Cofinavit, qué es y con qué se come

    En 1972, al Presidente Luis Echeverría Álvarez, fundó el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), con el objetivo de dar cumplimiento al derecho a la vivienda a los trabajadores.

    Para lograr este objetivo, se torció la mano a los empresarios para que aportaran el 5% del salario de cada trabajador. Al empleado se le retiene una parte de su salario y, finalmente, el gobierno pone otra parte que constituye la subcuenta de vivienda del trabajador.

    En principio el Instituto no sólo actuaba cono financiera de los trabajadores, sino también como desarrolladora de complejos habitacionales. Los créditos se otorgaban por sorteo, exclusivamente para vivienda nueva desarrollada por el Instituto, lo cual daba lugar a corruptelas, chantajes y fraudes.

    El Infonavit se fue modernizando y abandonó el desarrollo de complejos habitacionales, para sólo concentrarse en el financiamiento a los trabajadores, e instauro un sistema de puntaje para otorgar créditos, donde se toma en cuenta el ahorro del trabajador y la antigüedad que tenga en su empleo.

    Sin embargo, el Infonavit aún tenía muchas demandas insatisfechas, por ejemplo, trabajadores con deseo de comprar una vivienda usada o aquellos en posibilidad de comprar una casa de precio elevado y que, por diversas causas, en su subcuenta de vivienda no tenían la cantidad necesaria para que el instituto les concediera el crédito necesario.

    Para este último caso, el Infonavit desarrolló una herramienta financiera llamada Cofinavit. Aquí te platicaré qué es, cómo funciona, cuáles son sus ventajas y si te conviene un financiamiento bajo este esquema.

     

    ¿Por qué se crea el Cofinavit y qué es?

    El Instituto ha pasado por muchas etapas a lo largo de su historia. Una etapa obscura del Instituto fue en la décadas de los noventa. El Instituto empezó a favorecer los créditos cuya finalidad era la adquisición de viviendas construidas fuera de las ciudades.

    El trabajador adquiría su casa, pero pronto se daban cuenta de que su calidad de vida había disminuido; pues pasaba muchas horas en traslados, gastaba mucho dinero en transporte y sólo usaba la casa para dormir. Este fenómeno dio lugar al término “ciudades dormitorio”.

    La situación era insostenible y muchos trabajadores optaron por abandonar su casa y dejar de pagar el crédito. Esto metió en problemas financieros al Infonavit; y las constructoras que desarrollaron las ciudades dormitorios cayeron en banca rota.

    El Infonavit no tenía dinero suficiente para otorgar créditos para comprar una casa en la ciudad sin asumir un riesgo alto. Entonces diseñó un esquema de cofinanciamiento, en donde entregan al empleado el dinero que conforma su subcuenta de vivienda para que lo utilice para el enganche de su casa y otorga un crédito pequeño, en asociación con un banco comercial o Sociedad Financiera de Objeto Limitado (Sofol), quien da un préstamo mayor al empleado.

    Entonces el trabajador tiene dos créditos. Uno con el Instituto, que le será descontado por su patrón vía nomina; y otro con un banco, que tendrá que pagar cada mes bajo las condiciones que haya contratado.

    Entonces,

    • Si eres empleado y cuentas con las prestaciones de seguridad social,
    • ganas más de diez mil pesos mensuales,
    • quieres comprar una casa, pero no te alcanza con el monto del crédito que te ofrece el Infonavit,

    el crédito Cofinavit, puede ser una buena opción para ti. Pero no corras; hay varias cosas que considerar.

     

    ¿Cuánto dinero te prestan con Cofinavit?

    Este es uno de los factores más importantes para la toma de la decisión y debes tener cuidado, pues tiene truco. Si empiezas tu trámite para un crédito tradicional con el Infonavit, te ofrecerán un monto mayor que bajo el esquema de Cofinavit.

    Supongamos que el monto que te ofrece Infonavit con un crédito tradicional (de ellos) es de 600 mil pesos. Podrías pensar que sólo faltan 200 mil pesos (en dado caso que quisieras una casa de un millón de pesos), pues, recuerda, necesitas alrededor del 20% de enganche. Entonces, con el esquema de Cofinavit sería relativamente fácil conseguir el resto del dinero. Pero esto es falso.

    El Infonavit no te prestará lo mismo que si solicitaras un crédito tradicional, sino, que, si decides usar Cofinavit, sólo te prestará la tercera parte, y el banco o Sofol cubrirá el resto. Siguiendo el ejemplo anterior, el Infonavit sólo te prestaría 200 mil pesos, por lo cual tendrías que endeudarte con un banco o Sofol por 600 mil pesos.

    Entonces, antes de elegir este esquema debes tomar en cuenta el monto que te prestaran; la cantidad de dinero que tienes para el enganche de la casa y, por supuesto, a cuánto asciende tu ahorro en la subcuenta de vivienda.

     

    Tipos de créditos Cofinavit

    • Cofinavit tradicional. Diseñado para trabajadores con una relación laboral actual e ingresos mayores a 10 mil pesos. El instituto otorga una parte menor del crédito y un banco o Sofol la mayor parte del crédito.
    • Cofinavit ingresos adicionales. Esta variante le permite al trabajador que tiene ingresos extra, como pueden ser propinas, comisiones u honorarios, obtener un crédito más alto.
    • Cofinavit conyugal. Este esquema es parecido al Cofinavit tradicional, pero toma en cuenta los ingresos del matrimonio. Aunque ambos deben cumplir con los requisitos impuestos tanto por el Infonavit como por la entidad crediticia. Esto les permitirá obtener un monto de crédito mayor, además de que se obtiene el saldo de la subcuenta de vivienda de ambos trabajadores, lo cual permite tener mayores recursos para dar el enganche de la vivienda.

