Este artículo hace parte de nuestra colaboración con Querido Dinero.

A continuación te presentamos una guía básica para aprender un poco más sobre “las tasas”. Este término lo vas a encontrar en las letras chiquitas de cualquier crédito que solicites, entonces, ya viene siendo hora de saber su significado.

En México, las tasas de interés son altas (del 38.2% en promedio durante el 2017), en comparación con otros países como Estados Unidos donde el promedio es de 15.5% aproximadamente.

 

   ¿Qué es la tasa de interés?

Es el precio que se paga por usar el dinero que te están prestando.

Por ejemplo: Si yo solicito una tarjeta de crédito tendré que pagar cierto porcentaje de interés (dinero extra).

El Banco de México dice que la tasa de interés es una herramienta para controlar tanto el crecimiento de dinero en el país como la inflación.

 

Tasa fija

Como su nombre lo dice, el porcentaje de interés que tendrás que pagar no subirá con el paso del tiempo y se mantendrá tal cual.

Siempre pregunta si la tasa que te van a aplicar será fija o variable.

 

Tasa variable

Son tasas que se van ajustando con el paso del tiempo, todo depende de las condiciones del mercado financiero.

 

Tasa de interés real

Recordemos que la inflación es el incremento del nivel general de precios en un periodo determinado (el aumento en el costo de las cosas).

Entonces, la tasa de interés real es el porcentaje completo que se paga por un préstamo una vez que se ha restado la inflación.

 

   ¿Qué es la tasa de referencia?

Es una especie de indicador de la situación económica del país.

De este modo, los bancos definirán las tasas con las que van a prestar dinero.

Una medida que el Banco de México ha implementado como manera de regular la economía actual fue recortar la tasa de interés por cuarta vez en el año. Analistas prevén que la tasa de referencia de Banco de México termine el año con un 4.5%.

 

   Consejos para triunfar con tu tarjeta de crédito

● Checa con la institución financiera cuál será la tasa de interés que debes pagar en caso de que no liquidar cada mes el saldo de tus compras.

● Pregunta si la tasa de interés actual subirá o bajará con el tiempo.

● No olvides preguntar por la tasa de interés que se te aplicará en caso de que te atrases con los pagos.

● Es importante saber si te van a cobrar anualidad por tener la tarjeta de crédito. Muchas veces no cobran el primer año pero sí los siguientes.

● Checa si te van a cobrar extra por consultas de saldo, estado de cuenta, transferencias, etcétera.

● Acuérdate que la Condusef te puede resolver tus quejas o dudas con respecto a servicios financieros.

● Para evitar broncas, sé totalero y paga puntual.

 

Recordatorio final: no olvides darle una revisada a “las tasas” antes de firmar cualquier crédito.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?