No te consumas las utilidades

Ya sea que tengas tu dinero en instrumentos de inversión o en un proyecto, la pregunta es, ¿Cómo puedes utilizar el margen de utilidad de una inversión?

El margen de utilidad de una inversión es el resultado de la diferencia entre los ingresos y los egresos de una operación. Es el dinero que se ha producido por la venta de un bien o servicio o el rendimiento de una inversión financiera.

¿Tienes tu capital en instrumentos de inversión?

Comencemos explicando a grandes rasgos lo que son los instrumentos de inversión y de qué depende su utilidad: Un instrumento de inversión es un método por el cual obtienes dinero a partir del dinero con el que ya cuentas. Todos los instrumentos de inversión traen consigo una utilidad que dependerá del nivel de riesgo que estés dispuesto a tomar como inversionista y el plazo de cada inversión.

La estrategia que te sugiero es mantener los rendimientos de ese capital y reinvertirlos por al menos un periodo de 5 años o más; así es, lo mejor es que el dinero generado se quede en los mismos instrumentos para ver crecer tu patrimonio más rápido en el lapso que te propongas. El crecimiento exponencial se debe gracias a que el rendimiento ya no se generará en la cifra que originalmente tenías, si no en la que has ido acumulando con el paso del tiempo.

La recomendación es que mantengas tus recursos en un portafolio que tenga una mezcla tendiente más a los instrumentos de renta variable que a los de renta fija, ya que los de renta variable en el largo plazo tienen mejores rendimientos.

¿Tienes tu capital en un negocio o proyecto?

Al igual que la situación anterior, las utilidades que recibes de un negocio no deben de ser consumidas de inmediato. La reinversión tanto, en activos como en capital, te permite que tu dinero crezca más rápido y que generes aún más oportunidades de ingresos para tu negocio.

Imagina por un momento (como un ejemplo de los beneficios de la reinversión), que eres dueño de un restaurante. Al inicio de tus operaciones tienes un menú limitado y una capacidad instalada para recibir a cierto número de comensales. Conforme la operación de tu restaurante va avanzando y los comensales, tanto de la zona, como a través de tu página de internet o las redes sociales te van conociendo, tu oferta se mantendrá igual por un tiempo. Si consumes las utilidades generadas de tus primeras ventas, sólo podrás continuar con el mismo nivel de negocio y no verás un mayor crecimiento. Sin embargo, si logras resistir la tentación de consumir las utilidades y reinviertes ese dinero en la compra de, digamos, una mejor parrilla para tu cocina, ampliar tu menú, tu horario de servicio, capacitación para tu personal o incluso la inversión en una ampliación del espacio para recibir a más comensales, aumentará la capacidad que tiene tu negocio para incrementar sus ventas y así mismo tus utilidades.

Invierte en Publicidad

El dinero invertido en publicidad, aunque no sea el más sencillo de calcular para conocer la relación directa que tendrá en el incremento de las ventas de un negocio, podemos considerarlo siempre como un recurso bien invertido porque significa dar a conocer tus productos o servicios a tus posibles clientes y que éstos sepan de tu existencia para que puedan encontrarte con mayor facilidad entre todas las opciones que tienen.

El posicionamiento de marca es el lugar que ocupa la marca de tu producto o servicio en la mente del consumidor. Es decir, cuando un cliente piensa en tu marca ¿Qué es lo primero con lo que la asocia en su mente? Lo que se busca siempre es ser el “Top of Mind”, que significa estar en los primeros lugares de las marcas que recuerda una persona cuando piensa en un tipo de producto o servicio.

Hoy, invertir en publicidad no significa derrochar grandes cantidades de dinero. Puedes desde comprar un bonito letrero luminoso para el restaurante del ejemplo que hemos venido manejando, hasta pagar unos cuantos pesos por promocionar tu producto a través de Google, Instagram o Facebook y que las personas cercanas a tu zona conozcan más de tu negocio.

Invierte en Promociones

Las promociones son las ofertas en las cuáles inviertes para que tus productos o servicios tengan un precio menor al usual con el afán de que tus clientes se animen a probarlos. En el caso del ejemplo de tu restaurante, podemos suponer que puedes ofrecer una cantidad limitada de platillos por el precio de $1 peso, como una promoción especial que durará un solo día, y tendrá una cantidad limitada de 50 platillos.

