Nadie pensó que estaríamos terminando el 2020 con la pandemia aún flotando sobre nuestras cabezas. Pero aquí estamos, ad-portas de semáforo en rojo, de nuevo, en la CDMX; dos estados en cuarentena total y muchos otros en semáforo naranja.

    Todos los Santas de centro comercial se quedarán esperando a los niños, y esto sin contar que muchos de estos Santas se quedaron sin trabajo este año, con Elfos y todo.

    La cena de navidad será para cuatro y no para veinte… el punto es: las cosas cambiaron, y el manejo de tu dinero también debería cambiar, pues debes prepararte para un 2021 aún más raro y volátil, si cabe.

    Por eso, y porque siempre nos preocupamos por tu bienestar, hemos decidido recopilar estas 5 reglas financieras que te servirán para navegar por las turbulentas aguas del 2021 y terminar el 2020 sin romper el bolsillo.

     

    1. Aparta dinero para las vacas flacas de enero, mantén tu liquidez

    El enero de 2021 será completamente diferente al del 2020, y como ya hemos dicho en otros artículos, es hora de cuidar el dinero y, sobre todo, la liquidez.

    Muchos están pensando (y no los culpamos) que esta navidad merece ser por todo lo alto, aunque sea en casa y solo con la familia próxima, así que se han volcado a las calles a comprar como locos o han hecho clic en “comprar” tantas veces que a su mouse ya le sale humo. Si tienes los medios, te alentamos a hacerlo y a vivir el fin de año como mejor le acomode a tu salud mental; pero, si cada día te endeudas más y más y la deuda de tu tarjeta de crédito ya se ha vuelto inmanejable, debemos aconsejarte seriamente que pares tu tren de gasto y busques reestructurar tu deuda. Piensa en enero y en la incertidumbre financiera que hay en el mundo.

    Por otro lado, hay ya bastantes artículos en todo el internet que te dicen que termines el año con la menor cantidad de deuda posible, que pagues tus deudas y que utilices tu aguinaldo para pagar tus tarjetas; pero considera otro camino: termina el año con la mayor cantidad de liquidez posible (dinero en el bolsillo), sin dañar tu historial crediticio.

    Quiere decir que, en lugar de enfocarte en la erradicación de deuda, te enfoques en dos cosas: 1. mantener el dinero disponible y, 2. no endeudarte más. Esto con el propósito de llegar a mitad de diciembre y a enero con dinero para enfrentar gastos como:

    • Aguinaldos de los empleados del hogar
    • Citas médicas de control
    • Equipos y acondicionamiento del hogar en preparación para otros seis meses de cuarentena, al menos.
    • Contratación de ayuda educativa para el hogar
    • Mejoras y mantenimiento del hogar y de los recursos personales
    • Pago de compras diferidas a enero y febrero.
    • Renovación de membresías y suscripciones, que por lo general se dan en enero.

     

    Algunas deudas que sí debes reformar son las deudas poco saludables como:

    • Deudas que no son a meses in intereses.
    • Deudas con intereses no fijos
    • Deudas con particulares que te permiten abonar solamente a los intereses.
    • Deudas con tasas usureras.

     

    Los anteriores son los tipos de deuda que debes erradicar, reformar o refinanciar. Para convertir estas deudas en deudas sanas sin perder tu liquidez, acércate al banco y pide reformar tu deuda en una deuda a mensualidades fijas con interés fijo. Así, al menos sabrás cuándo terminarás de pagarla.

    Si el banco se niega a tu petición, busca comprar la deuda con una tarjeta de crédito de otro banco, que te permita establecer mensualidades e interés fijos.

    Sobra decir que una vez hagas esto, debes esconder la tarjeta de tu vista y jamás volverla a usar, pues hacerlo dañará tu plan de pagos y deberás empezar todo el proceso nuevamente.

    Utiliza tus tarjetas solo si harás pagos completos cada mes.

    Finalmente, busca opciones para refinanciar deudas saludables como hipotecarias o de vehículo, en Bancompara te podemos ayudar a ahorrar en la mensualidad de tu casa y así obtener más liquidez mensual.

     

    2. Asegura tu salud

    Este punto nunca había sido más neurálgico. Este año la salud cobró una importancia diferente, y se hace cada día más necesario contar con un seguro de gastos hospitalarios que te cubra en caso de que enfermes, ya sea de Covid o de cualquier otra enfermedad.

    Nada erosiona más el patrimonio de una familia que unos gastos médicos inesperados, pues es allí donde se gastan todos los ahorros y se tiene que hipotecar todo lo que se tenga.

    Piensa en esto y compara ese costo vs la mensualidad de un seguro. En México existen variedad de seguros que están dispuestos a cubrir tu hospitalización y la de tu familia. Solo, asegúrate de contratar a un buen asesor y siempre compara, hasta que encuentres un seguro que se adapte a tus necesidades.

    Otro de los gastos que deberías tener contemplado en tu presupuesto de emergencia es el relacionado con el contagio o sospecha de contagio de Coronavirus, pues si te contagias o sospechas que te contagiaste, deberás gastar en pruebas o en todo lo que implica tomarse las pruebas en sitios públicos de las delegaciones. Piensa que tendrás que dejar de trabajar, por un tiempo, si los síntomas tuyos o de tu familia son graves; y dejar de tener contacto con el mundo exterior, y todas las personas de tu casa también. Luego, deberás hacerte las pruebas necesarias hasta que el resultado salga negativo. ¿Qué implica todo esto en términos de dinero para ti? Saca las cuentas y ten un ahorro de emergencia para este caso.

