La historia de Paula Pant y su estrategia para la vida soñada

    Hoy te quiero contar de alguien que para muchos se ha convertido en un modelo financiero a seguir. Ella una ex-reportera en Colorado, tenia lo que para muchos podría ser una vida soñada.

    Tenía un buen trabajo donde ganaba alrededor de 21 mil dólares al año, sentía pasión por lo que hacía y digamos tenía una vida tranquila. Sin embargo, como ella misma lo dice, lo que más añoraba era tener libertad.

    Paula Pant estaba decidida a cambiar eso y se enfocó en ahorrar todo lo que podía, reduciendo gastos y realizando trabajaos extras que le permitieran un ingreso adicional. Con el tiempo logró reunir una cantidad de cerca de 25 mil dólares, para muchos puede parecer una fortuna o para muchos otros una cantidad modesta, sin embargo, era lo suficiente para que ella tomara la decisión de dejar su trabajo y viajar por el mundo.

     

    Lee también: Características de la hipoteca perfecta

     

    Decidida a cumplir su sueño pasó los siguientes dos años recorriendo países de Asia y Oceanía con una mochila al hombro, sin embargo, con el paso de los meses se iba enfrentando a su peor miedo, eventualmente tendría que regresar a los Estados Unidos y buscar una forma de vida. El primer pensamiento como te imaginarás era buscar un nuevo trabajo y regresar a la rutina que tanto había buscado dejar, pero claro, había llegado demasiado lejos como para hundirse en la vida Godín nuevamente, por lo que decidió comenzar una carrera como escritora independiente.

    Esto obviamente no resultó una tarea sencilla, sin embargo, con la experiencia que tenía como periodista y el paso del tiempo logró obtener ingresos nada despreciables que le permitían mantener un cómodo estilo de vida.

    Y bueno así termina la historia de Paula… ¡ah verdad!, la aventura siguió, y como para todo aquel que ha probado las mieles de la independencia, esto no podía quedar ahí. Está claro que muchos se habrían dado por satisfechos, convertidos en nómadas digitales sin horarios ni jefes y con suficiente dinero en los bolsillos como para tener una vida cómoda. Pero Paula quería más, ella buscaba una verdadera independencia financiera, un estilo de vida donde no tuvieras que cambiar tu tiempo por dinero, así que pensó en construir un imperio de bienes raíces.

    En primer lugar, compró una casa, pero no cualquier casa, el plan era tener un espacio que ella pudiera habitar y además que contara con espacios adicionales que pudiera rentar.

    Y entonces sucedió. Con los ingresos por la parte que rentaba ella prácticamente vivía gratis, lo que le daba la posibilidad de ahorrar todo lo que su trabajo como escritora independiente le daba, y así con el paso del tiempo compro otra casa y otra y otra, lo que le llevó eventualmente al sueño financiero de cualquiera, vivir de sus rentas, o como también lo conocemos, generar ingresos pasivos.

    Como ella misma nos lo cuenta en su exitoso blog Afford Anything, lo que gana no le da una vida de lujos ilimitados, pero sí es suficiente para poder vivir cómodamente, y lo más importante: todo ese dinero se genera mientras ella viaja, duerme, o come. Ya no es necesario que ella esté ahí, su cuenta bancaria recibirá el dinero llueve, truene o relampaguee.

    Y ese, señores, ese sí es el objetivo final. Recuerda que lo único que nunca podrás recuperar es el tiempo. Esto lo convierte en el activo más valioso en la vida de cualquier ser humano.

    Seguramente alguna vez has soñado con escapar de tu oficina, no volver a ver a tu jefe y dejar de preocuparte por pagar las cuentas a fin de mes, y eso es lo que los ingresos pasivos pueden darte.

    Paula, como muchos otros, era presa de ese sentimiento de vacío que se asoma en casi cualquier cajonera de cubículo de las oficinas corporativas y que se ha vuelto la constante en la vida de las grandes ciudades. Y claro que hay salida, sin embargo, el primer paso será dejar tu zona de confort y decidirte.

    Al igual que Paula deberás tener una estrategia, buscar ser lo más eficiente posible financieramente hablando y tener un plan definido, recuerda que no solo es importante saber a dónde quieres llegar, sino poder desarrollar y establecer los pasos necesarios para cumplir tu objetivo.

    Personas como Paula abundan hoy en día, sobre todo jóvenes pertenecientes a la generación millennial, para los que el arraigo y la estabilidad de un trabajo de 8 a 5 han pasado a un segundo término mientras que la búsqueda de ser realmente dueños de nuestro tiempo se ha convertido en la prioridad.

