Un subsidio a los taquitos y a las canciones de mariachi.

    ¿Y si nos pagaran por ser mexicanos? Un subsidio a los taquitos y a las canciones de mariachi. Dinerito para poner nuestro altar de muertos y pagar los tamales del día de la candelaria. Eso podría ser el salario único universal en México: una manera de combatir la pobreza y la desigualdad.

    También conocido como Renta básica universal, Renta básica incondicional o ingreso ciudadano, entre otras, el salario universal es un mecanismo de seguridad social mediante el cual todos los ciudadanos de un país reciben un ingreso regular sin ningún tipo de requisito[i]. Es decir, sin importar su edad, su situación económica o si reciben más ingresos. Lo reciben los más pobres, a quienes puede ayudarles mucho, y los ricos, quiénes quizá no se percaten de haberlo recibido.

    Además, no tiene ninguna restricción en cuanto a utilización. Puedo usarlo para comprar comida o para irme de viaje al extranjero. Lo importante es que tenga el recurso y pueda administrarlo de acuerdo con mis necesidades. La idea detrás de esto es que nadie puede saber qué te hace falta, mejor que tú.

     

    Los problemas que puede ayudar a solucionar

    · Pobreza:

    Al tener más dinero, la gente puede tener acceso a cosas de primera necesidad, como comida. Recordemos que en México la canasta básica (comida+vivienda+transporte), de acuerdo a la CONEVAL, es de aproximadamente $3,000MN por persona, y el salario mínimo es de cerca de $3,000MN, es decir, que en una familia de papá, mamá y dos niños el ingreso es insuficiente, aunque ambos padres trabajen.

    Un ingreso extra permitiría no estar tan apretados con los gastos, y, en teoría, debería contribuir a la permanencia de los niños y jóvenes en la escuela, ya que sus papás no necesitarían su ayuda para mantener la casa familiar. También podría ayudar a tener mejores servicios de salud, ya que no se dependerían totalmente de instituciones como el IMSS y se podría tener acceso a servicios privados.

    · Ahorro y consumo:

    Si la gente tiene más dinero en la bolsa, se espera que lo gaste o lo ahorre. Ambas cosas son buenas. De hecho, incrementar el consumo puede ser una excelente forma de reactivar la economía: recibo el salario único universal, me compro ropa, la tienda de ropa piden más ropa, la fábrica de ropa contrata más gente y compra más máquinas, y el ciclo se repite.

    Que la gente ahorre también es algo bueno. Incrementa la oferta de dinero y baja las tasas de interés. Además, en un país como México, donde el sistema de pensiones tiene graves problemas en el mediano y largo plazo, una medida que nos permitiera ahorrar más y mejor para el retiro sería un soplo de aire fresco.

    · Bajos salarios:

    Por un lado, se compensaría un bajo salario mínimo con el salario único universal. Pero, por otro, la gente estaría menos dispuesta a hacer trabajos mal pagados, peligrosos o desagradables. Es decir, al haber menos urgencia de dinero, la gente pensaría más al tomar un trabajo y eso llevaría a los patrones a mejorar sus condiciones.

    Los genios de Silicon Valley hablan del salario único universal como una respuesta a la automatización del trabajo. En palabras de Mark Zuckerberg: “Tenemos que explorar ideas como la renta básica universal, porque vamos a cambiar mucho de trabajo. La sanidad no puede depender de que tengamos un empleo. Vamos a tener que reinventarnos”[ii].

    · Falta de oportunidades para emprender o estudiar:

    Al ser mayor el ingreso familiar se esperaría que los niños y jóvenes permanecieran estudiando por más tiempo. Además, los adultos estaríamos más dispuestos a regresar a la escuela o a emprender un nuevo negocio, ya que no habría tanta urgencia por tener un ingreso fijo.

    Además, el dinero proveniente del salario único universal puede usarse para lo que sea: si quiero ahorrarlo y comprar una máquina de coser para poner mi propio taller de costura y generar mayores ingresos, es totalmente válido.

    El creador de Facebook lo describe como un “cojín para probar nuevas ideas”.[iii]

    · Mayor tiempo para la crianza:

    ¿Cuántas mamás o papás desearían dejar de trabajar para dedicarse a sus hijos, pero no lo hacen porque requieren el ingreso? El tener un salario único universal permitiría mucha más flexibilidad en el tema de crianza.

