Ramit Sethi y sus 5 reglas.

    Hoy te voy a platicar de uno de los mayores referentes en lo que a administración de finanzas personales y generación de riqueza se refiere: Ramit Sethi.

    Ramit, quien hoy en día cuenta con publicaciones “best seller” con el New York Times y tiene uno de los blogs más populares en la materia, comenzó con esta aventura cuando estudiaba psicología y tecnología en Stanford. Como la mayoría de los jóvenes de clase media en Estados Unidos, la única forma de poder ir a la universidad era pagándola él mismo o a través de becas o financiamientos.

    Este es el caso de Ramit, quien aplicó a un montón de becas con el fin de cumplir su sueño de estudiar en Stanford y, afortunadamente para él, este sueño se convirtió en realidad.

     

    Leer también: ¿Cómo perder... todo tu dinero en 10 días?

     

    Y es aquí donde viene uno de los primeros aprendizajes “de adulto” que Ramit tuvo en su vida. Cuando recibió el primer cheque de la beca que había conseguido, decidió que lo ideal era invertirlo en la bolsa. Y, para su mala fortuna, en cuestión de días había perdido la mitad del dinero.

    ¿Pero, qué estuvo mal?, ¿no se supone que es una buena idea invertir en la bolsa y que, por lo que se dice, es uno de los mejores vehículos de inversión?

    Lee también Cómo perder... todo tu dinero en 10 días

    Este lastimoso primer acercamiento al mundo financiero motivó a Ramit a interesarse en saber cómo funciona realmente el dinero. Se dio cuenta de que la mayoría de los expertos se atenían a dar recomendaciones sobre qué no hacer. No gastos superfluos, no salirte de tu presupuesto, etc. Para el esto no hacía ningún sentido, o por lo menos no compartía el enfoque que la mayoría de los autores tenían sobre la vida financiera.

    A partir de ahí, su blog ha ayudado a miles de personas a tener una vida financiera plena a través de guías paso a paso sobre un sinfín de temas.

    Uno de los primeros puntos, que me llamo mucho la atención, es que Ramit no permite que personas con deudas en tarjetas de crédito adquieran su material premium. Creo que esto te puede dar una pista sobre cuál debería ser uno de los primeros pasos para una vida financiera plena.

    Una vez que empiezas a curiosear por su blog, uno de los primeros artículos con el que te encuentras, es el titulado “5 pasos para hacerte rico”. Si para ti, como lo fue para mi, te suena a una artimaña de marketing para mantenerte leyendo, resiste el impulso de salir corriendo de ahí y, por lo menos, por un momento más, sigue leyendo, verás que lo que Ramit nos comparte hace mucho más sentido de lo que te podrías esperar.

    Sin afán de dañar derechos de autor y, por supuesto, dando el crédito correspondiente a Ramit, te voy a platicar en qué consiste esta receta cuasi milagrosa para aumentar los ceros de tu cuenta bancaria.

    El primer punto que Ramit pone sobre la mesa es el relativo a saber en qué y cuánto gastas; puede parecer obvio, pero si te preguntara, así de pronto, cuánto gastaste en cafés el año pasado, la verdad es que difícilmente tendrías una idea, y lo peor es que muy probablemente te espantarías de los números que podrías obtener.

    Lo importante para conocer y registrar los datos es la disciplina, se que es complicado llevar una bitácora super detallada para hacerlo, pero ten en cuenta que hoy en día existen un montón de Apps y programas que te ayudan a llevar un control de tus gastos y que además pueden generar informes sobre tu perfil de gasto. Como en todo, el conocimiento es poder y, en este caso, créeme que el autoconocimiento es un SUPERpoder. Dando este paso, toda tu perspectiva respecto a tu vida financiera cambiará, tal vez estés mejor de lo que pensabas, o tal vez nunca te imaginaste estar tan mal; sea cual sea, lo importante es descubrirlo por ti mismo.

