¿Qué mejor momento para por fin decidirte a arreglar tu casa a fondo que este verano? Esta época del año es tiempo de goce, bienestar, buen clima, y ya que esta marca el fin de una etapa o ciclo, ej. nuevo año escolar, ¿por qué no aprovecharla para hacer algo productivo para ti, tu familia y tu hogar? Si ya te decidiste a hacerlo y no tienes idea de cómo ni por dónde empezar, te invitamos a que leas este artículo y te inspires en las mejores recomendaciones que tenemos para ti, te aseguramos que una vez termines tu organización y sientas los beneficios de tener tu casa ordenada, no te vas a arrepentir.

 

limpieza 1

Foto tomada de: https://www.elmueble.com/ideas/decoterapia/orden-cuanto-cuesta-organizador-profesional_42285

 

1. ¿Por dónde empezar?

Comienza por los armarios. Es cambio de temporada y es el momento perfecto para seleccionar aquella chamarra, abrigo o bufanda que ya cumplió su ciclo y que ya no usarás más en la próxima estación. Así mismo, es la época perfecta para lavar, poner al sol y limpiar bien aquello que sí usarás en la próxima temporada de invierno y que podrás almacenar inteligentemente.

  • Escribe un plan: empieza por la habitación de los chicos, luego sigue con la tuya y, por último, finaliza en el cuarto blanco, dónde almacenas tus fundas nórdicas, sábanas, plumones etc., asigna cómo mínimo 3 horas por habitación.
  • Selecciona: una vez hayas empezado por la primera habitación, escoge aquello que usaste mucho durante el último invierno y/o primavera y que todavía está en muy buen estado y aguanta la próxima estación. Sepáralo de aquello que sientes y sabes que ya cumplió su ciclo. Todo lo que está en buen estado y sabes que puede ser útil para alguien más, límpialo, dóblalo y mételo en una caja. Has el ejercicio de dárselo a una fundación o a una familia que realmente lo necesite, te sentirás muy bien al darle utilidad a esos objetos u prendas que ya no son útiles para ti y que por ningún motivo vale la pena guardar.
  • Limpia, lava y pon al sol tus textiles: todas las prendas u objetos que seleccionaste para quedártelos, debes guardarlos limpios y en muy buen estado. Empieza por limpiarlos, arreglarlos en el caso de aquellos que necesitan una pasadita por la costurera, y ponlos al sol. Nada mejor para tu plumón, funda nórdica, tus cortinas, alfombras y tapetes, que darles una asoleada, así evitarás acumulación de polvo o bichos.
  • Ponle un lugar para cada cosa: ¿sientes que todo el tiempo que le dedicas a la organización, se pierde cuando pasan los días y el orden se desvanece? Esto pasa cuando nuestra organización no es inteligente y no le asignamos un espacio práctico a nuestras pertenencias. Empieza por guardar clasificando tus objetos por categorías, esto te permitirá tener hábitos y saber siempre en dónde están tus cosas, será más práctico para ti guardar y enseñarle a tu familia dónde va cada cosa y así mantener todo en orden.
limpieza 2

Foto tomada de: https://www.hendayestyle.com/un-planning-en-casa/

 

2. Cambia la decoración de tu hogar: ¡has que se sienta el verano!

Empieza por flores y plantas. Tus plantas de invierno ya cumplieron su ciclo? Guárdalas de acuerdo a las recomendación de cada tipo de planta. Cámbialas por unas para verano, visita un vivero y asesórate por un experto que analice tu espacio y de acuerdo a este te recomiende cuáles son las plantas más propicias para tu hogar. Escoge una gama de colores que den alegría.

limpieza 3

Foto tomada de: https://elblogverde.com/cuales-son-las-flores-del-verano/

 

Cojínes coloridos: no tienes que cambiar tus muebles, pon accesorios como cojines y mantas frescas de colores y tu casa se verá como nueva y no tendrás que hacer mucha inversión.

 

limpieza 4

Foto tomada de: https://www.westwing.es/cojines-de-verano-por-1499-consigue-un-sofa-de-revista/

 

¡El verano es sinónimo de jardín, patio, aire libre y exterior! Crea un espacio exterior del que tus seres queridos no quieran salir. Pon a volar tu imaginación e invéntante un rincón de verano, cómodo para leer, jugar juegos de mesa o simplemente apreciar un atardecer:

 

limpieza 5

Foto tomada de: https://www.nomadbubbles.com/color-terracota/

 

3. Limpia tu cocina:

Ordena tu nevera: este es uno de los lugares más propensos a sufrir la enfermedad de “la acumulación”. Es común que guardemos frascos, recipientes y envases de salsas y conservas que, por más creativos que seamos, sabemos que nunca vamos a usar. Destínale una buena mañana a tu nevera y, uno por uno, selecciona cada item de ella, revisando fecha de vencimiento y cuestionándote estrictamente si lo vas a usar o no. Sal de todo aquello que sabes que no vas a utilizar y trata de cocinar lo más fresco posible.

 

limpieza 6

Foto tomada de: https://www.ikea.com/us/en/catalog/products/60149673/?cid=us%7Caf%7Cpinterest.com%7C60149673_20150310&crlt.pid=camp.SvvR6OTVFlkH

 

Planea tus comidas: Si tienes un supermercado cerca, intenta no llenarte de una acumulación de productos, estos solo te quitarán espacio y te abrumarán a la hora de elegir tus menús.

A cambio te recomendamos:

-Buscar alimentos frescos y de muy buena calidad

-Visitar tu mercado con mayor frecuencia, garantizando siempre alimentos frescos, frutas y verduras de temporada.

-Organizar tu refri de manera que tengas todo lo necesario.

-Organizar tus alimentos en contenedores de vidrio para evitar la descomposición.

 

También te puede interesar:

¿CÓMO MAXIMIZAR EL ESPACIO DE TU COCINA?

7 TIPS PARA HACER TU CASA MÁS COZY

TOP 6 DE LOS MUST HAVE GADGETS DEL 2019

 

 

 

 

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?