La vivienda de tus sueños paso a paso

Así es, un sueño hecho realidad. La sola idea de tener tu propia vivienda es algo que te entusiasma y emociona. Y aunque, hasta este punto no ha pasado de eso, de ser un sueño que quisieras traer a la vida real, es uno que puedes materializar fácilmente. Si no sabes por donde empezar, este artículo es para ti. Te voy a llevar paso a paso por todas las etapas de esta maravillosa experiencia, desde la idea hasta la obtención de tu crédito y la entrega de la casa de tus sueños.

La vivienda de tus sueños paso a paso

Comencemos enumerando todo lo necesario para dar los pasos necesarios para cumplir este sueño. Hasta este punto, como ya comentamos, piensas que el comprar tu propiedad es solo parte de tu imaginación. Así que, comencemos platicando acerca de lo que necesitas para obtener tu nuevo hogar.

Piensa de dónde sale la idea de tener tu propio espacio. Tal vez estas rentando y ya no quieres ver que parte de tu ingreso se va al pago de renta de una propiedad que nunca será tuya. O tal vez quieres mudarte a provincia y te imaginas teniendo tu casa con un pequeño jardín en las afueras de otra ciudad. También puede ser que ya tengas una propiedad pero quieres invertir tu dinero en otro bien raíz. Cualquiera que sea el caso, deberás cubrir los siguientes requisitos para obtener la vivienda que deseas.

1. Para convertir un sueño factible en un plan real, este debe estar respaldado por una base de finanzas bajo control. La primer pregunta a responder en este caso es: ¿mis ingresos pueden solventar el pago de un crédito hipotecario? Para estar seguros de esta respuesta debemos hacer el siguiente balance:

· Anota tu ingreso neto. El ingreso neto el la cantidad de dinero que una empresa te paga de manera quincenal o mensual (en caso de ser asalariado), o que recibes por tus servicios de manera regular (en caso de ser empresario) después de restarle el pago de impuestos (y Seguridad Social, si es el caso), la cantidad resultante es el ingreso neto.

· Una vez que tienes clara la cantidad exacta de dinero que recibes de manera regular, debes hacer la lista de tus egresos tanto fijos como variables. Dentro de los egresos fijos debes tomar en cuenta los pagos de servicios tales como la luz, agua, Internet, renta, gas, pagos por educación (en caso de tener hijos), pagos de créditos, etc. Por otro lado, los gastos variables incluyen el pago de honorarios médicos, reparación de tu automóvil, salida a un concierto o a cenar con amigos, etc.

· Ya tienes tanto la cantidad de tu ingreso neto, como la suma de tus egresos fijos y variables, es momento de hacer un balance y revisar si realmente tus finanzas pueden solventar el compromiso que representa tener una propiedad. Idealmente, tus egresos no deben representar mas del 65% de tu ingreso mensual. Si este es el caso y tienes al menos el 35% de tu ingreso libre, vamos por buen camino.

2. Ahora bien, ya sabes que tus finanzas en cuanto a tus ingresos y egresos se ven bien. Es momento de revisar tu historial crediticio. El historial crediticio es el resultado de tu comportamiento al hacer uso de tus tarjetas de crédito, los pagos puntuales hechos a algún préstamo personal, o en caso de que te hayan otorgado un crédito hipotecario, y la manera como cumpliste con dicho compromiso de pago.

3. Hasta ahora sabes que cumples con la mayor parte de los requisitos, el balance de tus finanzas se ve bien, y el score de tu historial crediticio en Buró de Crédito es lo que necesitas para seguir adelante sin ningún problema. Es momento de preguntarte algo que se debe contemplar desde que comienzas a materializar la idea de tener una vivienda: ¿Cuánto dinero tienes en tu ahorro? Recuerda que para solicitar un crédito hipotecario debes tener al menos un porcentaje de la cantidad de dinero que solicitarás. Por ejemplo, si la propiedad que has elegido cuesta 1 MDP, la cantidad mínima que necesitarás tener ahorrada es el 5% de la misma, o sea $50,000 aproximadamente.

