Ya es hora...

Un incremento de sueldo siempre es estimulante y también, sobre todo en nuestro país, por mucho, necesario para vivir con dignidad. Pero no encontrar el momento adecuado o no saber cómo hacerlo podría llevarte a quedar mal con tu jefe, terminar siendo un fastidio o aparentar que lo único que te interesa es el dinero. Hablar de dinero siempre es un tema difícil y es complicado poder abordar el tema.

Saber cuánto, cuándo y cómo solicitar un aumento de sueldo, son de las preguntas más importantes de la vida de un empleado que trabaja para alguien más.

El tiempo

“Timing is everything”, dice la frase que más utiliza mi esposa. No existe la receta secreta para saber cuando es el mejor momento de solicitar un incremento de sueldo, sin embargo, esto lo podrías ir descubriendo, una vez que tengas cierta familiaridad con las dinámicas de la empresa donde laboras, así como con las de tu jefe. Poco a poco sabrás cuál es el momento por el que está atravesando la empresa donde laboras y la situación de tu área o de la compañía en general.

A continuación te voy a hacer algunas recomendaciones de cuándo NO es el mejor momento para pedir un incremento de sueldo y por consiguiente, descartando estos momentos, podrías deducir cuando es mejor hacerlo:

Espera al menos un año

Tras una serie de éxitos obtenidos en tu puesto, y que ya hayas demostrado a tu jefe lo valioso que eres durante un periodo de un año, puedes solicitar una evaluación de tu desempeño, esto, en caso en que en tu empresa no sea una práctica que se de año con año. Busca una junta con tu jefe para este tema en específico. Puedes hacer un resumen de tus logros por escrito, tus contribuciones hacia la compañía y como tu desempeño ha logrado estar por encima de lo estipulado en el perfil de tu puesto, esto con el fin de poderle facilitar a tu jefe los instrumentos necesarios para que pueda presentar esta información a Recursos Humanos y que sea más fácil poder conseguir tu incremento salarial.

El periodo de un año es importante para poder tener una evaluación y logros que puedas presentar con los argumentos necesarios para justificar tu solicitud de incremento.

Espera a completar un proyecto

Un momento adecuado para solicitar un aumento puede ser al completar un proyecto que haya resultado exitoso o incluso antes de iniciar uno nuevo en el cuál te hayan puesto a cargo por tus habilidades. El éxito de un proyecto te puede abrir las puertas al diálogo y a la negociación para un mejor ingreso salarial.

No bromees sobre un aumento de sueldo

Aún cuando es difícil hacer un acercamiento para poder solicitar un aumento de sueldo, no sueltes estas solicitudes en forma de chistes en medio de una junta con tu jefe. Es importante que le des a este asunto la mayor seriedad posible, así que lo mejor será tener una junta para hablar específicamente acerca de este tema. Probablemente, uno de los mejores momentos para solicitar esta reunion de manera formal es aprovechar la junta anual de evaluación del desempeño, que en teoría debería de tener tu jefe contigo, cara a cara de forma personal. Si el tema de tu aumento no es mencionado por tu jefe, se tú el que toque el tema de manera oportuna y seria.

¿Tu jefe es nuevo y acaba de ocupar su puesto?

No hay manera de pedir un incremento a un jefe que acaba de ingresar a la empresa y apenas comienza a conocer a su equipo. Primero, tu nuevo jefe necesita conocerte. Recuerdo que eso me sucedió en una empresa, cada año tenía un nuevo jefe y para cada momento tuve que esperar a que mi nuevo jefe me conociera y viera mi forma de trabajar para siquiera pensar en la posibilidad de solicitar un aumento, y claro, tenía que esperar un año para esto.

Ahora que conocemos acerca de los mejores momentos para solicitar un aumento salarial, hablemos acerca de la mejor manera de hacerlo.

¿Cómo debo negociar mi aumento?

No te vendas como víctima

No pidas un aumento de sueldo con base en tus necesidades, es decir, nunca solicites tu aumento diciendo que lo que percibes actualmente no te alcanza, o que tienes muchos problemas económicos. Esto lo que único que indica es que eres un mal administrador o te pone en un papel nada favorecedor en frente de tu jefe, dando esta imagen lo único que lograrás es que te perciban como alguien que no puede resolver problemas por sí mismo.