Como otro ejemplo, te platico sobre un pequeño local que se encuentra en Estambul, Turquía, que lanzó el reto de dar gratis una bebida de tamaño jumbo para quien pudiera terminarla de un solo trago. Este reto llamó la atención de muchos participantes, pero además hizo también mucha publicidad indirecta al local, y con ello más personas hablaron de él y lo visitaron.

No importa la idea que se te ocurra, lo importante es crear una imagen positiva en tu público, que la marca de tu negocio esté en su mente y que alguno de tus productos tenga una oferta que motive a la compra.

Invierte en activos fijos

Recuerda que una de las inversiones más seguras son los Activos Fijos. Los activos fijos son los bienes que una empresa tiene que no pueden ser convertidos en efectivo en un periodo corto de tiempo. Entre los activos fijos se encuentran los bienes inmuebles. Dependiendo de la zona del país y de la ciudad, una de las mejores inversiones son las casas, los terrenos o departamentos.

Debido a que tienen muy poca depreciación a través del tiempo y a que, en muchos casos, con algunas mejoras, pueden incrementar enormemente su valor. Esta es la razón por la cual muchas de las más grandes empresas del mundo como: WalMart o McDonalds utilizan parte de sus recursos para la compra de este tipo de activos.

Si te has decidido por esta estrategia recuerda que Bancompara.mx tiene los simuladores que pueden ayudarte a cotizar un crédito hipotecario que te permita la adquisición de un bien inmueble.

Invierte en otros negocios

Si las utilidades que han generado tus inversiones te permiten tener el capital suficiente para adquirir una franquicia u otro negocio, esta es la mejor recomendación que te puedo hacer. De esta forma puedes diversificar tus recursos y tener mayores probabilidades de incrementar tu capital en el largo plazo.

Para conocer más sobre las opciones que existen puedes acercarte a las Expos que hay sobre este tema año con año.

● La oferta es variada y seguramente sería tema de un nuevo artículo poder analizarla, pero te recomiendo revisar las opciones en las cuáles tengas cierto conocimiento o que veas que son giros de negocios ya probados.

● La certeza de generar un buen negocio en los giros novedosos o de reciente creación es baja y no te sugiero aventurar tus recursos en proyectos que pueden parecer prometedores pero que no tienen un registro de éxito ya existente en el mercado.

● Te recomiendo no invertir en ningún negocio, instrumento o esquema que te prometa rendimientos increíbles que no puedas encontrar en otros lados, generalmente este tipo de negocios son estafas y lo único que harán será que pierdas tu dinero, o peor, que te lo roben.

También existen como una opción de inversión las Fintechs.

● Estas empresas ofrecen un catálogo de productos comparable al de los bancos tradicionales sin toda la infraestructura de éstos, ya que todas sus operaciones son a través de internet, lo que les permite abaratar costos de operación.

● Entre los servicios que te pueden interesar se encuentra el Crowdfunding o el financiamiento de proyectos. Esto significa que varias personas como tú pueden reunirse virtualmente a través de la Fintech y juntar un capital que será utilizado para financiar un proyecto en específico.

● Estas nuevas plataformas también le prometen buenos rendimientos a tu inversión ya que tu dinero ayuda a otros proyectos de pequeñas o medianas empresas a iniciar sus operaciones. Pero también como en cualquier inversión se corre el riesgo de que estos proyectos no sean exitosos y por consiguiente que puedas perder tu dinero.

● Si te decides por alguna Fintech recuerda que ya están reguladas por la CONDUSEF, por lo que puedes revisar en el portal de esta institución los registros que tengan.

La reinversión

Sea cual sea la decisión que tomes como uso de tu utilidad, recuerda que el dinero que has invertido te ha costado un gran esfuerzo y es natural querer gozar de los beneficios en cuanto generan una utilidad. Pero antes de gastar las utilidades piensa un poco en los beneficios que ya hemos comentado sobre la reinversión a través de este proverbio persa:

“La paciencia es un árbol de raíz amarga, pero de frutos muy dulces”

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?