     

    Requisitos para obtener el Cofinavit

    El asunto del papeleo se complica un poco bajo el esquema de Cofinavit, pues recuerda se trata de dos créditos simultáneos. En cuanto a los requisitos con el Instituto serán los mismos que con un crédito tradicional.

    · Ser derechohabiente del Infonavit y tener una relación laboral vigente;

    · No haber obtenido un crédito del Infonavit, o ya haber saldado el primero;

    · Tener una precalificación Infonavit de al menos 116 puntos;

    · Tener un documento en donde el banco o Sofol te esté otorgando el crédito hipotecario; y

    · Una carta de instrucción irrevocable, (el formato de la carta lo proporcionará el Instituto).

     

    En cuanto a los requisitos por parte del banco o Sofol, pueden variar de acuerdo a cada entidad crediticia, pero por lo general te solicitarán:

    · Documento para identificarte (identificación, comprobante de domicilio, etc.);

    · Comprobante de ingresos;

    · Permiso para acceder a tu información de buro de crédito; y

    · Referencias personales.

     

    Es muy importante que elijas bien la entidad crediticia con la que harán el cofinanciamiento. Primero, porque no todos los bancos tienen convenio con el Infonavit, por tanto, no todos los bancos o Sofoles pueden participar. Segundo, porque si bien el Infonavit te dará condiciones de crédito muy favorables, puede que pierdas esa ventaja haciendo un mal trato con el banco o Sofol.

    Te recomiendo ponerte en contacto con los asesores de Bancompara, ellos tienen el conocimiento y experiencia para llevarte de la mano en todo el proceso de cofinanciamiento, para que tengas las mejores condiciones de mercado y no te metas en problemas. Empieza el proceso con ellos aquí.

     

    Ventajas de Cofinavit

    Creo que con lo escrito arriba ya podrás adivinar la principal ventaja de este esquema, sin embargo, me gustaría puntualizarlo.

    1. Al juntar el préstamo del Infonavit con el de una entidad crediticia, puedes obtener un monto mayor que si sólo obtuvieras el crédito del instituto o de la entidad crediticia;

    2. Tendrás acceso a tu saldo de la subcuenta de vivienda, cosa que no ocurriría si pidieras un crédito hipotecario en un banco o Sofol;

    3. Los descuentos que te harán a través de la nomina, es decir, los descuentos patronales, servirán para abonar al capital de tu deuda; y

    4. El crédito que te otorga el banco o sofol tiene una tasa de interés preferente, es decir, es una tasa de interés exclusiva para las personas que son financiadas bajo el esquema Cofinavit.

     

    Desventajas de Cofinavit

    El Infonavit se sigue transformando y uno de los cambios que ha hecho recientemente es en la unidad de medida en la cual están indexados los créditos Infonavit para ser actualizados año con año. Perdón por el trabalenguas, intentaré explicar.

    Antes, los créditos Infonavit estaban indexados en veces salario mínimo, de este modo, el instituto cubría su cartera de la inflación. Esto afectaba a los trabajadores, pues si el sueldo mínimo aumentaba 4%, su deuda crecía en la misma proporción, lo que convertía el crédito Infonavit en un crédito muy caro.

    Ahora lo hace a través de Unidades de Medida y Actualización (UMA). Aún no tenemos mucha experiencia sobre el ritmo al que crecerá esta unidad de medida, pero si el gobierno dicta de un año a otro que la UMA vale mucho más, tu deuda será muy grande. Esta es la principal desventaja que le veo a este esquema, desventaja que comparte con el crédito tradicional Infonavit.

    La segunda desventaja que veo, es que tendrás que cumplir con los requisitos que te pedirá un banco comercial: Buro de crédito, endeudamiento sano, comprobante de ingresos, etc.

     

    ¿Puedo cambiar mi crédito Cofinavit a un banco comercial?

    Aunque el Infonavit ha hecho un esfuerzo por cambiar todos sus créditos de veces salario mínimo a unidades de medida y actualización, aún no lo ha logrado al 100% y muchos trabajadores se ven afectados, por esta razón muchas personas me han preguntado si pueden cambiar su crédito Cofinavit a un crédito con un banco comercial y no tener más relación con el Infonavit.

    Sí se puede. Mi sugerencia es hacer pagos anticipados a la parte que debes del Infonavit y, una vez que hayas terminado con esa deuda, buscar mejores condiciones al refinanciar o renegociar la deuda con el banco.

    Pero para una explicación más completa sobre este tema, te recomiendo ponerte en contacto con un asesor de Bancompara y explicarle que quieres refinanciar tu crédito hipotecario Cofinavit. Seguro te ayudarán.

     

    Conclusiones

    Es verdad; cuando uno piensa comprar casa, tener la posibilidad de acceder a un crédito a través de Infonavit es algo bueno. Sin embargo, no siempre conviene utilizarlo. Eso dependerá de tus circunstancias económicas actuales y del tipo de casa que necesites.

    Visita el portal de Bancompara y juega con el simulador de crédito, esa herramienta te dará luz sobre tu capacidad de endeudamiento, así podrás elegir qué tipo de crédito o esquema te beneficiará más. Sigue informándote sobre estos temas, estoy convencido de que la educación financiera es uno de los pilares sobre los cuales se construye el bienestar de nuestra familia.

    ¿Quieres saber más? 

     

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?