No hay nada peor para las ventas que un periodo de incertidumbre económica como el que ha despertado nuestro ya conocido Covid-19. Y el mercado hipotecario no se salva. Pero, los bancos no se han quedado esperando para ver cómo los afectará la situación, sino que, al contrario, están mostrando sus mejores cartas para que las personas se animen a comprar casa a crédito y a adquirir otros productos como tarjetas y préstamos de libre inversión.

Pero hoy vamos a hablar específicamente de las tasas bajas de interés que están en boca de todo el mundo: las de crédito hipotecario, aquellas que te garantizan que pagarás menos por tu casa, porque son las que ilusionan a más personas y las que despiertan más polémica. ¿Es cierta tanta belleza?

Todos los días se anuncian nuevas e “increíbles” promociones y nuevos descuentos que atraen a las personas a escoger uno u otro banco para la compra de su casa. Estas promociones incluyen descuentos en el precio, servicios sin costo, aplazamiento de pagos y, por supuesto, tasas de interés bajas.

¿Qué hay de malo con esto? Nada, solo que es necesario que, antes de lanzarte a pedir un préstamo “con una tasa bajísima”, tengas algunas cosas en cuenta. La economía está tratando de moverse de nuevo, y eso nos beneficiará a todos, por eso, busca tus mejores opciones y no te dejes llevar por el “mito de la tasa”

 

El mito de la tasa

Es esa noción que tienen las personas de que lo que más importa a la hora de escoger un crédito es la tasa. En palabras de Julio Sánchez Azcárate, Co-CEO y fundador de Bancompara, “la tasa no es lo que importa”.

Nos gusta repetir lo que oímos, y si todos en la televisión o en los anuncios están hablando de “la tasa”, es normal que empecemos a pensar que tienen razón. Y en parte la tienen, pues la tasa es un gran factor para tener en cuenta al escoger un crédito, pero no el único.

El simulador de Bancompara, por ejemplo, arroja resultados acerca del Costo Anual Total de un crédito, llamado CAT. Este costo incluye todos los gastos en los que incurrirás anualmente al recibir un crédito de cualquier clase.

El CAT tiene en cuenta todos los costos de todos los trámites, comisiones y anualidades de un producto de crédito y los calcula como un porcentaje anual sobre la cifra de capital. Es por eso por lo que la tasa de interés puede llegar a ser un porcentaje muy diferente al CAT. Es decir, que un producto de crédito con la tasa más baja del mercado te puede llegar a salir más caro que otro con una tasa un poco más alta.

¿Por qué?

Porque, como dije, la tasa es lo de menos cuando te van a cobrar miles en anualidades, comisiones y seguros. La mayoría de los bancos van a cobrar algún tipo de anualidad por concepto de manejo del producto, comisiones por consultas o retiros y seguros de vida o desempleo. En crédito hipotecario estos sobre costos se multiplican, pues hay que tener en cuenta gastos de escrituras, notarías, avalúos, seguros y otros etcéteras.

Ten en cuenta siempre el CAT de un producto de crédito, no la tasa. De cualquier forma, en Bancompara hemos hablado ampliamente del tema, así que puedes informarte sin costo para tomar la mejor decisión.

 

Esa tasa le corresponde a Superman

El segundo punto que debes tener en cuenta es que no solo porque el banco anuncie una tasa, quiere decir que te la van a dar.

Como sabes, antes de darte un crédito el banco revisa tu buró de crédito y tu score o calificación (y si no lo sabes, es mejor que te informes primero y luego sí que pidas tu crédito). La tasa a la que te van a prestar y el monto que te prestarán se deciden con base en estos datos. También se deciden con base en otros requisitos como empleo, antigüedad en el empleo, antigüedad en el banco, edad, profesión y salario. Para crédito hipotecario o de vehículo, el banco también tendrá en cuenta otros factores como la ubicación del inmueble o la marca del vehículo, respectivamente.

Es decir, que muchos factores influyen en la tasa que te otorgarán. Muchas veces los requisitos para obtener la tasa baja publicitada los cumple solo Superman. No quiere decir que desistas de tu crédito, sino que esperes que la tasa que te aprueben sea un poco más alta de la que viste en la promoción.

También debes tener en cuenta que las tasas cambian todos los días y que el banco puede decidir cambiarlas cuando quiera, por lo que si hoy ves una tasa que te atrajo, llama rápido por que mañana podría no ser lo mismo.

