El fin de semana más esperado de año ha llegado.

    No es tu cumpleaños, ni siquiera navidad; sí, señoras y señores, se trata del ansiado por muchos y odiado por otros… Buen Fin.

    Por si no lo sabías, El Buen Fin es una iniciativa conjunta del Gobierno Federal y la iniciativa privada creada en el año 2011 que busca reactivar la economía por medio del consumo. En este fin de semana las empresas afiliadas se comprometen a ofrecer condiciones especiales a los consumidores, ya sea meses sin intereses, descuentos o cualquier otra promoción especial.

    Por parte del Gobierno Federal son la Secretaria de Economía, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Turismo, el SAT y la PROFECO quienes están involucrados en la planeación y operación del programa, mientras que por la iniciativa privada los involucrados son el CCE (Consejo Coordinador Empresarial), la CONCANACO SERVYTUR (Confederación de las Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo), la ANTAD (Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales), la CIRT (Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión), la ABM (Asociación de Bancos de México), la Asociación Internet.mx y la AMVO (Asociación Mexicana de Ventas Online).

    Lee también sobre Educación financiera

    Este esfuerzo titánico tiene como resultado la campaña más grande a nivel nacional, y como te podrás imaginar, entre los afiliados encontrarás empresas de todos los ramos. Para este año según El Economista, se esperan ventas de por lo menos 118,000 millones de pesos, un 5% más de los 112,400 millones generados en el 2018. Si consideramos que en el primer año las ventas fueron de alrededor de 39,800 millones, te darás cuenta de que El Buen Fin ha ido creciendo de forma muy importante para posicionarse como una fecha imperdible en el calendario de un gran número de mexicanos.

    Cada año ha aumentado el número de empresas afiliadas a esta campaña, que llegan a representar el 55% del total de empresas comerciales y 14% del total de empresas de servicios.

    Hace algunos años el placer de las compras masivas y los descuentos increíbles estaba reservado para los “pudientes” que programaban el viaje de “shopping” a Estados Unidos durante el fin de semana del Thanksgiving, que además de brindarles algunas delicias de alto contenido calórico les daba la posibilidad de realizar compras con promociones que en nuestro país solo podíamos imaginar. Sin embargo, actualmente esta posibilidad está abierta para todos, desde la tienda de la esquina hasta las cadenas comerciales más grandes de nuestro país se visten de gala para este fin de semana.

    ¿Qué es lo que más se vende?

    En el año 2018 de acuerdo con el INEGI los automóviles, los aparatos electrónicos y artículos del hogar fueron los artículos más comprados de por los mexicanos.

    Dentro de estos segmentos los automóviles fueron el número uno, con un 32%, seguidos por los celulares, computadoras, televisiones, línea blanca y muebles con un 20%.

    Para este año se espera un comportamiento similar, por lo que si estas pensando comprar un auto eléctrico, hacerte con el IPhone 11 o crecer unas cuantas pulgadas la televisión de tu hogar, este puede ser el momento.

    Entonces ¡A comprar!

    Tranquilo, no todo es color de rosa, en primer lugar, es importante que todas las compras que realices sean compras informadas y necesarias.

    Es una muy buena idea que un par de semanas antes te des una vuelta para poder comparar los precios reales de los productos y ver si realmente es una buena idea comenzar a despilfarrar tu aguinaldo. La PROFECO estará con los lentes puestos para verificar que todas las promociones y descuentos ofrecidos sean reales, evitando que se inflen precios u otras malas prácticas, sin embargo, no hay como verlo tu mismo.

    Del mismo modo sería importante validar que el negocio en cuestión este afiliado al programa, no solo por que contarás con el respaldo de la iniciativa, si no como un medio para asegurarte que sus promociones son reales. Este problema no te lo encontrarás en la mayoría grandes cadenas comerciales o tiendas departamentales, sin embargo, sí puedes llevarte una sorpresa si piensas comprar en comercios informales.

    Con esto no quiero decir que solo compres en Liverpool o el Palacio de Hierro, al contrario, creo que es un excelente momento para ayudar a los pequeños comerciantes y empresarios, finalmente, el efecto de reactivar la economía es mucho mayor si generamos negocio para estas pequeñas y medianas empresas, piensa que el señor Alberto Bailleres no será ni más rico ni mas pobre por que compres tu televisión en el Palacio de Hierro, pero si puede ser la diferencia para un pequeño comerciante. Simplemente es conveniente estar más informado cuando compres en pequeños negocios para evitar caer en manos de algún vivo, y si puedes evitar los negocios informales, aún mejor. Recuerda, hoy en día todos quieren ser parte de El Buen Fin.

