¿Acabas de recibir una llamada en la que te ofrecen un producto o servicio que no solicitaste?

    Sucede todos los días y pocos son los que escapan a esto. La primera pregunta que te surge es ¿cómo consiguieron mi teléfono, mis datos personales e incluso mi nombre completo?

    No podemos olvidar que estamos en la era de la información, y las controversias que se han suscitado en torno a empresas como Facebook o Google, las cuales recaban nuestros datos para poder después comercializarlos. Esto tiene como principal objetivo que sus clientes dirijan sus campañas publicitarias a las audiencias con las cuales tendrán mayor probabilidad de éxito.

    Es por ello que muchos compartimos la inquietud sobre lo qué pasa con los datos que entregamos en páginas de internet que visitamos, ya sea para hacer una compra o bien realizar una consulta de los productos y/o servicios que nos interesan.

     

    Lee también: Qué debes hacer para mejorar la seguridad de tus datos en Internet

     

    Tus datos personales, junto con los de muchas personas representan un bien comparable en valor a las transacciones que se hacen en escala mundial con productos tales como azúcar, cacao, oro o petróleo.

    Tus datos pueden ser transformados en posibles ventas de productos o servicios para las empresas que quieren sacarles provecho. El tratamiento y cruce de la información que compartes por medio del internet pueden ayudar a compañías a saber más acerca de tí, de tus gustos, tus aficiones, en que etapa de tu vida te encuentras y qué productos o servicios te podrían interesar, para así enfocar todos los esfuerzos de publicidad para que eventualmente adquieras alguno de sus productos.

    ¿Qué pasa con mis datos personales después de solicitar un préstamo?

    Gracias a la legislación que entró en vigor a partir del 2010 en México, la información que proporcionas a las empresas debe favorecer tu privacidad. Esto significa que las empresas que obtienen tus datos deben hacer lo que sea necesario para que tu información esté protegida y no pueda ser libremente consultada por otros individuos o empresas ajenas a la misma, y que sólo se recabarán los datos que sean necesarios para brindarte el producto o servicio que necesites.

    La Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, es la ley que te protege para que puedas ejercer tus derechos sobre tus datos, tales como: acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de los mismos, también conocido por el acrónimo ARCO. Este derecho te permite limitar el uso de tus datos a las entidades que los posean.

    Es importante que conozcas los términos encontrados en el Diario Oficial de la Federación con respecto a esta ley:

    Derechos ARCO: Los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de datos personales.Datos personales: Cualquier información concerniente a una persona física identificada o identificable. Se considera que una persona es identificable cuando su identidad pueda determinarse directa o indirectamente a través de cualquier información.

    Por ley, todas las empresas u organismos a los cuáles proporcionas tus datos deben informarte qué harán con ellos a través de un comunicado conocido como Aviso de Privacidad.

    Aviso de privacidad: Documento a disposición del titular de forma física, electrónica o en cualquier formato generado por el responsable, a partir del momento en el cual se recaben sus datos personales, con el objeto de informarle los propósitos del tratamiento de los mismos.

    Mientras el Aviso de Privacidad sea de fácil acceso y no exista una expresa oposición de tu parte, se entenderá que estás de acuerdo con él. Por lo que siempre es recomendable, aunque pueda ser engorroso, leer los avisos de privacidad de las empresas, sobre todo cuando se trata de datos personales que se podrían clasificar como sensibles.

    Datos personales sensibles: Aquellos que se refieran a la esfera más íntima de su titular, o cuya utilización indebida pueda dar origen a discriminación o conlleve un riesgo grave para éste. De manera enunciativa más no limitativa, se consideran sensibles los datos personales que puedan revelar aspectos como origen racial o étnico, estado de salud presente o futuro, información genética, creencias religiosas, filosóficas y morales, opiniones políticas y preferencia sexual.

    Es muy relevante que hoy ya exista, por ley, la protección de los datos que compartes a través de Internet cuando consultas o adquieres productos.

