Ayuda a tu bolsillo y al planeta.

Existen un sin fin de factores que pueden ayudarte a mejorar tus finanzas personales, algunos tienen que ver una generar mayores ingresos o tener estrategias de inversión, sin embargo, algunos otros van relacionados con la reducción de gastos.

Esta reducción de gastos puede ser una de las primeras iniciativas que tomarás una vez tengas conciencia de que tus finanzas personales y familiares necesitan una “chaineadita”.

En esta ocasión me voy a enfocar en un ahorro muy particular que aplica para todos nosotros y que además de ayudar a tu bolsillo estará provocando que contribuyas a un mejor futuro para nuestro planeta.

5 Tips para ahorrar en electricidad

En lo que respecta a nuestro planeta es importante que sepas que en 2015 se firmo el Acuerdo de París, que a partir de 2016 vino a sustituir el acuerdo de Kioto, y mediante el cual, dentro del Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, los miembros de este acuerdo se comprometen a reducir sus emisiones de gases contaminantes para el 2020.

Esto parecía una buena noticia, sin embargo, en 2017 Donald Trump anunció la retirada de Estados Unidos de dicho acuerdo, lo que ha puesto en entredicho su éxito.

La situación es grave e incluso algunos científicos nos auguran un entorno muy complicado por el deshielo de los polos y los aumentos en el nivel de mar en un plazo tan cercano como el 2050.

Hoy es más importante que nunca que no dejemos esta responsabilidad a los gobiernos ni a los acuerdos internacionales, sino que todos nosotros tomemos conciencia e iniciemos acciones muy puntuales para lograr salvar nuestro planeta.

Ahora bien, entrando en la materia, aquí te van mis cinco recomendaciones para que desde hoy empieces con esta tarea, y de paso te ahorres unos cuantos pesos.

1. Apágame

Puede parecer el consejo más obvio, sin embargo, puedes implementar acciones muy sencillas como dejar todas las luces apagadas al salir de casa; no es tan obvio como podrías pensarlo.

Incluso por el simple hecho de apagar la luz al salir de la habitación podrías llegar a ahorrar hasta el 10% del consumo total en iluminación.

Respecto a la iluminación, hay algunos tips que te pueden ser de ayuda, el primero es mantener las cortinas o persianas abiertas, la iluminación natural, además de ser mejor para ti, eliminará la necesidad de encender las luces durante gran parte del día. Otro punto que puede ayudar es que utilices colores claros en la pintura de tu casa, esto dará una sensación de mayor luminosidad a tus espacios.

No solo te hablo de los focos, muchas personas no saben que si dejas conectado un aparato electrónico sigue consumiendo energía incluso aunque no esté encendido.

Es cierto que algunos electrodomésticos como el refrigerador requieren de esta constante carga de energía para su funcionamiento, sin embargo, piensa que otros, como puede ser tu lavadora, secadora o incluso el microondas, pueden permanecer desconectados de forma que no consuman energía constantemente, o incluso algunos de ellos pueden contar con modo de ahorro de energía.

2. Utiliza tecnología ecológica

Aquí el primer paso sería cambiar tus focos incandecentes por lámparas LED.

Además de que las lámparas de LED tienen una duración mucho mayor que los focos tradicionales, en la actualidad los precios son bastante accesibles y además te generan un importante ahorro en el consumo.

Del mismo modo, muchas de las grandes empresas han comenzado a producir electrodomésticos y aparatos electrónicos con certificaciones “verdes” como la FIDE, lo que garantiza que están diseñados para hacer un uso mucho más eficiente de la energía y por lo mismo reducir el consumo total.

Compara entre marcas y modelos, recuerda que hoy en día este tipo de avances no representan un costo adicional.

Otro consejo importante es mantener limpios nuestros electrodomésticos, muchos de ellos gastan más energía al estar sucios, como puede ser nuestra licuadora o el microondas.

En el caso de la lavadora, procura utilizarla con el máximo de ropa posible, esto para evitar la necesidad de realizar varias cargas, igualmente, no te excedas con el detergente, ya que una mayor espuma requiere un mayor esfuerzo del motor y por lo tanto un mayor consumo de energía.

