¿Cuánto puedes comprar con el poder de tu firma?

“Si desea aumentar el límite de su crédito, comuníquese al siguiente teléfono antes de la fecha de pago”. De ser un tarjetahabiente que paga su tarjeta de crédito a tiempo, seguro has recibido un mensaje parecido al anterior. Al menos yo he recibido muchos, vía SMS, correo electrónico y hasta en el cajero automático. Algunas veces te piden que aceptes y ya está hecho el trámite y otras veces te piden que marques al teléfono del banco para autenticar tu personalidad y hacer valido el trámite.

Pero también me han bajado el límite de crédito, ahí no me mandan mensajes, simplemente en el estado de cuenta dice: tu nuevo límite de crédito es de tal cantidad. Pero ¿Cuál es la importancia del límite de crédito? ¿Cómo se calcula? Continua leyendo este articulo y te contamos todo sobre este tema.

 

Lee también: Tarjetas de crédito, ¿Amor, temor u odio?

 

¿Qué es el límite de crédito de una tarjeta?

Cuando el banco nos otorga una herramienta tan poderosa como una tarjeta de crédito presupone muchas cosas. Algunos pensaran que estoy exagerando al denominar a una tarjeta de crédito como una herramienta poderosa, pero lo es. Piensa la cantidad de cosas que puedes comprar o hacer con solo firmar. Pero volvamos a los supuestos que hace el banco.

El banco supone que el usuario tiene un mínimo de conocimientos financieros y no se meterá en problemas, sin embargo, en la mayoría de los casos no es así. Por eso en este artículo detallaremos uno de los conceptos básicos de una tarjeta de crédito, el límite de crédito.

El límite de crédito es el monto máximo que concede un banco para que el cliente pueda utilizar como prefiera. Ese límite de crédito o dinero disponible, irá disminuyendo durante el mes, conforme vayas haciendo compras, hasta que llegues al límite establecido con anticipación.

Cuando llega el momento de pagar, el saldo total se restablece al crédito o al menos una fracción de la deuda, dependiendo del monto que hayas decidido pagar. A esto se le conoce como crédito revolvente. Entonces tienes la posibilidad de volver a utilizar ese crédito para lo que desees.

Supongamos que el cliente A tiene un crédito disponible de $10,000 pesos. Gasta $800 pesos en algunos cargos recurrentes, como internet y televisión de paga; $2,650 en ropa y un obsequio para su novia; y $1,800 en una cena romántica para festejar su cumpleaños. Esos gastos los hizo en un plazo de 20 días y ahora tiene un crédito disponible de $4,750 pesos. Al final del mes, el cliente A decide pagar el total de sus compras, entonces tendrá nuevamente disponibles $10,000 pesos. Si hubiera decidido hacer sólo el pago mínimo, que en este caso era de $1,200 pesos, entonces el crédito disponible que tendría para el próximo mes sería de $5,950 pesos.

¿Cómo se define mi límite de crédito?

Ahora resolveremos una de las preguntas que más se hacen los tarjetahabientes, ¿Cómo se define el límite de crédito? ¿Por qué dos personas que tienen más o menos el mismo ingreso pueden tener distintos límites de crédito? Empecemos por decir que el banco define un límite de crédito para protegerse, pues de no establecer este límite, cualquier persona podría gastar el dinero hasta caer en una deuda impagable y si esto se repitiera con la mayoría de los usuarios de tarjeta de crédito, el banco estaría en problemas de insolvencia y con ello vendría la quiebra de la entidad crediticia.

El límite de crédito se asigna de manera individual y no sólo depende de los ingresos, es por eso que difícilmente dos personas tienen el mismo crédito disponible. Además de los ingresos, se tomará en cuenta el historial crediticio del cliente, el comportamiento que ha tenido con otras deudas y finalmente los gastos que tiene.

Suponiendo que dos personas tienen el mismo ingreso, $25,000 pesos mensuales, y tienen un buen historial crediticio, pero uno de ellos es casado y tiene dos hijos, mientras que el otro es soltero, seguramente el banco asignará un mayor monto de crédito disponible a la persona soltera que al casado, pues el soltero, en teoría, tiene menos gastos y su capacidad para endeudarse es mayor.

No sólo el perfil del cliente influye en el límite de crédito que fija el banco, también hay que tomar en cuenta las propias normas del banco, su situación económica y la estrategia comercial que quieran ejecutar. Por ejemplo, si un banco quiere expandir su cobertura y ganar más clientes, es posible que sus normas sean menos estrictas que las de otros bancos y concedan límites de crédito más altos. Por el contrario, si un banco no está pasando por un buen momento económico, podría ser más precavido y conceder pocos créditos.

¿Aumentar mi línea de crédito?