    La publicidad es algo que siempre nos ha acompañado, es la forma por la cual las empresas nos dan a conocer los productos o servicios que podríamos necesitar. Además de que, entre más información tengamos, mejor podremos comparar las ventajas o desventajas de cada producto o servicio, sus términos, condiciones y precios.

    Sucede así con el portal de Bancopara.mx que te permite realizar un comparativo de los préstamos hipotecarios, características y beneficios que te ofrecen distintos bancos.

    Todo está muy bien cuando necesitas información acerca de algún producto, sin embargo, hay un momento en el que no la requieres más, ya sea porque tomaste una decisión o por que ya no estás interesado en adquirir ese producto o servicio. En ese punto ya no deseas recibir más datos u ofertas, aunque esto sigue sucediendo y termina siendo muy molesto o incluso invasivo, ya que en muchas ocasiones, sin aviso alguno, comienzas a recibir información que no has solicitado sobre productos o servicios.

    Es ahí donde la ley te ayuda para que esto no suceda, como lo comentamos en puntos anteriores, las nuevas legislaciones privilegian el derecho a tu privacidad y esto puedes hacerlo válido a través de una queja, ya sea que te dirijas a la empresa que te hace llegar esta información o al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) para hacerla válida.

    ¿Cuál es el límite a toda invasión a nuestra privacidad?

    En últimas fechas han surgido movimientos que promueven el darse de baja de redes sociales tales como Facebook, Twitter o Instagram para conservar un poco la privacidad y no ser fácilmente invadidos por publicidad no deseada.

    Por otro lado, también podrías, como hace la mayoría y vivir con este tema tratando de darle la vuelta.

    Hoy en día puedes bloquear en tu teléfono la mayor parte de los números de los cuáles recibes llamadas o darte de baja de listados de correos que recibes y que no solicitas.

    Además de lo anterior existen muchas organizaciones a nivel mundial que promueven los derechos de los consumidores como None of your Business, organización fundada por Max Schrems en el 2017 y que tiene su sede en Viena, Austria, y que ayudó en Europa a que el gobierno francés multará a Google con 50 millones de Euros por el tratamiento que da a los datos de los usuarios que utilizan sus servicios en relación a sus anuncios publicitarios personalizados. Hoy en día, lo gobiernos trabajan cada vez más para proteger los datos de sus ciudadanos.

    Seguridad personal

    Además de lo que significa recibir llamadas molestas con ofertas que no solicitamos, está el tema de la seguridad. Cuando una empresa que no tiene las medidas de seguridad necesarias es víctima de hackers, por consiguiente puede perder el control sobre la información que tiene sobre ti y tus datos de tarjetas bancarias, esto puede convertirse en el desfalco de tu patrimonio porque puede terminar en manos de delincuentes.

    La imagen de las compañías y el manejo de tus datos personales

    Las empresas comienzan a darse cuenta de que la privacidad es algo que sus clientes aprecian y que agradecerán a través de sus compras. Por lo que hoy en día hay empresas que se manejan más responsablemente y que tienen este tema como prioritario en sus políticas de gestión interna.

    Incluso debido a ese motivo existen nuevas empresas cuyo eslogan principal es que sepas cómo están enfocadas a cuidar de tus datos personales y de tu privacidad.

    Considero que en el largo plazo, las empresas que tengan un comportamientos menos invasivos para con sus clientes, que respeten más sus datos y que no sobrepasen los límites de lo éticamente aceptable, serán las que también tengan una mejor imagen frente a sus cliente y frente a sus comunidades, y, por consiguiente, ese comportamiento tendrá un impacto positivo en sus negocios futuros y su crecimiento.

    Se han tenido muchos avances en materia de protección de los datos personales, gracias a ello hoy existen autoridades que pueden defender tus derechos y se vislumbra un futuro que tiende a ser aún más estricto con las empresas sobre la información que recolectan sobre nosotros y la forma cómo utilizan dicha información. Todo con el fin de que podamos gozar libremente de nuestras vidas sin tener la sensación de estar constantemente monitoreados.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?