gran parte de Centroamérica, consiste en celebraciones que para los más fiesteros duran nueve días, es decir del 16 al 24 de diciembre. Y luego por qué dicen que los mexicanos vivimos de fiesta.

    En sus inicios las posadas consistían en la celebración de nueve misas católicas celebradas previas a navidad, sin embargo, tu y yo sabemos que hoy en día se han alejado de su origen.

     

    Lista para las posadas

    • Piñata – No puede faltarte, si no eres muy tradicional seguramente estarás pensando en comprar una con la imagen de Sarita (hija de José José) la nueva enemiga pública numero uno de nuestro país, pero si quieres apegarte a las tradiciones, una tradicional piñata de siete picos (uno por cada pecado capital) funciona perfecto.
    • Dulces y colación – Piensa en todos, desde los dulces tradicionales hasta los picositos y uno que otro juguetito para los niños. Todo dependerá de la comitiva de la posada, pero no escatimes, no hay nada peor que una piñata “chafa”
    • Ponche – No tengo ni idea como se hace, pero es otro de los infaltables, así que háblale a tu tía para que te pase la receta.

    Ahora bien, entrados más en el tema de la navidad la lista aumenta, deberás considerar lo siguiente:

    • El árbol de navidad - Tal vez lo compres a principios de diciembre o tal vez tengas un árbol artificial, pero es importante considerar las esferas, las luces e incluso el pie de árbol o la esfera en la punta. Si esperas una semana entrado diciembre, seguramente podrás encontrar muy buenas ofertas en decoraciones, no las podrás lucir todo el mes, pero lucirán radiantes en la cena de noche buena. Si tu opción es un árbol natural, aprovecha para ir a cortarlo, hay distintos sitios que ofrecen esto y, además de tener un gran día de convivencia en familia, te estarás asegurando de que se trata de un programa sustentable y no estarás afectando al medio ambiente.
    • Adornos – No solo se trata del árbol; las botas para colgar, uno que otro Santa Claus o incluso un inflable en el techo de tu casa harán correr el espíritu navideño por tus venas.
    • El nacimiento – La tradición de nuestro país consiste en colocar una representación del nacimiento de Jesús complementado con heno y musgo. Hasta donde sé, la venta de estos recursos naturales esta regulada por su importancia para su ecosistema y, aunque difícilmente tendrás un problema legal por adquirirlo, puede ser mejor buscar alternativas creativas para decorar tu nacimiento.
    • La cena – Lo principal; en nuestro país se acostumbran una serie de platillos como el bacalao a la vizcaína, el pavo, el lomo o los romeritos, dependerá en gran medida de tus dotes culinarios y el tiempo que le quieras dedicar. Es importante prever con tiempo, no quieras ir el 24 de diciembre en la mañana a comprar todo por que seguramente tu cena será un fracaso.
    • Las bebidas – Siempre será una buena oportunidad para brindar con nuestra familia, ya sea que la cena de navidad acabe con karaoke a las 4 de la mañana o que seas un poco más tranquilo, hay opciones para todos, recuerda que es importante considerar lo que darás de cenar sobre todo al momento de elegir los vinos, te recomiendo un champagne, una cava o cualquier vino espumoso que te guste para el tradicional brindis, incluso, actualmente hay opciones sin alcohol que pueden ser una opción.
    • ¡Los regalos! – Aquí lo importante es medirte y no querer ser el Santa Claus favorito del todo el mundo. Claro que en estas fechas a todos nos dan ganas de regalarle a toda la familia y amigos, pero se prudente y evita endeudarte con regalos excesivos. Incluso Santa o los Reyes Magos deben cuidar no sobrepasar la tarjeta de crédito. Piensa que no siempre el regalo más caro es el mejor, a veces un detalle o incluso el simple hecho de pasar tiempo con nuestros seres queridos es el mejor regalo que podemos dar.

