Guía para cambiar de casa con el pie derecho

    ¡Rápido! ¿Cómo ha sido tu experiencia en las mudanzas? a) ¡Magnifica! Todo salió de acuerdo a lo planeado. b) Mal, te costó un ojo de la cara y se te perdieron cosas. c) te has mudado tantas veces que tienes todo tipo de experiencias. Si tu respuesta es el inciso b o c, lee este articulo. Voy a compartir contigo los mejores tips para que tu mudanza sea placentera y tenga un costo razonable.

    ¿De dónde salen tantas cosas?

    Nuestros antepasados cazadores-recolectores cambiaban de casa cada mes, cada semana y a veces cada día. No había compañía de mudanzas, carros, ni siquiera animales de carga que ayudaran con el trabajo, por tanto, poseían sólo lo esencial, pues sabían que tendrían que cargarlo en su espalda.

    No obstante, esto ha cambiado significativamente; no hay actividad que desempeñe el ser humano que no involucre una gran cantidad de objetos. Por ejemplo, nuestros hábitos alimenticios están mediados por cucharas, tenedores, cuchillos, platos, vasos, etc. Para jugar usamos todo tipo de pelotas, cartas, tableros y fichas.

    Si de amor se trata, debemos equiparnos con anillos, camas, elegantes vestimentas y ropa interior atrevida. Incluso cuando realizamos actividades espirituales usamos muchas cosas, por ejemplo, árboles de navidad, humanos miniatura para el nacimiento, figuras de santos y algo que casi todos los hogares católicos tienen; la representación de la última cena.

    Lee también Comprar casa, cómo hacer el sueño realidad

    No fui consciente de la cantidad de cosas que había acumulado hasta que tuve que mudarme. Con tantas cosas que organizar, es fácil pasar por alto los costos reales de la mudanza. Te recomiendo seguir esta guía para ahorrar dinero, evitar que se pierdan cosas valiosas y reducir el estrés.

    1.- ¿Cuántos objetos tienes?

    Antes de decidir qué tipo de mudanza utilizarás y cuánto dinero destinarás a ese propósito, es bueno que hagas un inventario de cosas. Hacer un inventario tiene dos propósitos:

    1) Conocer todos los objetos que tienes y cuestionarte si vale la pena conservarlos. Capaz que cuando llegas al nuevo hogar los tiras y, mientras, ya pagaste para que te lo llevaran: tíralo antes.

    2) Que no se te pierda nada. Cuando uno se muda, está en medio de un torbellino, a veces nos damos cuenta de que algo no está después de meses, y de reclamar, pues ya ni hablamos.

    Hacer un inventario y clasificar tus pertenencias te permitirá programar costos (seguros, por ejemplo, tema que abordaré en el punto 3), ahorrar dinero y elegir el servicio que más te convenga. Te llevará un tiempo y puede que sea tedioso, pero, créeme, valdrá la pena.

    2.- Tipos de mudanza y precios

    Afortunadamente, Bancompara te ayuda a reducir los costos del crédito hipotecario, además, agiliza los trámites de escrituración. Puedes estar tranquilo en ese sentido, pero cambiar de domicilio no es cosa sencilla ni barata.

    Empecemos por definir el costo de la mudanza. Este costo se calcula en función del número de muebles que tengas que trasladar; la distancia entre un inmueble y el otro; los pisos que haya que subir o bajar los muebles; y el día en que se haga la mudanza.

    Como ves, son varios factores a considerar, por esto y porque hay una vasta oferta de empresas dedicadas a esta industria, el precio varía mucho, al igual que el tipo de servicio.

    Comencemos por los más económicos. En casi cualquier colonia de la Ciudad de México hay camiones azules con la leyenda fletes y mudanzas. El costo promedio por este servicio ronda los dos mil pesos. Consiste en todos los muebles y cajas que puedas meter en una pick up de tres y media toneladas; la distancia debe ser menor a 5 kilómetros; y no suben más de dos pisos los muebles. Normalmente son dos personas quienes cargan los muebles, pero hay que echarles la mano y darles una propina.

    El día favorito para las mudanzas es el sábado, contempla la posibilidad de hacer tu mudanza entre semana, puedes conseguir un descuento de al menos 25%

    Tu habilidad para negociar el precio y las condiciones del servicio es la principal ventaja de contratar este tipo de mudanzas. Las desventajas son múltiples: no cuidan los muebles, seguramente te romperán algo e incluso se podría perder algún objeto. Tendrás que estar muy atento a todo y es probable que te enojes varias veces.

    Existen otro tipo de empresas que realizan mudanzas, cuyos servicios son más refinados. Incluyen asesoría y planeación; emplayo de muebles y aparatos electrónicos; préstamo de cajas; rastreo del camión vía satélite; acomodo de muebles en su lugar final y retiro de la basura generada. Pero toma en cuenta que estas empresas de mudanzas son más estrictas con el número de muebles que puedes transportar. El rango de precios por diez muebles se sitúa entre 4 y 8 mil pesos.

    Si la mudanza es a otro estado, entonces los precios se alzan significativamente. Por ejemplo, de la Ciudad de México a Querétaro el rango de precios comienza en 16 mil pesos. En esos casos tal vez te convenga enviar tus objetos en carga consolidada. Es decir, un camión grande que lleva carga de varias personas.

