El internet está a reventar de búsquedas con las palabras “Préstamo en línea”, y cuando se hace la búsqueda en Google aparecen páginas enteras llenas de resultados.

    Estas búsquedas se han incrementado debido a diversos factores ocasionados por la pandemia, uno de los más importantes que este mes se cumple el plazo de las prórrogas y alivios económicos de productos financieros, que muchos usuarios decidieron tomar en marzo de este año.

    El universal reportó la semana pasada que la búsqueda de préstamos en línea había aumentado un 60%.

     

    ¿Pero, qué debes tener en cuenta al buscar y aceptar un préstamo en línea?

    Para evitarte sorpresas, malentendidos, estafas y fraudes, es mejor que te informes antes de lanzarte a surfear la web y firmar cualquier cosa.

    Hace algunas semanas en el blog Bancompara escribimos un artículo sobre los préstamos y sobre todo lo que debes entender acerca de ellos antes de tomar uno, asegúrate de entender todos los términos.

    Vamos a hacer un resumen de esos términos aquí:

    El uso: El crédito de libre inversión puede ser utilizado para cualquier cosa que quieras y no tienes que respaldarlo con ningún bien, como sé se hace con un crédito de vivienda o de vehículo.

    El riesgo: El banco asume el riesgo de que, tal vez, no le pagues y dependiendo de esa probabilidad asigna un interés. Debido a que los préstamos de libre inversión no se hacen contra un bien, el riesgo para el banco es mayor y por lo tanto a estos préstamos se les asigna un interés más alto.

    La tabla de amortización: Es la lista completa de pagos mensuales que tendrás que hacer a lo largo del tiempo. Estas cifras cambian si haces un pago extraordinario.

    Plazo: El número de meses en el que terminarás de pagar tu crédito.

    Comisiones, anualidades y seguros: Casi siempre que tomas un préstamo, pagas junto a la mensualidad una cifra por seguros de desempleo o muerte. Además, el banco puede cobrarte una comisión de entrada y una anualidad por manejar tu cuenta.

    El CAT: Costo Anual Total. Lo que pagarás por tu crédito anualmente, todos los costos incluidos, incluidos los intereses. Es por eso por lo que algunos créditos con interés bajo terminan siendo más caros que otros con un interés un poco más alto.

    Las consecuencias: Este punto es especialmente importante al adquirir un préstamo en línea, pues algunas instituciones no juegan con las mismas reglas que los bancos. En los bancos, por lo general, si fallas en pagar sucederá lo lógico: te reportarán en el buró y luego venderán tu deuda a un despacho de cobranza. Pero hay otras instituciones cuyas deudas no se reportan al buró y otras que utilizarán métodos no regulados por la ley para lograr que pagues.

    En el blog Bancompara también hemos hablado sobre las consecuencias que genera el no-pago de una deuda, pero, por si acaso, debes saber que las deudas con instituciones financieras no se consideran crímenes civiles, y por lo tanto no te podrán amenazar con echar a la cárcel por no pagarlas.

    Lamentablemente, no se puede controlar completamente que instituciones menos “ortodoxas” no traten de manchar tu imagen o de llamar a tus conocidos y referencias en caso de que falles con una mensualidad. Por eso es muy importante que verifiques con quién estás tomando tu prestamo, por urgente que lo necesites.

     

    Qué verificar antes de tomar un préstamo por internet

    Los intereses

    Que una empresa te preste dinero de forma urgente y sin verificación de tu historial, no es excusa para que te cobren intereses exorbitantes. En México la usura es penalizada, así que no dejes que se aprovechen de tu necesidad.

    Para saber si la tasa que te están dando raya en la usura, utiliza un simulador de crédito de la Condusef o de un Banco regulado, así podrás comparar las tasas que te están dando. Si el banco te cobra un interés del 1.5% mensual y la institución que te prestará (la llamaremos Patito.com), te prestará al 6%, claramente esto raya en la usura.

    No hay necesidad de que pagues todo esto, hay otras instituciones legales en México que están dispuestas a prestar dinero urgente a personas con un historial no tan bueno. Sigue buscando.

    La legalidad

    La Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la CONDUSEF se encargan de regular a las empresas que ofrecen servicios bancarios y financieros. Verifica en sus páginas si la empresa que te prestará está allí registrada. Esto garantiza que luego no haya consecuencias nefastas o que abusen de ti, pues tendrás a dónde ir a levantar una queja.

    La gran desventaja de los préstamos en línea es que cualquiera puede hacer una página que se vea bien presentada y que inspire confianza, y con igual facilidad puede darla de baja cuando ya haya estafado a miles de personas.