    Y como no hay cena de navidad sin recalentado:

    • La comida ya está, incluso para muchos es mucho más rico el recalentado, podrá ser por la desvelada o que en realidad los sabores se intensifican, pero es innegable que es un gran momento. Puedes agregar alguna entrada fría o algún caldo de camarón, jaiba, etc. Que ayudará a los más fiesteros, no olvides considerar un “refill” de tus bebidas y refrescos para que el día de navidad sea todo un éxito.
    • Seguramente en este día los niños no querrán dejar atrás los regalos que trajo Santa, por lo que sé un padre previsor y cómprate unos cuantos paquetes de pilas en caso de que se requieran. No hay sensación peor para un niño que no poder estrenar un regalo por falta de pilas.

    Y después de un merecido descanso de unos cuantos días, es momento de tomar nuevos bríos y prepararte para despedir el año.

    Esta tradición mundial, tiene un sinfín de costumbres curiosas. En mi caso nunca he formado parte de la mayoría de estas, pero hoy te voy a platicar algunas.

    • Las uvas – Esto todos lo hacemos y no pueden faltar, recuerda que tendrás que comprar 12 uvas para cada comensal, la idea es comer una con cada campanada del reloj y pedir un deseo por cada una de ellas. Si tu como yo batallas con los huesitos de las uvas, hoy en día hay alternativas de uvas sin hueso e incluso puedes encontrar latas que incluyen las doce uvas para tus comensales. Un dato curioso es que esta tradición, aunque se da prácticamente en todo el mundo, en Perú tiene la peculiaridad de que deben ser 13 uvas y no 12, esto para asegurar la buena fortuna en el nuevo año.
    • Champagne - Si en un momento del año vale la pena el gasto, es en este día, incluso si no eres muy fan de esta bebida espumosa, es una costumbre que vale la pena mantener. Como dijo el monje de apellido Perignon al degustar por primera vez su descubrimiento: “Vengan rápido, ¡estoy probando las estrellas!”
    • Ropa interior – Si quieres unirte a esta tradición la clave es comprar una nueva muda de ropa interior, puede ser roja si lo que quieres para el Año Nuevo es encontrar el amor o amarilla si lo que buscas es engordar un poco tu cuenta bancaria.
    • Maletas – Esta tradición podrá hacer que hagas el ridículo enfrente de todos tus vecinos. La idea es que durante los primeros minutos del nuevo año salgas corriendo de tu casa con unas maletas, entre más lejos llegues, más viajes tendrás en los siguientes meses.
    • Otra curiosa tradición consiste en aventar lentejas, lo cual supuestamente atraerá dinero a tu vida, evidentemente te recomiendo no hacerlo, es bastante absurdo desperdiciar comida de esta manera.
    • Seguramente la mas chistosa, dice que las personas que quieren casarse deberán pararse y sentarse al ritmo de las doce campanadas, así que, si no te explicabas por que lo hacía tu ex, ahora tienes la explicación.
    • Otra simpática costumbre dice que si lo que buscas es tener un ascenso profesional o laboral, lo que debes hacer es subir las escaleras al momento de las doce campanadas, no sé si servirá, pero seguro te perderás los abrazos de Año Nuevo.
    • Nuestros vecinos del norte, por ejemplo, tienen la costumbre de besarse cuando llega el nuevo año, muy tipo de película de Hollywood, puede ser una bonita tradición para iniciar con tu pareja.
    • Si durante esta noche, te das cuenta de que tus parientes o amigos avientan platos a tu casa, no te preocupes, seguramente estarán siguiendo la costumbre danesa que dicta qué hay que lanzar la vajilla a las casas de los seres queridos.

    Espero que estas recomendaciones y curiosidades te sirvan para sobrevivir a las fiestas. Y si quisieras instaurar la tradición de estrenar casa en Año Nuevo, no olvides visitar Bancompara.mx, ellos son los mayores expertos en crédito hipotecario de nuestro país y seguramente podrán apoyarte para que cumplas este sueño, recuerda que ellos te ayudan durante todo el proceso, y lo mejor es que no te cuesta nada.

    Por último, te deseo que estos días, más que de compras desmedidas y excesos, se conviertan en un momento de convivencia con tu familia y amigos; no hay mejor pretexto que estas fechas para restaurar relaciones rotas. Disfruta y que tengas una muy feliz navidad y un muy próspero Año Nuevo.

     

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?