    Papás que trabajan tiempo completo con mamás que deciden quedarse en casa puede ser la primer combinación que se nos viene a la mente, pero hay muchas otras: papás y mamás que trabajan medio tiempo para pasar más tiempo en familia; mamás que se van a trabajar y papás que tienen la oportunidad de dedicarse al 100% a sus hijos; o hasta familias completas que se toman un año sabático para estar juntas.

    · Mayor calidad de vida:

    Acceso a mejor alimentación, vivienda, servicios de salud, mejores trabajos y menos estrés. Mayor tiempo con la familia y los amigos, más tiempo y recursos para emprender. Tiempo para estudiar y para desarrollar nuevos pasatiempos. Todo esto nos puede hacer más felices.

     

    Los problemas que podría empeorar, o crear

    · Pobreza:

    Los detractores del salario único universal argumentan que no basta dar unos cuantos pesos, se requieren cantidades importantes de dinero para que haga una diferencia en la vida de las personas. Si el gobierno te diera $500MN al mes, ¿haría una diferencia real en tu calidad de vida?, ¿qué monto sí tendría impacto en tu manera de vivir? Por ejemplo, durante el experimento del salario único universal en Finlandia se otorgó un ingreso de 560 Euros[iv] (alrededor de $12,000MN) mensuales durante un año, lo cual no suena muy impresionante tomando en cuenta el costo de la vida de ese país.

    · Otros programas sociales:

    El costo de un nuevo programa social debe salir forzosamente de algún lugar. Lo más lógico sería pensar en eliminar otros programas sociales donde sólo se beneficia a una parte de la población. Esto tiene sentido ya que evitaría la duplicidad de apoyos, pero, por otro lado, no todos los programas sociales son sustituibles con el salario único universal. Por ejemplo, el caso del Joker que revisábamos hace unos días. La pregunta es: ¿el salario único universal ayudaría a más gente de la que perjudicaría?

    · Migración:

    Al ser un programa general podría hacer ver más atractivo al país que lo otorgue. También podría volver más difíciles los trámites para obtener la ciudadanía y el gobierno en cuestión podría limitar el número de personas que la obtengan, por el alto costo de tener un nuevo ciudadano o residente.

    · Inflación:

    Obviamente no se puede simplemente imprimir más dinero y repartirlo, pero, aun así, dependiendo de cómo se implemente, podría generar presiones inflacionarias al incrementar la demanda de manera generalizada. Recordemos que todos recibirían más dinero de la noche a la mañana.

    · Desempleo: si se le entrega dinero a la gente sin trabajar, entonces ¿por qué razón trabajaríamos? Se teme que, al tener un ingreso asegurado, las personas simplemente dejemos de buscar trabajo. En el caso particular de Finlandia el temor era que los jóvenes dejaran de estudiar y de trabajar para dedicarse a jugar videojuegos[v].

    · ¿Injusticia social?:

    La idea de que el gobierno nos reparta dinero suena fenomenal hasta que recordamos que ese dinero, en realidad, son nuestros impuestos. ¿Estarías dispuesto a pagar más impuestos para que los ninis siguieran siendo ninis, pero ahora por elección? Esta sensación de la población fue uno de los factores para dar por terminado el programa de prueba en Finlandia.

     

    Juego de números

    Hagamos un ejercicio muy sencillo (quizá demasiado). Calculemos cuánto tendríamos que dar de salario único universal en México y veamos si nos alcanza.

    Una forma de calcularlo es pensar en el mínimo indispensable para vivir. La respuesta más simple es la comida. La vivienda puede compartirse, la escuela puede ser gratuita y los servicios de salud correr por parte del IMSS, pero todos necesitamos comer. El valor de la canasta básica alimentaria es de alrededor de $1,700MN por persona[vi]. Esta podría ser una buena cantidad para otorgar como salario único universal.

    Otra forma de calcularlo podría ser comparando el salario mínimo y la línea de pobreza. Para este ejercicio pensemos en una familia de cuatro personas: mamá y papá que trabajan fuera del hogar y dos hijos en edad escolar.

    · Línea de pobreza en México: $3,000MN mensuales por persona (techo, comida y transporte)[vii]. Si son 4 personas serían $12,000MN en total.

    · Salario mínimo: $3,000MN mensuales aproximadamente por persona. Si ambos padres trabajan su ingreso familiar sería de $6,000MN.

