El enganche es, como el mismo término lo dice, el dinero que entregas para iniciar/enganchar la compra de una vivienda.

Y, muchas veces, es lo que se interpone esa casa que quieres y tú, y entre el pago de renta y el pago de una hipoteca. Estamos dispuestos a destinar gran parte de nuestro salario al pago de una hipoteca, pero ahorrar para un enganche se nos hace difícil, sobre todo con los costos actuales de vida y, probablemente, porque tenemos una renta que pagar. Por eso, a no ser que la abuelita nos regale para el enganche o que vivamos aún en casa de nuestros padres, reunir un enganche puede convertirse en una tarea titánica.

 

 

Cuánto debes tener para el enganche (y no es solo el 10%)

Al hablar de crédito hipotecario, una de las preguntas que más se hacen es cuánto se debe tener para el enganche. La mayoría de los bancos prestan hasta el 90% del valor del inmueble para crédito hipotecario. Según esto, pensarías que lo mínimo que necesitas tener ahorrado es 10%, pero vamos a aclarar, para que luego no te encuentres con sorpresas. Cuando se tramita un crédito salen algunos gastos asociados como:

Gastos de escrituración: Incluye impuestos de adquisición, gastos y honorarios del notario. El 7.0% es el promedio de las transacciones, pero, dependiendo del Estado de la República, éste podrá ser menor.

Otros gastos asociados: Engloban la comisión por apertura del banco (en caso de que exista), el avalúo y los gastos de investigación, entre otros. Estos gastos pueden llegar a representar de 1.0% a 2.0%.

Imprevistos: todos esos gastos que salen de la compra de la vivienda y que están fuera de tu control.

 

Cuánto se aconseja dar de enganche

En Bancompara siempre aconsejamos dar al menos el 10%, pero en realidad, entre más pagues inicialmente, más bajas quedarán tus mensualidades, lo que te brindará más liquidez y reducirá considerablemente el pago que finalmente hagas de tu vivienda.

Ahora, los expertos aconsejan que tu hipoteca no se lleve más del 30% de tu salario. Es decir, que, si pagas 9,000 pesos de hipoteca, tu salario debe ser de unos 30,000 pesos mensuales.

Claro, las cosas cambian un poco si la compra de tu casa es en conjunto con tu pareja o con otras personas y si recibes apoyo económico externo de tu pareja o de tus familiares.

 

Métodos para ahorrar para un enganche

Si debes pagar una renta y tienes otros gastos esenciales que se llevan entre todos ellos más del 30% de tu salario, es normal que pienses que jamás podrás ahorrar para el enganche de una vivienda.

Lo primero que debes hacer es tener la meta clara al saber exactamente cuánto debes ahorrar para comprar la casa que quieres. Si calculas que costará 3 millones de pesos, deberás ponerte la meta de ahorrar 600,000 pesos, que corresponden al 20%. Suena mucho, lo sabemos, pero hay maneras de reunirlos. Es importante también que te pongas un límite de tiempo basado en un cálculo de tus ingresos anuales y de tus expectativas de ahorro.

Uno de los métodos para ahorrar para tu enganche, es el 50/30/20, hecho popular por la senadora Elizabeth Warren en Estados Unidos. Consiste en ajustar tu presupuesto para que el 50% de tus ingresos se destinen a gastos esenciales como poner un techo sobre tu cabeza, comida, seguro médico o gastos de salud, educación para tus hijos y transporte que te permita trabajar.

Todas las otras cosas necesarias para trabajar y mantener tu ingreso entran en este apartado. Aquí también entran otras necesidades como recreación básica.

Otro 30% de tu ingreso debe ser destinado para gastos varios no necesarios, digamos, recreativos no básicos, como salidas a comer, compras de antojitos, escapadas, pago de varios servicios de streaming, un globo o un juguetito para tu hijo en el parque el fin de semana y todas esas cosas que no son absolutamente necesarias pero que te hacen feliz.

El siguiente 20% se debe destinar para armar un colchón financiero que amortigüe tu caída en caso de que pierdas tus ingresos o de que estos disminuyan (lo que a muchos les ha sucedido ahora), y, claro, para el ahorro de un enganche. Si ganas 30,000 pesos mensuales, este ahorro debe ser de 6,000 pesos. Sé que para muchos suena a locura simplemente dejar apartados 6,000 pesos cada mes, considerando todos los gastos que hay que pagar. Para la generación actual cada día es más difícil hacer este ahorro, también por que los salarios no han subido, pero los costos de las cosas (y sobre todo de la vivienda), sí, y porque independizarse les representa un gran bajón respecto a la calidad de vida que llevaban en casa de sus padres.

