imagen_blog_02

3 sistemas que realmente funcionan para liberarte de tus deudas de tarjeta de crédito.

15/01/2019 01:35:13 PM / by Victoria Pinto

Llegó el nuevo año y es hora de desempolvar los conocimientos que tenemos sobre finanzas personales, si no ¿cómo vamos a cumplir todos esos nuevos y brillantes propósitos?

Como dijimos en nuestro primer post, Cousi es comodidad en todos los aspectos de tu vida, y la vida no es para nada cómoda cuando no sabes cómo vas a llegar al final del mes o cuando lloras cada vez que abres el estado de cuenta de tus tarjetas de crédito.

Hoy te vamos a enseñar tres técnicas probadas por economistas (pero, espera, no te asustes, los economistas también son humanos) para eliminar las deudas de tarjeta de crédito, que les han funcionado a miles de personas como tú y como yo: gente normal que solo quisiera ver el día en el que el estado bancario diga Pago mínimo: 0.

1. La técnica de la bola de nieve (o de snowball)

Primero, reúne todos tus estados de cuenta. Es necesario que sepas exactamente cuanto debes, así sea doloroso. Es el primer paso para que la bola de nieve funcione como tiene que funcionar.

Haz una tabla en un cuaderno o un spreadsheet y escribe allí todas las tarjetas de crédito que tienes; al frente, escribe cuánto debes. Luego, ordena esta lista de menor a mayor, es decir, la primera deuda debe ser la más pequeña y la última la más grande.

Captura tabla tarjeta 1

Empieza con la tarjeta 1. Haz el pago mínimo, pero paga un poco más, lo que puedas; lo ideal es que pagues el doble del pago mínimo, pero cualquier esfuerzo de tu parte dará resultado. Cuando termines de pagar esta tarjeta, no te gastes el dinero que normalmente pagabas, súmalo para pagar las mensualidades de la siguiente tarjeta.

Este método funciona por que tu cerebro se ve alentado por los pequeños logros que va teniendo. Cuando pagues la tarjeta 1 en su totalidad te sentirás súper animado para pagar la segunda, y así sucesivamente (por eso el nombre de bola de nieve), hasta que puedas cortar esa tarjeta con tijeras o dejarla descansando en el cajón de tu buró.

2. La técnica estándar (es decir, la que aconsejan los economistas, pero que no es tan emocionante como la primera)

Esta técnica funciona, y funciona muy bien. Si eres disciplinado y estás completamente decidido a erradicar tu deuda, este es el método que un economista con grado summa cum laude te va a recomendar.

Sigues los mismos pasos de la técnica uno, solo que no organizas las deudas de menor a mayor deuda sino de mayor a menor interés. No importa si en la tercera debes 15000 y en la última solo 1200.

Captura tabla tarjeta 2

Luego, sigues la misma lógica de la técnica de la bola de nieve: pagas los mínimos en las tres, pero en la tarjeta 1 (la de 51% de interés anual) pagas más, o el doble. Así hasta que pagas esta tarjeta y sigues con las siguientes.

Por obvias razones, esta no es una técnica tan sexy y atractiva como la anterior, pues pagar por completo la primera tarjeta puede tomar meses que se te harán años y que te podrán hacer perder la motivación; sin embargo, es lo más inteligente que pagues la deuda con el interés más alto, así te ahorraras un dinero que de otra forma le estarías regalando al banco. Si no regalar tu dinero no te motiva… no sé qué lo hará.

3. La técnica del teléfono.

Esta técnica es un poco más retadora, porque no depende por completo de ti, sino de tu poder de convencimiento y paciencia.

Haz una lista de todas tus tarjetas de crédito, de lo que debes en cada una de ellas, de los pagos por anualidades y de la tasa de interés de la deuda. Llama a cada uno de los bancos (sí, esto puede tomar días, pero es necesario, por el bien de tu bolsa) y pídeles que bajen tu tasa de interés (sí, ya lo adivinaste, esto nunca a va a pasar, pero, a veces, algunos bancos tienen promociones de consolidación de deudas).

Cuando hayas tratado en todos los bancos, pregunta cuál banco estaría dispuesto a comprar tu deuda por menor interés, y transfiere la deuda. Pero es muy importante, demasiado importante, que no aumentes los meses del diferido, es decir, que, si te faltaban seis meses para pagar, sigas manteniendo los mismos seis meses. No sucumbas a la tentación de diferir todo a tres años y de seguir gastando como si nada, a no ser que tengas un problema de liquidez muy grave.

Luego, toma el dinero que te sobra y que antes pagabas en intereses en el otro banco (o en el mismo, si accedieron a bajar tu interés) y destínalo a aumentar tu pago mínimo mensual.

Tips.

-Sé sincero con lo que debes. Toma todos tus extractos y sé valiente al revisarlos. De nada sirve que hagas progreso con una tarjeta si lentamente aumentas la deuda de otra.

-Si transfieres deuda de tarjeta de crédito entre bancos, ¡no caigas en la tentación de seguir utilizando la que te quedó libre! Haz todo lo que necesites hacer para no utilizarla de nuevo: romperla, dejarla en casa e incluso congelarla entre un cubo de hielo (como en Adicta a las compras)

-Destina todo el dinero libre que tengas al pago de la primera tarjeta que decidas pagar. Todo cuenta. Las personas, por lo general, subestiman el cambio en monedas que les dan todos los días, pero esto puede hacer un gran avance en cuanto al pago de mensualidades.

¿Has aplicado alguna de estas técnicas antes? ¿Te han funcionado?

Por favor cuéntanos en nuestras redes.

Topics: Tarjetas de Crédito

Victoria Pinto

Written by Victoria Pinto

Subscribe to Email Updates

Posts by Topic

Recent Posts