    Esto ha representado también un nuevo reto para las empresas que buscan atraer y retener talento, las estrategias de recursos humanos han cambiado y se ven en la necesidad de adaptar su oferta de beneficios a lo que los jóvenes buscan.

    Home office, periodos flexibles de maternidad y paternidad o la posibilidad de tomar años sabáticos se han vuelto tema de conversación común en los escritorios de muchos CEO´s alrededor del mundo. El dinero en muchos casos ha dejado de ser el factor decisivo para pasar a ser uno de muchos otros de los que depende la decisión de un empleado para permanecer en una empresa.

    Esto responde a un cambio generacional y cultural al cual las empresas no tendrán otro remedio que adaptarse. Los nuevos ídolos empresariales muchas veces son gente común y corriente que simplemente le cayeron en gracia a la gente y hoy cobran importantes cantidades de dinero por publicidad o regalías de videos de YouTube. Es impresionante ver que hoy los niños dicen querer ser influencers cuando sean grandes. Y sea una moda o una burbuja, lo que es cierto es que el estilo de vida que muchos de ellos llevan, y el éxito económico, se han convertido en un imán para cientos de jóvenes que sueñan con vivir cómodamente ganando dinero solo por grabar videos durante viajes o por hablar de cualquier tema.

    Paula bien es un ejemplo que vale la pena considerar, pero no tanto por el resultado; no te deslumbres por lo que puede hacer con su vida, el verdadero éxito de ella es que supo definir y tener claros los pasos a seguir. Otro factor para tener en cuenta es que no se trata de un camino fácil.

    Si la estrategia de Paula te hace sentido tanto por el método como por el objetivo, los bienes raíces definitivamente te abrirán la puerta a un mundo de inversión y estabilidad financiera que ha probado su éxito por cientos de años.

    Como seguramente alguna vez habrás escuchado, invertir en ladrillos es una manera efectiva y confiable de hacer crecer tu dinero, ya sea que quieras comprar, remodelar y vender, rentar, construir o cualquier otro modelo de negocio relacionado con este ramo, las probabilidades de éxito son francamente altas.

    Si te interesa adquirir algún inmueble para comenzar tu carrera como magnate inmobiliario una excelente opción puede ser realizarlo mediante apalancamiento. Las tasas fijas que ofrecen los bancos hoy en día son bastante atractivas y el mercado inmobiliario en muchas partes de nuestro país cuenta con una oferta sumamente atractiva. Te recomiendo que te acerques a Bancompara.mx, ellos son los mayores expertos en créditos hipotecarios en México y te pueden asesorar para que elijas la hipoteca con mejores condiciones. Además, te apoyarán durante el proceso de contratación para que tu solo te preocupes por comenzar a establecer tus estrategias de negocio y, espera, aún no te he dicho lo mejor, toda esta asesoría es gratis, por lo que no pierdas tiempo y comienza a pensar en la mejor estrategia.

    El esquema de rentas, por ejemplo, al igual que en el caso de Paula, te permitirá generar ingresos pasivos que con el tiempo pueden incluso llegar a ser tu mayor fuente de riqueza, y es aquí donde también obtendrás ese tesoro ansiado por tantos: El tiempo. Este esquema con todas sus variantes, desde adquirir inmuebles que te permitan rentar cuartos a estudiantes o ejecutivos o incluso espacios para oficinas, hasta la renta de inmuebles completos con fin habitacional, son alternativas con una complejidad baja que no requieren que seas un experto en FIBRAS o mecanismos de inversión, simplemente piensa qué es lo que tu buscarías y seguramente encontrarás a alguien como tu que pague por ello.

    Por último, solo quisiera recomendarte que no te “asientes”, busca lo que realmente te hace feliz, y si esto es viajar por el mundo con una laptop y una cámara de fotos, hazlo, no esperes por un mejor momento, la vida es una sola y pasa más rápido de lo que pensamos. Que las convenciones sociales no te orillen a tener una vida que no quieres. No hay mejor momento para iniciar esa nueva vida que el día de hoy. Y si la vida de Paula y este artículo te ayudan a tomar la decisión de hacerlo, en cualquier medida me doy por satisfecho.

    No lo olvides, la felicidad no tiene reglas, lo que para ti puede ser la vida ideal para muchos otros podría ser el infierno en la tierra.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?