4. Otro factor importante que debes tener presente es el tipo de vivienda que necesitas. Te recomiendo ser realista y contemplar siempre la cantidad que puedes pagar en las cuotas de tu crédito hipotecario. Si aún no te has decidido, ya que quieres analizar el tiempo que durará tu crédito, la cantidad que te pueden otorgar, el pago de intereses que pagarías de manera mensual y al final de tu crédito, esto es lo que debes hacer:

  • Entra a Bancompara.mx, en el menú principal encontrarás la opción “simulador”. Una vez que entras a esta página, debes seleccionar la opción “Comprar casa o departamento”.
  • · Ahí encontrarás tres opciones para poder simular tu crédito: la primer opción es “Monto de crédito”, en caso de que sepas el valor de la propiedad que quieres. La segunda opción es “Tu ahorro”, selecciónala en caso de tener una cantidad de dinero ahorrada especialmente para el enganche de tu propiedad, esta opción te dará información acerca de la cantidad que muy seguramente te será otorgada, en otras palabras, para qué te alcanza con ese monto de ahorro. Finalmente, la tercer opción es la de “Tu ingreso mensual”, ésta te dará información acerca de cuanto te prestarán de acuerdo con tus ingresos actuales brutos.
  • · En caso de haber elegido la opción “Monto de crédito” tendrás que compartir información acerca del costo de la vivienda y el porcentaje que solicitarías como préstamo a la institución bancaria. Una vez hecho esto, Bancompara te dará varias opciones de distintas entidades financieras, mostrándote información acerca de la tasa de interés, el Crecimiento Anual de la mensualidad, el pago total mensual y la duración del trámite. En caso de que alguna de las opciones que te muestran se ajuste a tus necesidades, puedes seleccionar la opción “”Mostrar detalle” para conocer los detalles acerca de tu probable crédito hipotecario.
  • · Si elegiste la opción “Tu ahorro” deberás llenar los espacios con la información referente al valor del inmueble, el monto del ahorro y el plazo de tiempo que en el que quieres terminar de pagar tu crédito. De acuerdo con la cantidad de ahorro que tengas, Bancompara te ayudará dándote opciones detalladas de los servicios que ofrecen las instituciones bancarias.
  • Finalmente, si elegiste la opción “Tu ingreso mensual”, deberás ingresar tu sueldo mensual bruto. Una vez hecho esto, Bancompara te dará una amplia gama de instituciones bancarias donde podrás encontrar la mejor opción de acuerdo con tus necesidades.

5. Ya tienes una idea clara de tus opciones. Lo que necesitas es saber si realmente esas opciones son para ti y la manera de hacerlo es descubriendo cuanto te prestaría un banco de acuerdo con todos los factores que toman en cuenta para otorgarte el crédito que necesitas. Para esto, Bancompara pone a tu disposición la opción “Pre-aprobador”, en donde en cinco sencillos pasos podrás conocer de manera más realista el monto de crédito disponible para comprar tu vivienda. Estos pasos son:

  • Ingresar el valor del inmueble
  • · Ingresar información acerca de tus ingresos
  • · Consultar tu situación crediticia
  • · Verificación de identidad
  • Obtención de resultados

Finalmente, dentro de Bancompara.mx puedes iniciar tu aplicación para obtener la aprobación definitiva. Nuestros asesores te apoyarán a elegir de acuerdo con tus necesidades y te ayudarán a realizar el trámite de principio a fin.

6. ¡Listo! Una vez que, de acuerdo con los datos ingresados conoces el monto de dinero que muy probablemente te sería otorgado, es momento de materializar tu sueño, busquemos la casa o departamento que se adecua a tu presupuesto y necesidades.

7. Te recomiendo buscar una propiedad cuya antigüedad sea de menos de 50 años, ya que esto te facilitará las cosas en el proceso de avalúo y aprobación. Igualmente, ten cuidado con la zona geográfica donde se encuentre la propiedad que elegiste, ya que, si esta es una de alto riesgo, es muy probable que sea catalogada como “Propiedad no apta para crédito”. Recuerda que este trámite representa un gasto para ti, evita elegir estos tipos de viviendas y perder tu tiempo y dinero.

Desde ahora te felicito por la decisión que has tomado. La compra de un bien raíz representa un gran compromiso pero también una excelente inversión que hará crecer tu patrimonio.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?