    El segundo punto que Ramit pone sobre la mesa es iniciar con pequeños pasos, estrategias sencillas que no requieren mucho esfuerzo y que al final pueden ahorrarte dinero. Un ejemplo interesante es tu cuenta bancaria o tarjeta de crédito. ¿Sabes cuánto cobra de comisión? ¿O la tasa de interés? O más importante aún, ¿tienes alguna noción de si tus productos financieros son competitivos en costos? Para esto hay herramientas en línea que te permiten comparar los costos asociados a determinado producto financiero, e incluso la CONDUSEF realiza publicaciones con rankings en donde puedes ver cómo está posicionado tu banco en determinado producto frente al resto.

    Seguramente, tu como muchísima gente, sigues teniendo la misma tarjeta de crédito que te ofrecieron un día hace 20 años y que sientes que te ha funcionado relativamente bien, sin embargo, allá afuera hay un universo de opciones bancarias que muy probablemente te pueden ofrecer menores costos o beneficios más atractivos. Aprovecha esos 10 minutos antes de dormir y, en lugar de ver Instagram, busca cuales son los mejores productos bancarios; no te arrepentirás.

    En tercer lugar, tenemos el fundamento de cualquier persona que pueda considerarse aspirante a millonario: Tu dinero debe generar más dinero.

    Esto quiere decir que tus ahorros, por pequeños o grandes que sean, deben generar una utilidad, puede que sea simplemente con la tasa de interés básica que te ofrece tu banco o a través de instrumentos más complejos como fondos de inversión o acciones. Si lo recuerdas, es esto lo que en otros artículos hemos definido como ingresos pasivos. Generar riqueza solo por tener tu dinero invertido, ese es el sueño, ¿correcto? Define estrategias considerando el horizonte temporal y el riesgo que estás dispuesto a correr. Pero, créeme, guardar el dinero en el colchón nunca debe estar entre tus opciones.

    La cuarta es mi favorita; no dejes que el dinero controle tu vida. Esta muy bien que te impulsemos a ser disciplinado y a tener una profunda y arraigada cultura financiera, sin embargo, hay cosas que seguramente te harán feliz y que es más probable aún que no hagan ningún sentido, financieramente hablando. Date gustos y disfruta, y, sí, también de vez en cuando despilfarra, para eso es el dinero, ¿no? Y más importante aún, para eso es la vida. No te conviertas en un maniático del control financiero y date esos lujos que te hacen sonreír. Al final, a nadie le importará si eres el hombre más rico del panteón.

    Y, por último, la quinta regla de Ramit Sethi es, en palabras textuales “No seas estúpido”. Todos sus consejos están enfocados en horizontes temporales de por lo menos 10 años, y así es como cualquier inversión debería ser, por eso, olvídate de esa imagen de broker de acciones que tienes en la cabeza en la que compras y vendes acciones durante todo el día generando márgenes impresionantes. Claro que esto es posible, pero también el lograrlo requiere mucha preparación y conocimiento, por lo que, si lo tuyo no son los mercados financieros, y me refiero a “profesionalmente”, lo mejor es que tomes un enfoque mucho más paciente, elige tus inversiones pensando en el futuro y no en intentar ser millonario en días.

    Como puedes ver, los consejos de Ramit hacen mucho sentido, y aunque no es una receta paso a paso para ser millonario (no existe tal receta) sí son componentes importantes al momento de buscar mejorar la relación que tienes con el dinero.

    Recuerda que cuanto más aprendas y mayores referencias sobre las finanzas personales tengas, más sencillo será que logres encontrar ese punto medio que sea funcional para ti y que te brinde resultados.

    Así como Ramit existen muchos otros expertos en finanzas personales, pero también hay un mundo de charlatanes que intentarán venderte libros, suscripciones o incluso seminarios en los cuales el único que se esta volviendo millonario es el organizador. Es por esto por lo que es sumamente importante que investigues y sigas a personas con fundamentos reales para que te sirvan de guía. No te dejes llevar por la corriente ni termines convirtiéndote en fanático de algún pseudo gurú.

    El primer paso ya está dado, el que estes leyendo esto es muestra de que buscas una mejor vida financiera para ti y tu familia, por lo que lo siguiente es poner manos a la obra; será un proceso de prueba y error y de mucho aprendizaje, pero recuerda que con cada tropiezo irás creciendo, no te desanimes y sigue en esa ruta.

     

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?