¿Qué sería de nosotros sin el crédito? Nos pasaríamos la vida queriendo cosas como viajes, coches y casas sin poder nunca obtenerlas, probablemente. Muchos no harían nunca una maestría y otros no podrían siquiera entrar a la universidad.

La capacidad que se nos ha dado a los ciudadanos de países capitalistas para endeudarnos nos ha traído dualidades que oscilan entre la libertad y el compromiso, entre el ahora bien vivido y el futuro seguro.

La idea del crédito para las personas de a pie es relativamente nueva. En 1928, Ford empezó a dar préstamos para comprar autos, y el crédito revolvente de las tarjetas de crédito data de 1958. De repente, hace algunas pocas décadas, los particulares pudieron acceder a todas esas cosas con las antes solo los ricos se atrevían a soñar. Y el mundo cambio.

Los préstamos para compra de vivienda, o hipoteca, empezaron a crecer en los Estados Unidos hasta después de 1940 y en México nacieron, pero solo para algunos pocos, hacia principios del siglo XX.

Lo cierto es que muchas familias tienen hoy una propiedad en dónde vivir gracias al crédito hipotecario. La compra de una vivienda se considera como una adición al patrimonio de una persona o de una familia, por eso es muy importante proteger esta compra y pagarla lo más rápido posible (sin afectar la liquidez) para liberar recursos económicos.

Si ya tienes tu vivienda, ¡felicidades! Has dado un paso muy importante para empezar a construir tu patrimonio. Ahora, veamos cuáles estrategias puedes poner en marcha para pagar tu hipoteca pronto.

 

Primero, entérate de cómo funcionan tus pagos a capital.

En Bancompara hemos dedicado todos nuestros esfuerzos para generar contenido acerca del funcionamiento de un crédito hipotecario, pero para efectos de este artículo nos vamos a fijar especialmente al destino que el banco le da a tus pagos a capital.

Los pagos a capital son pagos extraordinarios que abonas y que no hacen parte de tu mensualidad ni de tus intereses.

Estos pagos extra pueden ir a dos propósitos diferentes:

  • A disminuir la cifra de lo que pagas mensualmente. (Si antes pagabas 6,000, ahora pagarás 5,500, por ejemplo)
  • A disminuir el plazo de tu crédito. (Si antes ibas a pagar una mensualidad durante 20 años, ahora vas a pagar durante 10 años y seis meses, por ejemplo)

Pregunta en tu banco o verifica en tu estado de cuenta a dónde se irán tus pagos, pues no quieres sorpresas ni falsas expectativas. Revisa también que no haya penalizaciones por pagar la hipoteca anticipadamente (casi ningún banco cobra esta penalización, pero, si tu banco lo hace, es posible que refinancies con otro banco).

Si el banco te da la opción de escoger, ten en cuenta que los dos sistemas implican cosas diferentes.

Si decides disminuir la cifra de lo que pagas mensualmente: Tendrás más liquidez mensual, es decir, más dinero disponible en el bolsillo para otras cosas.

Si decides disminuir el plazo de tu crédito: Terminarás de pagar el crédito antes y pagarás menos intereses.

Es importante que sepas que cuando haces un pago a capital al inicio del crédito, tiene un impacto mayor en la disminución de la deuda, porque durante los primeros años de un crédito los pagos se van en mayor porcentaje a cubrir los intereses del crédito.

 

¿Qué puedes hacer para pagar tu hipoteca más rápido?

1.Haz pagos extra a capital en las primeras etapas del crédito.

Como acabamos de ver, los pagos a capital que hagas durante la primera parte del crédito tendrán un gran impacto en tus esfuerzos por pagar tu hipoteca pronto. Asumamos que pagas una mensualidad de 100 pesos, de los que 10 se van a pagar capital y 90 a pago de intereses. Si pagas 100 pesos extra, esta cantidad habrá bajado tu deuda 10 veces más que el pago de una mensualidad normal inicial.

Los intereses de una deuda se calculan sobre el valor del saldo de capital restante, lo que quiere decir que, entre más baje tu saldo de capital, más va a bajar tu interés, también.

 

2.Invierte tu aguinaldo

Planea todo para que, en diciembre, puedas destinar todo tu aguinaldo al pago de tu deuda de hipoteca. Suena obvio, pero es más fácil decirlo que hacerlo. Cuando te decimos que “planees todo”, quiere decir que hagas un presupuesto realista de lo que costarán todos los gastos decembrinos y de inicio del año, y que hagas una estrategia para cubrirlos con otros recursos, así, cuando entre tu aguinaldo, podrás destinarlo completamente a hacer un pago extra a tu hipoteca. Para lograrlo puedes empezar a ahorrar desde antes o, incluso, comprar anticipadamente los regalos de navidad.

