Una nueva tecnología, más segura.

Hace aproximadamente unos 5 años se inició con el proceso, en todo el país, para el cambio de tarjetas de banda magnética a tarjetas con chip, la decisión fue tomada por la compañías de tecnología VISA y Mastercard junto con los bancos para disminuir el índice de clonación de las mismas.

 

 

Lee también: Tarjetas de crédito. ¿amor, temor u odio?

 


Las tarjetas de banda magnética

Estas tarjetas que todavía tienen un gran uso como medio de identificación para estudiantes, empleados y para acceder a habitaciones de hoteles, etc., utilizan una tecnología de partículas de acero a las que mediante impulsos electromagnéticos se les puede proporcionar un código que las identifica.

La banda magnética para las transacciones comerciales proporcionaba a la terminal bancaria tus datos para que pudieras ser identificado, estos datos eran únicos y no dinámicos para cada transacción, por lo que tener la información de la tarjeta podía convertirse en una vulnerabilidad en la seguridad del sistema.

Hace tiempo era común que las tarjetas de banda magnética pudieran perder su información si las teníamos cerca de teléfonos celulares u otras fuentes electrónicas o magnéticas que pudieran “desconfigurarlas”.

Aunado a esto, las tarjetas eran fácilmente clonables a través de un dispositivo denominado Skimmer; un delincuente podría clonar la tarjeta de crédito en segundos. Por lo que esta actividad estuvo aumentando hace algunos años, lo que motivó a la creación de la tecnología con chip.

Tarjetas con chip

Las tarjetas no cambiaron, siguen cumpliendo con un estándar internacional ISO, que las hace del mismo tamaño y grosor, lo que ha cambiado es la información que utilizan para hacer las transacciones. A diferencia de la tecnología anterior, las tarjetas con chip generan un código diferente para cada transacción, que es validado por el banco emisor, y con este se incrementa la seguridad de las operaciones.

Si tu tarjeta no tiene chip aún, puedes acudir a la sucursal de tu banco para solicitar el cambio y disfrutar de este beneficio en seguridad.

Las tarjetas con chip se distinguen por que tienen una característica adicional a las tarjetas de banda magnética: un pequeño rectángulo, que puede ser dorado o plateado, por encima de los números de la tarjeta. Ese rectángulo es una nueva característica de seguridad llamada chip EMV.

He aquí cinco cosas que deberías saber sobre sus nuevas tarjetas con chip EMV (también conocidas como tarjetas inteligentes, tarjetas con chip inteligente, y otros nombres similares).

1. Lectura del chip

A diferencia del pasado, las tarjetas ya no se deslizan para la lectura de la banda magnética. Lo único que tienes que hacer es insertarla en el lector y dejarla ahí hasta que la transacción esté completa. En algunos casos la institución de crédito, para brindar una seguridad adicional, pedirá que introduzcas el PIN que utilizas para identificarte en el cajero automático. Con este requisito tus operaciones están aún más protegidas.

2. Tecnología avanzada de información dinámica

La nueva tecnología de chip fue creada para acabar con el grave problema de la clonación de tarjetas en el mundo, problema que se suscitaba con las tarjetas de crédito de banda magnética. Tres de las empresas más grandes del mundo en tecnología de tarjetas se unieron para crear este nuevo sistema de transacciones.

3. Seguridad global en transacciones

Esta tecnología es internacional y fue principalmente iniciada en Europa; ahora se encuentra difundida en todo el mundo. Con transacciones más seguras puedes estar tranquilo y hacer compras en distintos países, sabiendo que las terminales lectoras de tarjetas reconocerán la información de tu chip. EMV son las siglas para “Europay, MasterCard, and Visa,”.

4. La seguridad sigue evolucionando

La tecnología de chip es lo más avanzado en lo que se refiere a seguridad para transacciones hoy en día. Pero recuerda que a, pesar de la seguridad y las nuevas tecnologías, éstas no son infalibles, por lo que deberás seguir utilizando las mismas medidas de seguridad de las tarjetas de crédito, como en el pasado.

A pesar de estos avances, las transacciones por internet o por teléfono no han cambiado, por lo que es necesario tener las mismas precauciones con los datos de tu tarjeta, ya que, teniendo toda la información, como el número, la fecha de vencimiento y el código de seguridad, un delincuente podría hacer compras a tu nombre.