    Un caso curioso es el de Walmart de México. Esta empresa americana ha decidido no formar parte de El Buen Fin, dada su reciente salida de algunos organismos empresariales como la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD) y Coparmex. Sin embargo, ellos han optado por lanzar su propia campaña denominada “El fin de semana más barato del año”. Desde mi punto de vista una decisión inexplicable de la empresa y, aunque puedo asegurarte de que no se trata de buscar engañar al consumidor, creo que decisiones de este tipo restan mucho a una iniciativa que ha impulsado en gran medida el consumo, lo que al final representa un beneficio para todos los mexicanos.

    Ahora bien, otro punto importante que debes considerar es qué vas a comprar, una buena idea es adelantarte a Santa Claus y los Reyes Magos y realizar la compra de tus regalos con tiempo, es muy probable que puedas obtener beneficios.

    Otra buena idea es hacerte de productos que tengan larga vida. Cambiar la lavadora o el calentador, o incluso una nueva tele (siempre y cuando no sean meros caprichos) puede ser realmente una buena idea. Esto aplica ya sea que obtengas un buen descuento o incluso meses sin intereses.

    Recuerda que la primera regla de los meses sin intereses es que, aunque en parcialidades, tendrás que pagar el monto total, así que no te emociones y considera todas estas compras como un gasto fijo que tendrás por los próximos meses o incluso años. En segundo lugar, nunca compres algo a meses que terminarás de pagar incluso cuando el producto ya no sirva. Esto aplica en servicios, productos con una corta vida, etc. Créeme que no hay peor castigo al consumismo que seguir pagando algo que ya no utilizas.

    Otro consejo importante, especialmente si como un servidor eres presa fácil de los colores y luces de los centros comerciales, es controlar tus impulsos. Seguramente te encontrarás un montón de productos con descuentos aparentemente irresistibles, sin embargo, debes ser muy consciente de tu capacidad de gasto, recuerda que probablemente hay otras prioridades, como pueden ser reparaciones en tu hogar, algún seguro de vida o gastos médico o incluso generar un ahorro o inversión.

    Piensa que aún esta por venir una de las épocas del año donde más gastamos y seguramente querrás tener algún colchoncito para las fiestas, por lo que lo mejor es que, si no tienes alguna compra meditada y analizada, ni te pares por las tiendas. Siendo sinceros, tu y yo sabemos que hay una gran probabilidad de que acabes comprando algo que no necesitas y que igual ni si quiera realmente quieres.

    Todo en la vida tiene su lado bueno y malo, por lo que lo mejor es ser prudente y medido, El Buen Fin, como puede ser una gran oportunidad, también puede convertirse en una pesada carga para todo el próximo año.

    Piensa también que, probablemente, como la mayoría de los mexicanos, andas llevando para todos lados esa pistola cargada, también conocida como tarjeta de crédito. Recuerda que los créditos no son ingresos extras, por el contrario, son herramientas que disminuirán tu capacidad financiera a largo plazo, por ello, se precavido con su uso.

    Mi mayor recomendación para este Buen Fin es que, si tienes planeado comprar algo y puedes pagarlo en el momento, lo hagas, y que evites créditos o incluso meses sin intereses, de esta manera estarás aprovechando atractivos descuentos sin comprometer tus finanzas a futuro.

    Y si tienes miedo de lo que pueda pasar el próximo fin de semana, no hay como ver algunos videos de nuestros vecinos durante el también famoso y popular Black Friday; las aglomeraciones, largas filas y gente peleando por los productos pueden quitarte un poco las ganas de ir a algún centro comercial.

    Por último, no quisiera dejar pasar la oportunidad de recomendarte a Bancompara.mx, ellos no solo El Buen Fin, sino todo el año, te pueden ofrecer las mejores alternativas de crédito hipotecario si lo que estás pensando es dejar de rentar, cambiarte de casa o incluso comenzar a invertir en bienes raíces. Ellos te podrán ayudar a seleccionar la mejor opción de acuerdo con tu perfil e incluso te ayudarán durante todo el proceso de crédito. Y con ellos ni descuentos ni meses sin intereses, recuerda que toda su asesoría no tiene costo para ti.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?