¿Tienes un crédito y buscar finiquitarlo lo antes posible? Te damos todos los consejos que puedes seguir para hacerlo. Aprende cuándo anticipar pagos, cuándo adelantarlos, y cómo sacarle provecho a tu crédito entendiendo tu tabla de amortización.

     

    En noviembre de 2018, mi madre solicitó un crédito para comprar un automóvil. El monto del crédito era de 230 mil pesos a un plazo de 60 meses con una tasa fija de 12.48 por ciento. En el contrato del crédito se estipulaba que podía abonar a capital en cualquier momento y por cualquier cantidad y de esta manera podría reducir el importe de las cuotas mensuales o incluso el plazo del crédito.

     

    Aprovecha tu crédito

     

    Después de siete meses de estar pagando el crédito, a mi madre le dieron un bono en su trabajo y tenía 30 mil pesos extra. Mi madre escuchó que en el primer año de un crédito de este tipo, sólo se pagan intereses y por eso no es conveniente hacer pagos anticipados, sino que es mejor hacerlo después del primer año. El domingo en la comida le pregunté ¿Cómo te sientes con tu coche mamá, todo funciona bien? Todo bien, pero tengo una duda con mi crédito, respondió. Entonces me contó los detalles y me preguntó si le convenía abonar esos 30 mil pesos ahora, o esperarse hasta fin de año.

     

    Lee también: Analfabetismo financiero, ¿existe?

     

    Los básicos para sacar provecho a los créditos

    Aunque algunas personas satanizan el crédito, es innegable que es una de las maneras más comunes que utilizan las personas para formar un patrimonio. Pero es indispensable conocer los detalles de los créditos para tener ventaja y usarlos de la mejor manera.

    El concepto clave para lograrlo es la Amortización. La amortización es el proceso financiero mediante el cual se extingue, gradualmente, una deuda por medio de pagos periódicos, el importe de los pagos puede ser el mismo a lo largo de todo el crédito o variable de acuerdo con el tipo de amortización que se estipule en el contrato del crédito. Existen tres sistemas de amortización, y es el sistema francés el más utilizado para los créditos otorgados en México.

     

    1-1

    • El francés. Bajo este sistema las mensualidades serán fijas, cuando el deudor realiza pagos se asignará una cantidad creciente al capital y decreciente a los intereses.
    • Sistema alemán. En este sistema la amortización de la deuda es la que permanece fija, por tanto los intereses y la cuota total serán decrecientes.
    • El sistema americano. Se paga de forma periódica sólo los intereses generados por el préstamo y en el último plazo se pagan los últimos intereses y el capital prestado.

    Sin importar la naturaleza de tu crédito, el otorgante está obligado a anexar una tabla de amortización, esa tabla resulta fundamental para que puedas ver la cantidad total a pagar en cada mes y saber cuánto de ese pago corresponde al abono a capital, cuánto al monto de intereses ordinarios, cuánto queda de saldos insolutos, así mismo en caso de que existan costos adicionales, como las comisiones, bonificaciones, primas de seguros obligatorios, deberán quedar especificados.

    Conocer la tabla de amortización te permitirá visualizar y comprender en qué situación está tu crédito, así podrás planear cómo y cuándo hacer pagos adelantados o anticipados. Pero antes toma en cuenta estos tres aspectos.

     

    1. El caldo más caro que las albóndigas.

    Casi todos los créditos permiten que el deudor haga pagos adelantados o anticipados sin penalización. Si estás pensando en hacer realizar un anticipo o adelanto de pago cerciórate de que la institución que te otorgó el crédito no te cobre comisión o penalización por hacerlo.

     

    2. La vida de tu crédito.

    Si tu crédito utiliza el sistema francés de amortización y es un crédito joven, puede que adelantar pagos no tenga el impacto que tendría al final de la vida del crédito, pero sin duda sirve. Te recomendaría que si estás en la primera mitad de tu crédito y necesitas liquidez, mejor no adelantes pagos. Esto da pie al tercer aspecto.

     

    3. Efectos en mi deuda de anticipar o adelantar pagos.

    Cuando anticipo o adelanto pagos a una deuda puede ocurrir que:

    • Disminuye el monto de las deuda, aunque se mantiene el plazo;
    • Se reduce el plazo del crédito, aunque el monto de las cuotas mensuales se mantiene constante; o
    • Se reduce tanto el importe de las cuotas como el plazo del crédito.

