Cómo Funciona Un Seguro De Desempleo

Al momento de adquirir un crédito hipotecario los bancos te obligan a contratar diversos seguros para garantizar la integridad del inmueble y el pago del préstamo. El seguro de vida cubre el remanente del crédito en caso que haya algún percance entre los acreditados. El seguro de daños, ampara a la propiedad hipotecada ante varios riesgos como terremotos, inundaciones, incendios, etc.

Actualmente, la mayoría de los bancos también incluyen el seguro de desempleo. Su principal propósito es brindarte protección en caso que por despido pierdas tu fuente de ingresos, este beneficio asegura que el crédito seguirá pagándose por un tiempo determinado. El costo de todos estos seguros lo incluyen automáticamente dentro de tus mensualidades, aunque algunas veces son costos escondidos que los ejecutivos de los bancos no mencionan. En nuestro simulador en bancompara.mx podrás calcular el costo real de todos los créditos tomando en cuenta el pago de los seguros y todos los factores que involucra.

Las condiciones de cobertura del seguro de desempleo e incapacidad total o temporal por accidente o enfermedad (según sea tu forma de comprobación de ingresos) son muy variables, dependen de cada institución financiera y de sus políticas internas. Algunos bancos cubren 9, 12 o hasta 18 mensualidades repartidas en periodos de tiempo estipulados por los mismos.

Las razones más generales por las cuales no pueden hacer válido el uso del seguro de desempleo incluido en tu crédito hipotecario son:

  • La pérdida voluntaria del trabajo, es decir, que renuncies
  • El cese laboral debido a conflictos sindicales, robo, peleas, posesión o consumo de drogas, fraude o violación a cualquier regla del Contrato Laboral
  • La terminación de la relación laboral por un contrato de trabajo de obra o tiempo determinado
  • La rescisión de la relación de trabajo por alguno de los supuestos a los que se refiere el artículo 47 y sus fracciones de la Ley Federal del Trabajo (como engañar al patrón sobre las capacidades del trabajador, realizar faltas de probidad u honradez, ocasionar perjuicios materiales, comprometer la seguridad del establecimiento, entre otros).
  • Jubilación, pensión o retiro
  • Si laboras de forma independiente o recibes ingresos a través de honorarios. (En este caso aplicarías al seguro de incapacidad total o temporal por accidente o enfermedad)

Puedes ejercer tu derecho a utilizar el seguro de desempleo si llegases a perder tu trabajo por causas ajenas y externas a tu voluntad durante la vigencia del seguro, y si cumples con ciertas condiciones. Dependiendo del banco, algunas condiciones de las cuales te mencionamos que debes cubrir para acceder al seguro es estar al corriente con el pago de tus mensualidades, cierta antigüedad con tu crédito y cierto periodo posterior a la pérdida del empleo.

Si no tienes ningún problema con los requisitos antes mencionados y las razones por las cuales pueden negarte ese derecho, te recomendamos que avises inmediatamente al banco. Llama al centro de atención correspondiente y solicita o descarga el formato para aplicar al seguro de desempleo. Junto con le formato, deberás presentar algunos documentos para comprobar el despido y esperar hasta obtener el dictamen por parte del banco. Los documentos que probablamente te pedirán y deberás tener a la mano son:

  • Copia de tu Identificación oficial
  • Carta finiquito o liquidación de la relación de trabajo expedida por la Empresa
  • Alta y baja ante el IMSS (sirve para comprobar que no sigues cotizando con el patrón que firma la carta)
  • Contrato de trabajo por tiempo indefinido
  • Últimos recibos de nómina expedidos por la Empresa
  • Carta reclamación notificando el despido
  • Solicitudes del banco

Ahora, en caso de ser trabajador no asalariado tienes la opción de contar con un seguro de incapacidad temporal o total.  En caso de sufrir un accidente o enfermedad que te impida trabajar, el banco cubrirá cierto número de mensualidades. Este tipo de seguros cuenta con diferentes especificaciones dependiendo de la institución bancaria en donde tramites tu crédito hipotecario. A continuación, te enlistamos algunos de los documentos más comunes para la comprobación de la invalidez temporal:

  • Copia de tu Identificación Oficial.
  • Dictamen expedido por IMSS, ISSTE, Médico Particular o Constancia Hospitalaria
  • Estudios médicos realizados.
  • Último comprobante de ingresos.
  • Reportes del Ministerio Público en caso de accidente.
  • Solicitudes del banco
  • Al igual que el seguro de desempleo, cuenta con varias excepciones. Las más frecuentes que consideran los bancos son:
  • Intento de o suicidio.
  • Enfermedades preexistentes.

Accidentes o lesiones sufridos bajo los efectos del alcohol o drogas o algún acto delictivo cometido por el propio asegurado.

Ya que tienes una idea general de cómo se maneja el seguro de desempleo o incapacidad temporal o total, sobra decir que, una buena práctica recomendada por nuestros asesores es leer detenidamente y a detalle las cláusulas de la pólizas de seguros al adquirir tu crédito hipotecario para que estés completamente informado de las condiciones, beneficios, exclusiones y procedimientos que implica.

Recuerda que la inclusión de este tipo de seguros en la contratación de un crédito hipotecario nos ayuda a mantener sanas nuestras finanzas personales, mantener un historial crediticio activo y no atrasarnos en el pago de deudas.

Ponte listo y Bancompara.

Autor entrada: bancompara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *