Comparar créditos hipotecarios no es una tarea fácil, hay mucha información de por medio y generalmente no es clara.

La información que generalmente promocionan los bancos es la tasa de interés. Este es el indicador que la mayoría de las personas toman como el más fiable, lamentablemente no es el mejor.

Adicional a la tasa de interés, dentro del crédito se pagan  los siguientes conceptos al inicio:

  • Comisión por apertura. Es un porcentaje que se debe pagar al banco sobre el monto del crédito que se solicita.
  • Avalúo. A través del avalúo el banco se asegura que el inmueble es garantía suficiente para otorgar el crédito.
  • Gastos de investigación. No todos los bancos cobran este concepto.

Los conceptos que se pagan durante todas las mensualidades son:

  • Seguro de vida. En caso que el acreditado tuviera un percance, el seguro de vida cubre el monto que se debe del crédito hipotecario. En algunos bancos el seguro de vida incluye un seguro de desempleo.
  • Seguro de daños. En caso que el inmueble sufra algún daño, el seguro de daños cubre el monto que se debe de la hipoteca. Incluye ciertos servicios al año (ej. Plomero).
  • Comisiones. Algunos bancos cobran una comisión mensual por el manejo del crédito.

Entonces, adicional a la tasa de interés hay muchos conceptos adicionales que se tienen que pagar. Hay veces donde un crédito con una tasa más alta resulta ser más barato que uno con una tasa más baja, por ejemplo:

Crédito A – Tasa 9.5%, seguros baratos y sin comisión mensual = Pago mensual total fijo de 10,000

Crédito B – Tasa 9.0%, seguros caros y pago de comisión mensual = Pago mensual total fijo de 11,000

En este ejemplo el mejor crédito sería el A, a pesar de tener una tasa de interés más alta el pago total es menor debido a que el crédito B tiene seguros y comisiones más caros. Los seguros y las comisiones no se ven reflejadas en la tasa de interés.

Si todas las mensualidades fueran fijas el mejor indicador sería la mensualidad inicial (la cual sería la misma siempre), antes se usaba un indicador que se llamaba pago por mil – por cada mil pesos de crédito el monto que se pagaba cada mes –. El problema es que los bancos comenzaron a ofrecer créditos donde la mensualidad va creciendo cada año. Con crecimientos en mensualidad, este indicador ya no da una respuesta clara sobre el mejor crédito.

El indicador que mide el efecto de todas las variables del crédito es el CAT (Costo Anual Total). Es una tasa de interés que involucra todos los conceptos que se pagan de la hipoteca: tasa de interés, mensualidad creciente o fija, seguros, comisiones, etc. El crédito que ofrezca el CAT más bajo es el crédito con menor costo.

En Bancompara.mx puedes encontrar el CAT exacto de cada crédito hipotecario adecuado a tus necesidades específicas. Recuerda que comparar antes de adquirir un crédito hipotecario te puede traer ahorros de miles de pesos. Toma una decisión inteligente e informada.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?