    Entonces, dependiendo de tu situación económica y el efecto que necesiten aplicar en tu crédito, será buena idea, o no, adelantar o anticipar pagos.

    Sé que, para este momento, algunas personas se estarán preguntado, ¿Señor que escribe en el blog de Bancompara ¿Por qué hace la distinción entre pagos adelantados y anticipados? Aquí va la explicación.

     

    Pagos anticipados

    Son los que se realizan antes de la fecha de corte. Si realizas un pago anticipado el monto se aplica directamente al saldo insoluto del capital, es decir, excluyendo intereses y otros costos. Pondré un ejemplo para que se entienda de mejor manera las implicaciones de un pago anticipado.

    Supongamos que tienes un crédito de 15 mil pesos a un año con una tasa de interés de 22.85 por ciento. Pondré una tabla de amortización, sin adelantar pagos y otra tabla de amortización suponiendo que después de la tercera mensualidad te fue muy bien en el trabajo y te dieron un bono de $3,000 pesos.

     

    Captura 2

     

    En la tabla de amortización 1, vemos como se va amortizando la deuda bajo el sistema francés. Sin anticipar pagos. El pago total de intereses asciende a $1,920.71 pesos.

     

    Captura 3

     

    En la tabla de amortización 2, podemos observar de qué manera un pago anticipado de 3 mil pesos modifica toda la deuda. En este ejemplo, muestro cómo baja el monto de la cuota mensual, mientras que el plazo no tiene cambios. Si el deudor decidiera seguir pagando la mensualidad original después del cuarto mes, es decir, $1,410.06, cada mes se modificaría la tabla de amortización y el plazo de la deuda se reduciría.

     

    Pagos adelantados

    Los pagos adelantados, son aquellos que no son exigibles aún, es decir, si estamos en el mes de mayo, el pago adelantado correspondería a las cuotas correspondientes al mes de junio, julio, agosto, etc. El monto se aplica a las mensualidades que se conforman por capital e intereses En este caso, la estructura de la deuda no se altera, la tabla de amortización sigue siendo la misma, solamente vas unos pagos adelante.

     

    ¿Qué me conviene, pagos anticipados o adelantados?

    Entender bien la diferencia entre pagos anticipados o adelantados nos ayudará a tomar la mejor decisión sobre lo que nos conviene.

    Supongamos que por alguna razón estarás fuera del país tres meses, pero tienes un crédito hipotecario que debes pagar mes con mes. Ya sé que podrías hacer transferencias internacionales, pero supongamos que no puedes ni tienes a una persona que haga los pagos por ti. Entonces te conviene hacer pagos adelantados. Deberás avisar a la entidad que te otorgo el crédito tu deseo de hacer pagos adelantados, de esta manera podrás hacer tu viaje de manera tranquila, sin tener el pendiente de pagar la hipoteca.

    Si lo que deseas es reducir tu deuda, pagando menos intereses y tal vez conseguir mayor liquidez en el futuro inmediato, entonces te conviene hacer pagos anticipados, de esta manera estarías afectando la tabla de amortización. Por lo tanto, sí te conviene abonar a capital lo antes posible: reduces tu deuda y además ahorras en intereses.

    En conclusión, convencí a mi mamá de que anticipara pagos al crédito de su auto, pues, aunque su crédito era muy joven y no tendría mucho impacto, si mantenía las mensualidades como al principio probablemente terminaría de pagar el coche en menos de 60 mensualidades. Si tú, al igual que mi mamá, tienes un crédito en el que se pueden anticipar pagos, hazlo. No debes tener grandes cantidades de dinero. Supongamos que tu cuota mensual es de $3,750 pesos. Haz un pequeño esfuerzo y redondea tu pago a 4 mil. Verás que al final del crédito tendrás una buena recompensa.

    Suscríbete al blog para que conozcas más de los servicios que tiene Bancompara y estés al tanto del contenido de tu interés. Puedes compartirlo en tus redes sociales.


     

    En Bancompara creemos que tomar buenas decisiones financieras lleva a una mejor calidad de vida. Desde que iniciamos, hasta hoy, hemos ayudado a cientos de mexicanos a obtener ahorros significativos en el pago de sus hipotecas. Si te interesa conocer más sobre nuestros servicios y sobre cómo construir tu patrimonio visita Bancompara.mx

     

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?