Igual que la lavadora, la plancha es uno de los aparatos electrodomésticos que más energía consumen, es por ello por lo que es importante que planches la mayor cantidad de ropa en cada ocasión para no verte en la necesidad de volver a calentarla. Otro consejo útil es, cuando estés por terminar, desconéctala y aprovecha el calor acumulado para planchar tus últimas prendas.

. Sensores y Apps

Actualmente existen un montón de opciones en el mercado para automatización del hogar.

Los “smart home” como se conocen, te permiten realizar acciones como encendido y apagado de luces y otros aparatos mediante una app en tu celular.

Si no eres tan fan de la tecnología, existen productos mucho más sencillos, como lámparas con sensores de movimiento, los cuales activan las lámparas al detectar un movimiento en un rango prestablecido. De esta forma solo se utilizan cuando realmente se requieren e incluso pueden funcionar como una medida de seguridad adicional en tu hogar.

Haz uso de los avances tecnológicos en la materia, explora qué opciones se adaptan a tus necesidades y tu presupuesto; recuerda que hay para todos los gustos.

3. Computadora, celulares, etc.

Muchos de nosotros tenemos la mala costumbre de dejar conectada nuestra laptop o nuestro celular o Tablet incluso cuando ya cuentan con suficiente batería. Esto ocasiona que se siga consumiendo energía y además puede llegar a dañar la batería de tu dispositivo.

En el caso de tu computadora, apaga el monitor cuando ya no la estés usando. La funcionalidad del “salvapantallas” no es la opción ideal.

Acaba con ese mal hábito de dejar encendida tu computadora todo el día.

4. Cuida tu instalación eléctrica.

La gran mayoría de las personas da por hecho que la instalación eléctrica de su hogar es la ideal, e incluso que funciona correctamente.

Para una prueba rápida, desconecta todos los aparatos eléctricos de tu hogar y apaga todas las luces. Ahora verifica si la aguja de tu medidor sigue girando, si este es el caso, es muy probable que exista una fuga de energía en tu instalación eléctrica, lo que esta afectando directamente a tu bolsillo y claro, a nuestro planeta.

Es importante que vigiles tu recibo de energía eléctrica y en caso de que notes algún cambio repentino o inexplicable, solicites una aclaración.

5. Calefacción y aire acondicionado

Es cierto que en la gran mayoría de regiones de nuestro país no requerimos de este tipo de aparatos en nuestras casas, sin embargo, en caso de que tu seas de los que sufre por esos veranos infernales o inviernos gélidos, aquí te van algunos tips.

· En caso de que utilices el aire acondicionado o calefacción, mantén la habitación cerrada mientras esté funcionado, esto te permitirá lograr la temperatura deseada mucho más rápido.

· Trata de evitar tener aparatos de aire acondicionado en espacios demasiado grandes. A mayor espacio mayor será el tiempo y el esfuerzo que requiere el dispositivo para lograr adecuar la temperatura.

· Es muy importante dar mantenimiento periódico a tu aire acondicionado para evitar malos funcionamientos y gasto excesivo de energía. Revisa con tu proveedor cuales son los tiempos sugeridos para cambio de filtros y limpieza de ductos.

· Por último, no es necesario que si hace mucho calor lo configures a la temperatura mínima, recuerda que en temporada de calor será suficiente con configurarlo a 18 ºC y para clima frio a 25ºC, esto hará que trabaje menos y el resultado será el adecuado.

Ahora cuentas con varias estrategias para ayudarte a ahorrar energía. Recuerda que es una tarea del día a día en la que todos tenemos injerencia.

Plática con tu familia y definan reglas, es especialmente importante que lo hagas con tus hijos pequeños, ya que finalmente la educación en cuanto a ahorro que les puedas inculcar en edades tempranas les permitirá formar hábitos adecuados.

Por último, recuerda que este es una parte de los ahorros que pueden ayudar al planeta y a tu bolsillo, pero hay muchas otras acciones que pueden contribuir a evitar desperdicio de agua, a reciclar o desechar adecuadamente tus electrodomésticos y baterías, así como a reducir al mínimo el consumo de plástico: son otras acciones que pueden tener resultados positivos.

Todas las acciones que tomemos hoy tendrán un impacto profundo en el futuro de nuestro planeta, piensa en tus hijos y en las futuras generaciones y pongamos nuestro granito de arena para garantizarles una buena calidad de vida. Recuerda que, mientras no colonicemos marte, este es nuestro único hogar.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?