5. Siguen trabajando en conjunto

En lo que todas las terminales en puntos de venta tienen la nueva tecnología para la lectura de tarjetas con chip, algunas tarjetas se siguen emitiendo con una banda magnética adicional al chip, esto sirve para tener mayor versatilidad en los pagos.

Cargos no reconocidos

La legislación mexicana todavía no contempla la devolución de cargos no reconocidos por parte del cliente en cuanto al uso de tarjetas de débito se refiere. Por lo que un fraude cometido con tu tarjeta de débito puede provocar que pierdas lo que te robaron, a menos que tengas contratado algún seguro por parte de tu banco para evitar esta clase de imprevistos.

Para la tarjeta de crédito, la ley sí establece que los bancos deben de devolverte las transacciones que no reconozcas en un lapso de 24 horas, siempre y cuando hagas la reclamación en un periodo no mayor a 90 días.

Aquí algunos datos sobre las compañías VISA y Mastercard:

Visa (Visa International Service Association)

● La tarjeta tiene contraseña que se debe utilizar para cada compra.

● Los descuentos dependen de cada país según los hábitos y gustos del cliente.

● Se puede pagar en más de 30 millones de comercios de 170 países.

● Opera en más de 2.1 millones de cajeros automáticos en el mundo.

MasterCard

● Tiene NIP que se debe introducir al momento de pagar.

● Las promociones aplican según el país, pero los clientes pueden ahorrar por lealtad a sus marcas preferidas.

● Es aceptada en 24 millones de comercios de 210 países.

● Sólo funciona en un millón de cajeros automáticos.

Te dejo algunas recomendaciones para cuidar tu tarjeta de crédito y tu información:

Cuando utilices el cajero automático

No dejes que personas extrañas, o incluso que parezca que trabajan en el banco, te asistan.

● Cubre con la mano el teclado al momento de teclear tu NIP, para que otras personas no puedan ver tu número.

● Siempre recoge la tarjeta, el dinero y comprobante impreso al terminar de usar el cajero. Rompe los papeles cuando no los ocupes para que no sea vea la información.

● Reporta si el cajero retiene tu tarjeta o si un momento después recuerdas que la olvidaste en el cajero

Al pagar con tarjeta físicamente

● Incluso con las nuevas tecnologías de chip, no pierdas de vista tu tarjeta para que no tomen sus datos

● Solicita que te traigan la terminal para que el pago se realice a la vista

● Utiliza la tarjeta en sitios que te inspiren confianza, en otro caso, mejor pagar en efectivo.

● Guarda los comprobantes de tus compras.

● Cuando recibas tu voucher o vayas a introducir tu NIP, verifica que el número de tarjeta, nombre y monto sean correctos.

● Recuerda que ahora con teclear tu NIP ya no es necesaria la firma del váucher

Al pagar con tarjeta por internet

● Haz tus compras desde casa y no utilices computadoras compartidas o redes gratuitas, ya que son menos seguras.

● Cerciorate de que la página sea segura: que la dirección comience con https y aparezca un candado en la barra de estado del navegador.

● Intenta comprar en sitios que tengan el sello vigente de confianza de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

● Guarda e imprime los comprobantes de compra por cualquier situación que se presente posteriormente.

● Busca y lee las políticas de privacidad de los sitios web en donde quieres realizar tu compra

Así como avanza la tecnología para brindar mayor seguridad, así también crece la tecnología que está al alcance de la mano de la delincuencia, por lo que siempre es bueno estar al pendiente de nuestra información y de cómo la utilizamos, para no ser víctima de las actividades ya mencionadas.

Recuerda que la información de tu tarjeta, sobre todo aquella que puedas transmitir a familiares o amigos a través de Whatsapp, Facebook u otro medio de comunicación, puede llegar a ser vista por terceros, por lo que no es recomendable poner los datos de nuestras tarjetas en estos servicios.

Como ya lo he mencionado a lo largo del artículo, no pierdas de vista tu tarjeta mientras realizas un pago físicamente, hoy es difícil clonar una tarjeta, pero no sabemos cuándo podría ser fácil, es mejor no dejarse sorprender.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?