    · ¿Pasan la línea de pobreza? No. Para pasarla deberían tener un ingreso familiar de $12,000MN y su ingreso familiar es de $6,000MN.

    · ¿Cuánto requerirían de ingreso único universal para pasar la línea de pobreza? $6,000MN entre cuatro. Es decir, $1,500MN por persona al mes. Este sería el salario único universal.

     

    ¿Para qué me alcanza?

    Ambos cálculos dan montos parecidos, pero por simplicidad pensemos en un salario único universal del $1,500MN por persona. Para otorgar este monto a cada mexicano se requeriría un presupuesto cercano a 12% del PIB. Actualmente en México se destina el 7.5% del PIB para el desarrollo social[viii], es decir, que gastando lo que se gasta actualmente y eliminando todos los programas sociales existentes para usar ese dinero para otorgar el ingreso único universal, no alcanzaría para este programa.

    Otra opción es ver para qué alcanza. Si elimináramos todos los demás programas sociales existentes y siguiéramos gastando lo mismo, esto nos daría para otorgar $937MN por mexicano. El problema es justo ese: se tendrían que eliminar muchos otros programas sociales, como el Seguro Popular, las becas, programas de vivienda, protección ambiental y cultura.

    Claro que se podría dar menos dinero. Asignar una partida más pequeña y no eliminar todos los demás programas sociales, solo algunos. Pero esto da pie a dos preguntas: ¿qué programas sociales eliminar? y ¿$200MN o $300MN mensuales pueden, de verdad, mejorar la vida de las personas?

    El programa podría mejorar la vivienda, la alimentación y darles acceso a servicios privados de salud, educación y cultura. Pero no puede hacerlo todo: en caso de una enfermedad grave, el monto otorgado como salario único universal no alcanzaría para pagar la atención médica (cómo le pasó a Arthur Fleck), tampoco sustituirán a los programas de protección ambiental ni financiarían eventos culturales o deportivos a gran escala.

    Además, no hay ninguna garantía de que el gasto de dichos recursos sea en educación, alimentación o salud, ya que cada persona es libre de usar ese dinero como quiera. También se perderían oportunidades para maximizar los recursos: al final del día es mucho más económico comprar medicamentos al mayoreo que dejar que cada individuo los consiga por su cuenta.

     

    Entonces…

    El salario único universal puede ser una buena opción para mejorar la calidad de vida de los mexicanos y distribuir mejor el ingreso, pero no tenemos suficiente dinero para financiar un programa de tal envergadura, sobre todo por qué no podemos eliminar todos los demás programas sociales existentes. El problema de fondo no es el salario único universal, es que nuestro gasto social es el más bajo de la OCDE[ix].

    Otros países, como Francia, gastan alrededor del 31% de su PIB en gasto social[x]. Finlandia hizo el ejercicio de otorgar un salario único universal a una muestra de su población, pero cancelaron antes de tiempo el experimento debido al descontento social: muchos finlandeses sintieron que era redundante porque ya hay muchos otros programas sociales.

    Si nosotros gastáramos en desarrollo social como Francia o Finlandia sí nos alcanzaría para este programa, pero ¿lo seguiríamos necesitando?

     

    Bibliografía

    [i]https://es.wikipedia.org/wiki/Renta_b%C3%A1sica_universal
    [ii]https://elpais.com/internacional/2017/05/25/actualidad/1495749123_320229.html
    [iii]https://www.ectvplaymag.com/mark-zuckerberg-quiere-salario-gratis-todos-sin-preguntas/
    [iv]https://www.nytimes.com/es/2018/04/30/finlandia-ingreso-basico-universal-desempleo/
    [v]https://www.nytimes.com/es/2018/04/30/finlandia-ingreso-basico-universal-desempleo/
    [vi]https://www.coneval.org.mx/Medicion/MP/Paginas/Lineas-de-bienestar-y-canasta-basica.aspx
    [vii] https://www.coneval.org.mx/Medicion/MP/Paginas/Lineas-de-bienestar-y-canasta-basica.aspx
    [viii] https://www.forbes.com.mx/mexico-ultimo-en-la-ocde-en-el-gasto-social/
    [ix] https://www.forbes.com.mx/mexico-ultimo-en-la-ocde-en-el-gasto-social/
    [x] https://www.forbes.com.mx/mexico-ultimo-en-la-ocde-en-el-gasto-social/

    Comentarios
    ¿Te gustó lo que viste?