    No lo tomes a juego ni lo eches en saco roto: las historias de personas quebradas a causa de gastos de hospitalización y de tratamiento de la enfermedad abundan, no pienses que no te puede pasar a ti.

    Si obtener un seguro de gastos médicos no es posible para ti, asegúrate de estar afiliado al IMSS o al Fovisste.

     

    3. Haz un presupuesto: con pandemia o sin pandemia

    Este consejo se refiere a que hagas tu presupuesto para el próximo año teniendo en cuenta todas las variables: con pandemia y sin pandemia, con cuarentena y sin cuarentena.

    Un fenómeno interesante (pero predecible) que ha traído el Covid-19, es que los gastos han bajado en este año para muchas familias, que han dejado de repente de gastar en comidas afuera, salidas de los fines de semana, transporte, combustible, colegiaturas, ropa nueva, entre otros. Al mismo tiempo, si la suerte ha estado con ellos, es posible que no hayan reducido sus ingresos o que hayan logrado mantenerlos. Esto ha generado un superávit en su liquidez.

    Si este es tu caso, no caigas en el error ni en la ingenuidad de planear tu 2021 con este mismo presupuesto, pues te puedes estrellar de frente con un muro de gastos inesperados. Y es por eso por lo que mantener la liquidez en el 2021 se convierte en un asunto de vital importancia.

    Al hacer tu presupuesto de 2021 ten en cuenta lo siguiente:

    • Gastos de colegiatura, pues los niños podrían volver a entrar en Agosto de 2021, y si tenemos suerte, antes.
    • Gastos de ropa nueva y uniformes, pues tendrás que volver a salir eventualmente.
    • Gastos de seguro médico, pues no tener uno es irresponsable personal y financieramente
    • Gastos de transporte, si tu oficina decide salir del modo de oficina en casa
    • Gastos de alimentación por fuera
    • Gastos de vida social, que se recobrará paulatinamente.

     

    4. Acepta la transformación digital

    Durante el 2020, las compras por internet fueron las reinas y las salvadoras. Puedes encontrarte de cualquiera de los dos lados de la moneda o de los dos al tiempo: vendedor o comprador.

    No importa cómo sea, si estás esperando que en el 2021 las cosas sean como antes y que tu negocio físico se recupere como si nada, piensa dos veces. Como comprador, debes aceptar las compras por internet con todo lo que vienen:

    Lo bueno:

    • Catálogos extendidos y mucha variedad
    • Horarios infinitos
    • No tienes que salir

    Lo malo:

    • Debes esperar por el envío
    • Problemas con el envío.
    • Hay cosas que quieres ver y medir, como ropa o muebles.

     

    Si eres vendedor o tienes un negocio y no has pensado en un plan de transformación digital, ya estás tarde, pues el 2021 es el año en el que hasta las abuelitas utilizarán la computadora para comprar. Si lo dudas, mira la maestría con la que niños de preescolar y abuelos de 80 se conectan a una videollamada.

    Abraza la digitalización y empieza a pensar en cómo puedes trasladarla a tu negocio ahora mismo, pues las cosas no volverán a ser como antes.

    Si no sabes cómo hacerlo, siempre puedes contratar los servicios de un experto en transformación digital.

    Si necesitas ejemplos para comprender el concepto, solo debes hacer una búsqueda en internet y observar cómo las empresas brindan su catálogo de servicios completamente de forma virtual. Bancompara es uno de estos ejemplos, pues todos nuestros servicios se encuentran disponibles completamente en línea.

     

    5. El mundo ha cambiado y tus inversiones también

    Si el año pasado invertiste en Pfizer, felicidades, tomaste una muy buena decisión, pues sus acciones están subiendo a raíz de la vacuna. Pero, si no lo hiciste, pero has seguido nuestros consejos y tienes tus ahorros sentaditos esperando su hora de ser invertidos, debes tener en cuenta que las inversiones de hoy y las inversiones del 2021 ya no serán lo que eran.

    Quiere decir que la economía seguirá deprimida y volátil por la mayor parte del 2021 y debes diversificar tus opciones entre bajo riesgo, alto riesgo (si así lo quieres) e inversiones seguras con retornos fijos y a largo plazo, como los bienes raíces.

    En Bancompara somos expertos y sabemos de lo que te estamos hablando. Sabemos que hacer una inversión en bienes raíces es una excelente forma para diversificar tu inversión y hacer crecer tu patrimonio, y no lo decimos solamente porque te queremos como cliente, sino porque a lo largo del año hemos visto las tasas bajar y las condiciones de compra mejorar.

    Por lo que la recomendación general en cuanto a inversión es la siguiente: diversifica y mantente en la línea del riesgo bajo, sobre todo si en tu inversión están todos tus ahorros.

     

    Un último consejo: Encuentra la manera de generar ingresos extra.

    Nadie está exento de perder o reducir sus ingresos en 2021. Encuentra maneras de generar ingresos extra y que te tomen poco tiempo de administración; como venta de productos por catálogo, conversión de un hobbie en un negocio, venta de e-books o manualidades y hasta impartir clases virtuales.

    Lo bueno de 2021 es que es el año para “reinventarse”. La próxima semana hablaremos de varios de estos métodos para obtener ingresos extra., mantente pendiente del blog.

    ¿Cuáles de estos consejos piensas implementar?

    Comenta en nuestras redes.

     

    ¿Quieres saber más?

     

    Comentarios

    Suscríbete al blog