Entonces, antes de ilusionarte con una tasa, entérate de los requisitos para obtenerla y enfócate en cumplirlos o en buscar un banco que sea más adecuado a tus condiciones. Y no se te olvide que los bancos han endurecido sus requisitos para crédito como resultado de la pandemia, pues el riesgo para ellos ha aumentado y ahora deben ser más rigurosos al asegurarse de que tengas un trabajo estable para pagar tu crédito.

 

Las tasas hipotecarias de hoy

Por supuesto, la tasa de interés adquiere especial importancia cuando de créditos hipotecarios se trata, pues al tener plazos de pago tan largos que alcanzan las décadas, escoger una buena tasa se traduce en ahorros de cientos de miles de pesos. Es por esto por lo que todos los bancos se están peleando ahora por ofrecer la mejor.

Casi todos han decidido competir con una baja en sus tasas de crédito.

Algunos de ellos son.

Banorte: tasa desde 8% anual.

Scotiabank: tasa desde el 9%

Banamex: tasa de 8.25%

HSBC: tasa desde 8.85%

BBVA: tasa desde 7.90%

 

Vamos a hablar ahora de la tasa más baja en este momento

Santander: 7.75% “la tasa más baja de la historia” así la publicitan.

Para obtenerla, hay que, como dijimos antes, ser Superman. Tener la nómina en el banco, mantener un saldo mínimo en la cuenta, tener al menos una tarjeta de crédito con el banco y hacer unos consumos mínimos cada mes (a partir de 10mil pesos en consumo mínimo mensual) y, además, contratar un seguro que empieza alrededor de los 7mil pesos anuales.

Cada banco tiene sus requisitos y los CATs varían por diversas razones. Y ten en cuenta que en los requisitos anteriores no hemos hablado siquiera de los que tiene que cumplir tu historial de crédito ni la propiedad que vayas a escoger (la propiedad debe contar con unos requisitos mínimos).

Si cumples con todas estas exigencias, no nos digamos mentiras, es posible que ni necesites obtener un crédito hipotecario.

Claro, estas tasas aplican para modalidad de mensualidades fijas, otra cosa es para las crecientes… una cosa más para pensar a la hora de tramitar un crédito.

Son tantas las variables que podemos decir con absoluta seguridad que lo mejor que puedes hacer si quieres obtener el crédito hipotecario con el mejor CAT y los mejores beneficios para tu situación particular, no es acudir a ese banco que te dice que tiene la mejor tasa (antes de decirte los requisitos) sino utilizar un comparador de créditos hipotecarios que revise una gran cantidad de opciones de productos, en diferentes bancos, al mismo tiempo. Existen algunos muy efectivos y uno de ellos es Bancompara.

 

¿Por qué los bancos hacen esto?

Es trabajo de los bancos (que son negocios cuyo fin es producir dinero), asegurar su meta de colocación de créditos, y es trabajo tuyo ponderar tus opciones y no tomar una decisión tan importante como la compra de una propiedad sin haber comparado antes y sin haber hecho las preguntas correctas. Recuerda que esta diferencia puede ahorrarte hasta medio millón de pesos en la compra de tu casa, y conseguir una mejor mensualidad puede ser la diferencia entre vivir dos décadas felices, disfrutando de la casa que compraste o vivir preocupado y ahorcado todos los meses por falta de liquidez.

También, que los bancos se pongan metas agresivas en cuanto a colocación de créditos y que estén incentivando su emisión es una buena noticia, pues muestra confianza en el mercado hipotecario y reafirma la solidez de una inversión en bienes raíces, lo que habla de una economía mexicana sólida, que nos conviene a todos.


 

De modo que, como puedes ver, la tasa que ves anunciada en un anuncio o en una noticia, no vale de mucho por sí sola, pues los créditos hipotecarios son un poco como las huellas digitales: diferentes para cada persona.

Si quieres pronosticar y asegurar una mensualidad, lo mejor que puedes hacer es utilizar comparadores, simuladores o pre-aprobadores que se basen en datos claros y actualizados, y en tu perfil de buró de crédito.

Busca la asesoría de uno de nuestros expertos, quienes además te ayudarán a aprovechar tus recursos de la mejor forma.

 

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?