Si no sabes por dónde empezar, en Bancompara hicimos el ejercicio de investigar todos los gastos que probablemente saldrán “de la nada” este fin de año, para que no se te olvide ninguno.

 

3.Invierte tu bono, devolución de impuestos y tus utilidades

A menudo, al godinez se le trata peyorativamente en la cultura mexicana… pero ¡cuántos quisiéramos sus privilegios! Bonos, primas, seguros, vacaciones pagadas, fondos de ahorro, buen perfil de crédito, horarios fijos, fines de semana libres, ¡home office! Si eres godinez, destina algunos de esos privilegios económicos al pago anticipado de tu hipoteca.

 

4.Fíjate una meta de ahorro

Haz un presupuesto para tus gastos anuales y destina el resto al pago de tu hipoteca. Para hacer esto debes hacer uno que que tome todos los gastos en cuenta, pues sería terrible que, por planear mal, te quedaras sin liquidez y tuvieras que recurrir a tomar otros préstamos, a topar tus tarjetas de crédito o, peor, a incumplir tus pagos de hipoteca (eso sería realmente lamentable). Bancompara también puede ayudarte con esto, pues hemos creado una lista de lo que debes incluir en un presupuesto anual, en la que incluimos una cifra para fondo de emergencia y todos esos gastos que todos los años nos vuelvan a agarrar “por sorpresa” como el pago de los impuestos, las colegiaturas, las verificaciones, etc, etc, etc.

También creamos una lista de métodos para ahorrar que, esperamos, te sirvan para acortar el plazo de tu hipoteca.

 

5. Refinancia

Refinanciar te puede ayudar a ahorrar hasta cientos de miles en intereses. En Bancompara hemos tenido casos en los que hemos ahorrado a un cliente hasta medio millón de pesos en el pago de su hipoteca, esto se logra como resultado de escoger la mejor hipoteca y la tasa más baja para un cliente específico, entre la gran mayoría de instituciones bancarias de México.

Así mismo, te aconsejamos que estés pendiente del comportamiento de las tasas y de las promociones que hacen los bancos, pues puedes encontrar mejores oportunidades para pagar tu crédito a menor plazo y mejor tasa. De hecho, en este momento las tasas están bajando, así que es un buen momento para que te pre-apruebes y busques la asesoría de uno de nuestros expertos. Esto no le sumará a tu hipoteca, pues el servicio no tiene costo.

 

6.Utiliza la técnica del 1/12

Quiere decir que pagues 1/12 extra de tu cifra mensual cada mes. Si pagas 1,500 de mensualidad, paga 1,650. Esos 125 pesos extra corresponden a la doceava parte de tu mensualidad normal, que es 1,500 pesos. Quiere decir que al final del año habrás pagado un mes extra de mensualidad. Suena poco, pero tiene un gran impacto, pues puede llegar a disminuir hasta años enteros de pago.

 

7.Olvídate de los ingresos imprevistos.

Todas esas entradas de dinero imprevistas que tienes, añádelas al pago de tu hipoteca. Las personas suelen tener más ingresos imprevistos en un año, de lo que se imaginan.

 

8. Olvídate de los aumentos.

Si tu o tu familia obtienen un aumento de salario o un aumento en sus ingresos, no caigan en el efecto Diderot y aléjense de la tentación de elevar también el precio de su estilo de vida, al menos hasta que hayan pagado por completo su hipoteca. La satisfacción de haber pagado por completo su vivienda será mayor a la que produce una bolsa de diseñador o un coche nuevo.


 

Pagar tu hipoteca más rápido de lo que pensabas produce un efecto cascada en tu economía como no te lo puedes imaginar. Las posibilidades son infinitas al considerar tus opciones, pues con nueva liquidez y con un techo seguro para ti y tu familia podrás enfocarte en otras cosas como pagos de universidades, viajes o, por qué no, en la compra de una segunda propiedad de inversión.

La compra de una vivienda es una de las mejores formas de construir patrimonio para ti y las personas que te importan, por lo que es importante que sepas que pagar una hipoteca sí es posible y que no conlleva toda una vida si eres disciplinado y te aplicas.

Cuenta con todas las herramientas que Bancompara te ofrece, pues, desde el inicio, nos enfocaremos en que obtengas la mensualidad más baja que te ofrezca el mercado, sin que tengas que visitar decenas de bancos. Inicia con el pie derecho: consigue las mejores condiciones y luego ponte el reto de pagar esa hipoteca lo más rápido que puedas.

 

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?