¿Estás dando los resultados esperados?

Si las metas que te han puesto durante el año no están siendo cumplidas por tí o por el equipo al que perteneces o que diriges, no es el mejor momento para pedir un aumento. ¿Con qué cara podrías solicitar un aumento si no estás entregando los resultados esperados?

Enfócate en los resultados

En lugar de solicitar un aumento con la justificación del tiempo que llevas laborando o desde hace cuánto no has recibido un aumento, una práctica recomendable es enfocarte mejor en los logros que has obtenido para beneficio de la compañía, los proyectos terminados con resultados arriba de lo esperado o de las mejoras en los procesos en los que has contribuido.

A los grandes logros deben venir incentivos que permitan que un buen empleado no considere jamás dejar la empresa por la oferta de otro empleador. Por lo que ha veces la paciencia y los resultados deben de ser la mejor arma para poder solicitar un incremento en tu sueldo. Los resultados sobresalientes siempre deben ir acompañados de “cacarear el huevo”, esto significa dar a conocer tus éxitos, al menos a tu jefe y tus compañeros.

Pide retroalimentación

Una forma de saber que estás haciendo un buen trabajo, y además, que tu jefe lo note, es pidiendo retroalimentación contínua. Esto te permite saber si estás cumpliendo con lo que se espera de tí o si estás superando las expectativas. Además de que te coloca en una posición visible para tu jefe y te promueve como un elemento que busca la mejora contínua.

Si hay cosas en las cuales debes mejorar, mejora. Un empleado con una buena actitud frente a la crítica y que realiza los cambios necesarios para incrementar su capacidad o mejorar su desempeño siempre será visto como un activo al cual es difícil dejar ir.

Mantén en mente la retroalimentación en un momento específico y un espacio determinado; una persona que pide retroalimentación a cada paso que da también podría verse como alguien que no tiene seguridad en las cosas que hace, y esto no es un activo valioso para una empresa, sino una carga.

No te quejes, utiliza la diplomacia

Utiliza todos los conocimientos que tengas para poder exponer resultados de tu trabajo que justifiquen tu incremento y el agradecimiento hacia de tu jefe y la empresa donde laboras. Toma en cuenta el tiempo que pueda tomarse para hacer una revisión de tu caso, pero nunca te quejes. Mantén en todo momento el profesionalismo y nunca, como ya lo mencioné en otro párrafo, involucres temas personales como un argumento para solicitar un incremento de sueldo. Todos tenemos deudas y pagos de rentas, hipotecas o colegiaturas, pero estos motivos no han sido alguna vez razón para que a alguien le den un incremento de sueldo.

¿Cuánto es lo que podrías negociar?

Ten un número en mente

Verifica cómo están los sueldos en la industria para posiciones similares y establece si estás dentro del rango, o por debajo de él. Te recomiendo usar este dato de la manera más política posible como un argumento para solicitar tu incremento salarial. Ten en mente una cifra específica ya sea en forma de porcentaje o en una cantidad concreta.

Si resulta que estás muy bien compensado en relación a puestos similares de la industria, entonces tal vez no necesitas un incremento en sueldo si no pasar al siguiente nivel en el escalafón de los puestos de tu organización. De cualquier forma, lo ideal es tener una conversación con tu jefe e intentar negociar un buen equilibrio entre tu desempeño y la retribución por el mismo.

Buscar otro empleo

Si después de haberlo pensado mucho y haber tenido una conversación con tu jefe no has logrado mucho, en última instancia, dicen que: “la mejor forma de conseguir un aumento es buscando otro empleo”. En caso de que tus esfuerzos por conseguir un incremento en tu sueldo no den resultados, siempre estar la opción de buscar otras oportunidades en empresas que valoren de mejor forma tus habilidades y talentos, esto significa iniciar un proceso de búsqueda de otra opción laboral; claro, con el firme propósito de mejorar tus ingresos actuales. Sin embargo, antes de aventurarte, asegurate de haber investigado lo suficiente acerca del rango de sueldos con respecto a tu posición y contempla también que las prestaciones estén a nivel de la empresa donde laboras actualmente.

Si quieres conocer más acerca de los mejores salarios alrededor del mundo y en México, entra a Bancompara.mx, en donde encontrarás este y otros temas de tu interés.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?