    Por último, existen empresas que te rentan el camión y tú haces la mudanza. Mi recomendación es obtener diferentes cotizaciones y tal vez usar diferentes servicios. Por ejemplo, mandar los muebles menos delicados en un servicio barato y los objetos delicados con una empresa que haga el emplayo y cuide tus bienes.

    Puedes transportar cosas delicadas, como cristalería, en tu coche. Tal vez sea buena opción rentar el camión mudanza y, si tienes buenos amigos, hacer la mudanza entre todos. Así tendrán una convivencia bonita y conocerán tu nuevo hogar. Lo malo: de romperte algo, tendrás que poner cara de “no pasa nada”, e invitar las chelas

    3.- ¿Te robaron objetos en la mudanza?

    Puede ser que la empresa que contrates para tu mudanza te ofrezca un seguro o incluso que ya esté contemplado en el costo del servicio. En este punto es crucial que tengas tu inventario de objetos, e incluso fotografías. Así sabrás que tipo de cobertura contratar y que, en caso de robo o extravío, puedas reclamar tus pertenencias.

    Si ya cuentas con un seguro de vivienda, revisa tu póliza, en algunos seguros de este tipo ya contemplan la cobertura por mudanza, si es tu caso, podrás ahorrarte el seguro que te ofrezca la empresa de mudanzas, para que no vayas a pagar una cobertura doble.

    4.- Costos de eliminar inquilinos

    No importa si te mudas a una vivienda nueva o renovada, lo más probable es que haya pasado varias semanas sin habitar, al menos por humanos; los insectos tienden a ocupar rápido los espacios desocupados y no es agradable compartir la casa con inquilinos que te saquen ronchas.

    Puedes encontrar fumigadores confiables en la Asociación Nacional de Controladores de Plagas Urbanas A. C. (ANCPUAC). El costo de la fumigación depende del tamaño de la casa y el tipo de animales o insectos que haya que erradicar. Aparta más o menos 600 pesos para este propósito.

    5.- ¿Dónde dejo las cosas que no caben en mi nuevo hogar?

    Puede ser que te hayas mudado a un apartamento más pequeño, o que por razones de logística, tal vez necesites guardar provisionalmente unos muebles o cajas con objetos. Puedes dejarlas en casa de tus padres o amigos, pero ya sabes que el muerto y el arrimado a los tres días apestan.

    Te recomiendo usar servicios de almacenamiento. Existen varias empresas que te pueden rentar un espacio y diversas ubicaciones dentro de la Ciudad de México. El precio está en función del espacio que necesitas, pero para que te des una idea, puedes rentar diez metros cuadrados en un rango de 2 mil quinientos a 3 mil pesos mensuales.

    Si decides utilizar este servicio, te recomiendo ser cuidadoso con el tipo de seguridad que te brinda la empresa prestadora. Es decir, cámaras, personal de vigilancia, seguros y tipos de cobertura.

    6.- ¿Ya lo pasado, pasado?

    Deseo que seas uno de los felices clientes de Bancompara y dejes tu departamento de alquiler para ocupar tu casa propia. Pero el que desocupes una vivienda que no es tuya, no quiere decir que la puedas dejar maltratada, de lo contrario, el arrendatario podría cobrarte algún tipo de penalización.

    En los costos de la mudanza, contempla la limpieza del inmueble que desocupas, pintura y, dependiendo del contrato o arreglo al que hayas llegado con tu ex casero, tal vez tengas que asumir el costo de alguna otra reparación.

    7.- No te olvides de los más desprotegidos

    En las mudanzas hay mucha gente entrando y saliendo de la casa, las puertas se quedan abiertas. El estrés de la situación y la oportunidad, pueden provocar que tu perro o gato se salgan de la casa. Dado que estás cambiando de residencia, recuperar a tu mascota podría ser complicado.

    Es mejor que dejes a tu mascota en una pensión y regreses por ella una vez que estés instalado. Lo más recomendable es que encargues a tu mascota con tu veterinario de confianza. En caso de que no ofrezca ese servicio, hay empresas que se dedicadan a cuidar a tu mascota por varios días y se ubican en colonias como la roma y condesa. El costo promedio es de 500 pesos por día, aunque varía de acuerdo al tamaño de la mascota y si requiere cuidados especiales.

    Para terminar

    ¿Tenías contemplados todos estos costos? Bueno, pues no son los únicos. Todavía faltan otros costos que no necesariamente se pagan directamente con dinero, por eso no los agrupe arriba, pero son igualmente importantes.

    Si contratas nuevos servicios, pide que la fecha de corte y fecha pago sean configuradas de modo que se adapten a tus necesidades.

    Lo deseable es que te mudes a una vivienda 100% funcional, pero no siempre es así. Puede ser que alguna instalación no esté terminada, o que por cuestiones de contratación de servicios, no tengas agua, luz o gas. Esto podría generar costos adicionales, como que tengas que bañarte en otro lugar o comer en la calle.

    Finalmente, no te olvides de dar aviso a todos tus proveedores para que manden las facturas y todo tipo de comunicación a tu nuevo domicilio. Aunque la mayoría de los servicios envían las facturas por e-mail, no está de más que avises, así evitas el riesgo de que alguien tenga tus datos y puedan robar tu identidad.

    Estoy seguro de que con esta guía, comenzarás de la mejor manera tu vida en el nuevo hogar.

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?