    Aquí hay unas indicaciones:

    ✔️Verifica la identidad y registro legítimo del otorgante de crédito, que cumplan, en el caso de las Sociedades Financieras Populares (Sofipos), con los requerimientos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) www.cnbv.gob.mx, y en el caso de las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple No Reguladas (Sofomes ENR), verifica que cumpla con todos los registros que pide la Condusef www.condusef.gob.mx

    ✔️Investiga sobre la antigüedad de la empresa, ten en cuenta la antigüedad del dominio de su página. Que sea una página creada recientemente es una mala señal.

    ✔️No entregues información personal valiosa en plataformas que luego podrían cometer fraude o que podrían usurpar tu identidad para pedir préstamos en tu nombre. Busca siempre el aviso de privacidad antes de entregar tus datos personales y cerciórate de que la página es segura y registrada.

    ✔️Busca reviews y opiniones sobre la empresa en internet. Ahora, los grupos cerrados en redes te ayudan a hacer esto más fácil. No temas preguntar.

    ✔️Jamás entregues dinero a una empresa a cambio de obtener un préstamo rápidamente. Muchas empresas falsas te solicitarán un pago y lo justificarán como gastos de investigación, etc., y luego desaparecerán.

    ✔️Antes de aceptar el préstamo, revisa la moneda, los intereses, plazos, el Monto Total a Pagar y el Costo Anual Total del crédito. Lee toda la letra pequeña. Repito: lee toda la letra pequeña. Algunas instituciones no reguladas se pueden dar el lujo de cobrar intereses de mora usureros o incluso pueden cambiar todas las reglas de tu crédito si llegas a incumplir, aunque sea por un día, en tu pago.

    ✔️Desconfía de una institución o de una persona natural que no verifique tu identidad adecuadamente, es decir, que no te pida tus referencias ni tus certificados de trabajo, ingresos, etc.

    ✔️Si la empresa es internacional, también debe estar constituida en México y estar autorizada para operar por las leyes mexicanas

    ✔️Visita el buró de entidades financieras (www.buro.gob.mx) para que verifiques las calificaciones que han dado otros usuarios, si la autoridad ha detectado cláusulas abusivas en sus contratos o si tienen multas relacionadas con sus servicios.

     

    ¿Cuáles opciones son confiables?

    En Bancompara hemos hecho una investigación acerca de los sitios registrados y legales en donde puedes pedir un préstamo urgente, incluso sin un buen historial de crédito. Quiero hacer énfasis en que estas empresas son legales y están debidamente registradas, pero no las estamos promocionando, pues no podemos poner las manos en el fuego por sus políticas ni su servicio al cliente.

    Algunas de estas instituciones verificadas son Kueski, Lendon, MoneyMan, Lime, Konfio, Vivus, Dineria, Credilikeme, Creze.

    Lo que sí te podemos recomendar es, por supuesto, la plataforma para solicitar préstamos personales de Bancompara.mx, con la que podrás recibir decenas de ofertas de bancos en segundos. Trabajamos para tramitar tu crédito con los mejores del mercado: Kubo, Creditea, La Tasa, Prestadero y Yo Te Presto.

     

    Piensa dos veces.

    Antes de pedir ese préstamo personal, piensa dos veces. Si éste te ayudará a atravesar una mala racha y a aumentar tu liquidez mensual por medio de la consolidación de deudas o del aumento de tu ingreso, adelante.

    Si este préstamo lo utilizarás para gastos no esenciales, espera. Tal vez ese saltarín de 5,000 pesos puede ser uno más pequeño, de 2,000. O tal vez no sea absolutamente necesario que cambies tu vajilla entera ahora mismo, incluso, es posible que puedas vivir sin la última Thermomix, al menos hasta que se estabilice tu situación financiera y hasta que estés seguro de que ni tu ni tu grupo de apoyo económico (pareja, familia) perderán el empleo como consecuencia de la pandemia, pues el problema aún no termina.

    Revisa detenidamente tus finanzas y no firmes nada hasta que no estés completamente seguro de que tendrás el dinero para pagar las mensualidades, incluso si ya tienes una institución dispuesta a prestarte. Asegura primero el pago mensual y luego sí lánzate.

    Siempre recuerda mantenerte a salvo y mantener a salvo tu economía acudiendo a instituciones financieras que no se aprovechen de la situación.

    Entonces, si estás seguro de tramitar tu préstamo, te esperamos en Bancompara.mx para que empieces a hacerlo hoy. En Bancompara buscamos la paz financiera para todos.

    Comentarios

    Suscríbete al blog