Así que no podemos culparte si te resulta difícil ahorrar ese 20%, pero, si logras atenerte a él, es una excelente manera de ahorrar para un enganche.

Otro método es el de ahorrar en grandes trozos y destinar todo dinero extra a un ahorro para enganche. Quiere decir que, durante el tiempo que estés ahorrando para tu enganche, te restrinjas de hacer grandes gastos como viajes, compra de artículos lujosos o, sí, aunque parezca imposible, reducir el precio de tu renta. Esto último lo puedes hacer de varias formas, al decidir vivir con un amigo o con un familiar. Claro, esto es más fácil cuando no tienes pareja o hijos. Otra opción dentro de este mismo concepto es rentar una de las recámaras de la casa en donde vives y así compartir la renta.

También deberás aportar a este ahorro todos los ingresos extra que tengas durante el año, como primas, bonos, devoluciones de impuestos y de utilidades.

En Bancompara hemos tocado el tema del ahorro ampliamente y te dejamos estos otros métodos que te pueden ayudar a ahorrar y a generar ingresos extra.


Dejé de ser cool... y empecé a ahorrar dinero

La mejor manera de ahorrar dinero no es bajo el colchón

8 formas de ganar dinero… haciendo lo que ya haces

3 ideas para ganar dinero extra y cumplir tu objetivo.

10 formas increíbles de ahorrar dinero

 

Hagas lo que hagas, asegúrate de que el dinero para el enganche se deposite en una cuenta aparte a la que no puedas acceder fácilmente. Será mucho mejor si esta cuenta no te genera gastos de mantenimiento y si te genera algún tipo de rendimiento, por pequeño que sea.

 

Tus opciones cuando decidiste que ahorrar no es una opción

Por las razones que sean, a veces, ahorrar no es una opción viable para ti. Puede ser porque tu salario no es suficiente, porque quieres aprovechar una oportunidad inmediata, porque encontraste una vivienda increíble que sabes que aumentará su valor muy rápido y quieres aprovechar para ganarte la plusvalía o porque, como muchos, sientes que pagas mucho de renta y quieres destinarlo al pago de una casa propia.

En este caso, sí hay otras opciones. Bancompara te aconseja la opción del ahorro, pero te apoyamos si decides seguir otro camino.

Una de las opciones, y la primera que debes agotar, es por supuesto, pedir apoyo de familiares. Es como muchos obtienen el enganche para su primera vivienda. No es una situación extraña, y si consultas tus planes con tus familiares y llevas unos números claros de cómo utilizarás su ayuda, es posible que te digan que sí.

Si la anterior posibilidad te hizo soltar una carcajada o consideras que no es opción, siempre puedes pedir un préstamo personal o de libre inversión. Se desaconseja pedir un préstamo para este fin porque, primero, podría reducir tu capacidad crediticia y esto podría hacer que te otorguen menos crédito hipotecario o a mayor tasa y, segundo, porque esto podría reducir tu liquidez mensual y hacer que te comprometas a pagar más de lo que puedes, lo cual ocasionará que faltes a tus pagos y pierdas tu casa.

Pero, claro que puedes pedir un préstamo personal, si tu economía lo permite, para pagar un enganche. Para pedir este préstamo, acude a un simulador y a un comparador de créditos para asegurarte de que estás tomando la mejor decisión. Recuerda que, en cuanto a compra de hipoteca, todo centavo ahorrado vale.

 

¿Siempre se necesita un enganche?

Sí, siempre se necesita. Hay modelos económicos y ofertas bancarias que te dirán que puedes comprar sin enganche, pero la verdad es que todos los bancos lo piden. Para obtenerlo, claro, también puedes recurrir al Infonavit o al Fovisste. Un asesor te podrá ayudar a ponderar tus opciones, pues las reglas no están totalmente explicadas y cada persona tiene una situación diferente.


 

Entonces, ¿qué opinas? ¿Ya estás listo para empezar a ahorrar para tu enganche? Hacerlo es completamente posible y hay muchas opciones para que lo logres. Piensa en esa casa que será tuya y que ayudará a conformar tu patrimonio. Ahorrar para comprar tu primera casa no es sino el primer paso hacia la libertad financiera.

Buena suerte y recuerda que en Bancompara podemos asesorarte para que tomes la mejor decisión en cuanto a crédito personal y crédito hipotecario.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?