Existe la posibilidad, aunque remota, de que siendo un buen cliente del banco, responsable con tus gastos y cumplido con tus pagos, el banco no te haya ofrecido aumentar tu línea de crédito. Si es el caso y por alguna razón necesitas tener un monto mayor de crédito disponible, te decimos que existen dos maneras de logarlo.

  • Ponte en contacto con el banco emisor de la tarjeta, ya sea por teléfono (la manera más cómoda, aunque no necesariamente la más rápida) o acudiendo a una sucursal, explica tu situación y el por qué necesitas ampliar tu línea de crédito. El banco evaluará tu situación tomando en cuenta el tiempo que tienes como cliente del banco y con la tarjeta de crédito; la puntualidad que tienes con tus pagos y seguramente consultaran el reporte de tu historial de crédito actualizado. Es posible que con estos datos te aumenten el crédito disponible, pero si no fuera suficiente, puedes ofrecer pruebas de que tus ingresos han aumentado, de ser el caso. La decisión de aumentar el crédito a un cliente es totalmente facultad del banco, por esta razón, si rechazan tu solicitud, lo único que te queda es acatar la resolución, mantener un buen comportamiento crediticio y volver a intentar en otro momento o con otro banco.
  • El mayor negocio de los bancos está en los créditos al consumo, es decir, tarjetas de crédito, es por eso que tienen vigilados a los buenos clientes y es casi seguro que si tienes un buen comportamiento, el banco busque la manera de ponerse en contacto contigo para ofrecerte una extensión del límite de crédito. Una manera de “forzar” esta llamada es usar mucho la tarjeta y pagar el saldo total. Supongamos que tienes un límite de crédito de $10,000 pesos. Utiliza por los menos $8,000 pesos y paga el total al final de mes. Este comportamiento tiene como objetivo demostrarle al banco que la línea de crédito te queda “corta”, claro, esto se demuestra cuando pagas el saldo total. ¡Mucho ojo! Esta estrategia sólo sirve cuando en verdad el monto de crédito disponible es muy pequeño en función a tus gastos. Si no es tu caso, no lo hagas o te meterás en problemas y probablemente hagan un ajuste de tu línea de crédito, pero a la baja.

Otras consideraciones sobre el límite de crédito.

Explicar cómo se calcula el monto mínimo a pagar de una tarjeta de crédito, merece un artículo en sí mismo, por la complejidad y lo interesante del tema, cosa que no haremos aquí, pero ten en cuenta que si aumenta el límite de tu crédito, también aumentará el pago mínimo de tu tarjeta. Toma este factor en cuenta, pues de no necesitar el incremento en la línea de crédito, aumentará el costo de la tarjeta y podría verse desbalanceado tu presupuesto.

He conocido personas que quieren comprar artículos con un precio superior a su límite de crédito, argumentado que lo harán a meses sin intereses. Está lógica es errónea. Cuando compramos algo a meses sin intereses igual se toma de la línea de crédito que nos autorizó previamente el banco y se irá liberando el monto del crédito conforme vayamos cubriendo las cuotas mensuales. Suponiendo que tenemos un crédito de $6,000 pesos y compramos algo de $6,000 pesos a 12 meses sin intereses. Hasta que realices el primer pago de $500 pesos, entonces tendrás $500 pesos de crédito disponible. Cuando realices el segundo pago de $500 pesos y de no haber hecho ninguna otra compra, entonces tendrás $1,000 pesos de crédito disponible y así subsecuentemente.

Si no usas toda la línea de crédito no hay riesgo de que te la reduzcan. La única manera en que el banco reduce tu línea de crédito, es cuando muestras un comportamiento típico de caer en deuda impagable. Es decir, que uses una gran parte de tu línea de crédito y sólo pagues el mínimo.

Aunque existen tarjetas de crédito que no establecen un límite de crédito, yo no las recomiendo, pues son muy costosas, ahora, si tienes un gran poder adquisitivo y el dinero no es un problema para ti, aún así te recomiendo usar por lo menos un año una tarjeta común y corriente, entender su funcionamiento y entonces si lanzarte por una tarjeta sin límite de crédito. De manera personal, te recomiendo nunca pasar del 50% de tu línea de crédito, esto evitará que estés sobre endeudado y te dará un margen de maniobra en caso de necesitar ese crédito para una emergencia.

Si continuamente sobre pasas el 50% de tu límite, te invitaría a que te preguntes en qué estás ocupando ese dinero y si no sería mejor buscar otro producto crediticio diseñado específicamente para tus necesidades.

Si este artículo fue interesante para ti, continúa visitando el blog de Bancompara, deja tus comentarios, son muy importantes para nosotros, y recuerda que puedes compartirlo en tus redes sociales.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?