La tecnología ha existido desde que el circulo se convirtió en rueda.

     

    Lejos quedaron los días en que para ver un documento había que enviarlo por fax o, peor, pedirle a un mensajero que lo trajera. Estamos tan acostumbrados a la tecnología dentro de nuestras vidas que simplemente no somos conscientes de ella.

    Los antibióticos, los carros o las llamadas telefónicas son ejemplos de tecnología al servicio de la humanidad. Pero ¿te has dado cuenta de cómo ha cambiado tu relación con el dinero gracias a la tecnología? Si esta pregunta te dejó pensando, es hora de seguir leyendo.

     

    ¿Cuál fue la última vez que fuiste al banco?

    En mi caso, tengo meses sin ir a un banco. SÍ he tenido que ir al cajero electrónico, pero la verdad es que tampoco mucho porque suelo obtener efectivo cuando voy al supermercado o a la farmacia (en ambos establecimientos me permiten sacar efectivo en caja). Muchos de mis movimientos los hago desde la aplicación de mi celular o hay pagos que tengo domiciliados a mi tarjeta para evitar retrasos y gastos extras como intereses por no pagar a tiempo o cuotas de reconexión, por ejemplo.

    La tecnología ha llevado al sistema financiero a nuestro bolsillo. Desde el celular podemos, desde cotizar el seguro del carro, hasta pagarle sus honorarios al contador. Con CoDi, esto se maximiza porque ahora, literalmente, TODO aquel que tenga un celular y una cuenta de débito aceptará tarjeta sin terminal, sin esperar y sin comisiones.

     

    ¿Fintech qué?

    Cada vez más personas se dan cuenta de que la tecnología ha cambiado nuestra forma de vivir las finanzas. A las empresas que usan la tecnología para acercar los servicios financieros a la gente se les denomina Fintech.

    Básicamente, una Fintech es cualquier empresa del sector financiero que aplique nuevas tecnologías[i]. Pero creo que nos vamos a entender mejor con un ejemplo; Bancompara es una fintech por varias razones:

    · Usa la tecnología para llegar a más gente: a través de su portal, del chat y de las redes sociales.

    · Usa la tecnología para obtener mejores resultados: con su comparador puedes ver cuáles son las opciones de crédito y tomar una decisión informada.

    La generación Millennial busca hacer sus transacciones por medio de aplicaciones o correo electrónico, y preferimos la inmediatez. Por eso las fintech están tomando una gran relevancia y se espera que cada vez tengan más presencia en nuestras vidas.

     

    La importancia de estar cerca

    De acuerdo a la tercera encuesta nacional de inclusión financiera, el 68% de la población entre 18 y 70 años tiene al menos un producto financiero[ii]. Esto suena bien, pero ¿qué hay del otro 32%? Más de 24 millones de mexicanos no tienen ningún producto financiero: no tienen una tarjeta de débito, ni un seguro, ni afore. Ni hablar de una tarjeta de crédito o un crédito hipotecario.

    El reto de las fintech es llevar los servicios financieros a la gente que por alguna razón no tiene acceso a ellos. Por ejemplo, por donde vivo hay unas pizzas muy buenas, es un local chiquito y solo tiene servicio a domicilio. Pues aceptan tarjeta gracias a Clip. Esta Fintech permite a las empresas aceptar pagos con tarjeta sin necesidad de cumplir con todos los requisitos que le piden los bancos a los comercios para una terminal.

    Las fintech pueden revolucionar el sistema financiero porque no requieren una sucursal para funcionar. México es muy grande, y con las fintech será posible tener una sucursal de banco, una aseguradora o hasta una afore en la palma de mi mano.

     

    ¿Qué las hace diferentes?

    Las fintech tienen una forma distinta de hacer negocios, pero también se relacionan diferente con la información, los gobiernos y sus clientes:

    · No requieren sucursales: procuran hacer la gran mayoría de sus transacciones desde medios digitales. Esto también está dejando atrás la firma autógrafa, que se sustituirá por la firma electrónica y otros sistemas de seguridad.

    · Automatización: son veloces, ya que muchos de sus procesos son automáticos.

    · Prevención de delitos fiscales y lavado de dinero: apoyados por los gobiernos de sus países, buscan disminuir o detectar operaciones ilícitas y cooperar con la autoridad.

    · Toma de decisiones: muchas veces basadas en Big Data.

    · Seguridad: al tener una gran proporción del negocio en línea, buscan mejores sistemas de seguridad; usan herramientas como blockchain, tokenización y biométricos.

     

    Pero esto es sólo la punta del iceberg

    Al pensar en servicios financieros todos pensamos en el banco. Si le echamos más ganas nos acordamos de nuestra aseguradora y nuestra afore. Pero las fintech son mucho más. Algunos ejemplos de los servicios que ofrecen de acuerdo con la página de Condusef son:

    · Pagos y remesas.

    · Préstamos.

    · Gestión de finanzas empresariales.

    · Gestión de finanzas personales.

    · Crowdfunding (financiamiento de proyectos).

    · Gestión de inversiones.

    · Seguros.

    · Educación financiera y ahorro.

    · Soluciones de scoring, identidad y fraude.

    · Trading y mercados.

     

    Por otro lado, la Wikipedia divide las fintech en cuatro segmentos:

    · Herramientas de operación y medios de pago, por ejemplo, Clip, PayPal o Visa.

    · Conocimiento del cliente y Big Data, por ejemplo, el Buró de Crédito o el Círculo de Crédito.

    · Seguridad e identificación de personas, como This is me, empresa sudafricana dedicada a la identificación de personas en línea.

    · Dinero electrónico, por ejemplo, Quoine, empresa china especialista en servicios financieros, que usa la tecnología blockchain.

     

    Lo que están haciendo bien

    De acuerdo con el reporte de KPMG, el sector que más Fintech tiene es el de pagos y transacciones, con 34 empresas en su top 100. Esto tiene sentido por la gran cantidad de dinero “no físico” que hay circulando en el mundo, pero, además no hay que olvidar la enorme necesidad de un sistema de pagos seguro y global.

    El segundo sector con más movimiento es el de financiamiento. Es decir, 21 empresas del top 100 dan créditos. Las grandes instituciones financieras han descubierto un gran nicho de mercado sin explotar, el de los microcréditos, y las fintech son una excelente herramienta para llegar a donde nunca habían llegado. Esto explica por qué Goldman Sachs y Victory Park Capital invirtieron en Konfía, la única empresa mexicana dentro de la lista de KPMG.

    El tercer sector son los corredores, con 14 empresas. Mucha gente quiere invertir y estas empresas buscan llevarles inversiones atractivas sin tantos requisitos como los corredores de la vieja escuela. Es más, Robinhood, es una aplicación que permite invertir en acciones, derivados y hasta en criptomonedas, sin costo.

     

    Ojo aquí, emprendedores

    Las fintech están enfocándose en temas que nos recuerdan a los bancos: sistema de pagos, préstamos e inversiones. Pero pueden hacer mucho más.

    De acuerdo con KPMG, solo 5 fintech de su top 100 se dedican al Big Data y al Regtech (sistemas de apoyo para que las empresas cumplan con diferentes regulaciones). Esto sorprende, dada la gran importancia de ambos temas en la actualidad.

    Los seguros también son un área con muchas posibilidades. Solo 12 fintech se dedican a esta actividad. En la India, PolicyBazaar, tiene el 25% de los seguros de vida. Nada mal para una empresa de solo 12 años de antigüedad.

     

    ¿Qué pasa en México?

    Nuestro país, en comparación del resto de Latinoamérica, está muy desarrollado en este sentido con más de 300 fintech operando. De estas empresas más de 200 han tenido inversiones de capital extranjero, siendo los países que más invierten en este tipo de empresas: EUA, Reino Unido, Israel y Brasil[iii].

    La gran área de oportunidad es que la gran mayoría de las fintech se dedican a dar préstamos o financiamiento. Hay solo una que se dedica a sistema de pagos (Clip) y una de venta (Kavak). Si estás pensando en un negocio para dejar la vida Godín, este es un buen lugar para ver.

    Estas son algunas de las fintech más importantes de nuestro país:

    Konfío

    Se dedica a: microcréditos a negocios.

    La distingue: está financiada por Goldman Sachs

    Clip

    Se dedica a: sistema de pago con tarjeta.

    La distingue: su simplicidad, es mucho más fácil (y barato) tener Clip que una terminal bancaria.

    Kueski

    Se dedica a: microcréditos a corto plazo.

    La distingue: te presta $1,000MN en 24 horas si es la primera vez que solicitas un crédito con ellos.

    Coru

    Se dedica a: comparar servicios financieros.

    La distingue: el uso de la inteligencia artificial para encontrar el producto perfecto para cada cliente.

    Kavak

    Se dedica a: plataforma de compra y reventa de autos seminuevos.

    La distingue: tiene garantía de tres meses para fallas mecánicas y eléctricas. Además, tienes 7 días para regresar el carro si este no cumplió con tus expectativas.

     

    Bienvenidos a la era de las finanzas digitales

    El mundo está cambiando y el uso y manejo del dinero no es la excepción. Aunque aún hay mucho temor cuando se habla de “Big data”, “Crowfunding”, “Fintech”, son cosas que para nuestros hijos serán como lo son para nosotros los cajeros electrónicos.

    Ahora tenemos muchas más herramientas para controlar nuestras finanzas y para crecer nuestro dinero. Ya no hay excusa.

     

    Bibliografía

    [i] https://es.wikipedia.org/wiki/Tecnolog%C3%ADa_financiera
    [ii] https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2018/OtrTemEcon/ENIF2018.pdf
    https://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/usuario-inteligente/educacion-financiera/763-que-son-las-fintech
    [iii] https://www.dineroenimagen.com/empresas/8-fintech-mexicanas-que-han-levantado-millones-en-rondas-de-inversion/116176

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?