¿Qué son los créditos blandos?

Si estás pensando en solicitar un crédito para finalmente comenzar con tu emprendimiento, o tal vez tienes alguna cantidad ahorrada pero necesitas un poco más para ampliar el espacio de tu negocio, o por desgracia se te presentó un imprevisto para el que no estabas preparado y requieres del dinero, no importa cuál sea la razón, ya estás analizando cuál de las entidades bancarias te ofrece los mejores créditos. Hoy te voy a platicar acerca de una opción más para ti: los créditos blandos.

¿Qué es un crédito?

Un crédito es una cantidad de dinero determinado que una entidad bancaria o financiera te otorga con el propósito de incrementar tu calidad de vida, o bien para que puedas adquirir algún producto o servicio. En el caso de créditos para las empresas, estos promueven el desarrollo y comercialización de tus productos o servicios.

¿Cuáles son las características de los créditos?

Todos los créditos o préstamos, ya sean los otorgados por instituciones bancarias, financieras o por medio de prestamistas, tienen características similares. Entre ellas el pago de intereses, pago de comisiones, los plazos, y el requerimiento de un aval.

¿Qué debes contemplar antes de solicitar un crédito?

Ya sea que hablemos de un crédito personal, o un crédito blando, debes contemplar lo siguiente antes de decidir continuar con su solicitud.

  • El estado de las finanzas personales o de tu negocio. Este es uno de los factores más importantes para contemplar la idea de solicitar un crédito. Debes tomar en cuenta que una vez que cuentas con un crédito, tienes que hacer un ajuste a tu balance por el tiempo o plazo que hayas contratado el servicio.
  • Los ingresos de tu empresa: Lo más recomendable es que conozcas la cantidad exacta que recibes de manera periódica. Recuerda siempre contemplar los ingresos netos de tu empresa: después del pago de impuestos correspondientes.
  • Tus gastos: Toma en cuenta todos los gastos fijos de tu negocio sin excluir ninguno. Una vez que tengas esta cantidad, haz el balance entre los ingresos y egresos de tu empresa. Si tus gastos representan el 70% de tu ingreso o menos, entonces puedes continuar con tu plan de solicitud de crédito. Toma en cuenta que las instituciones bancarias, o en este caso instituciones gubernamentales, no permitirán que comprometas más del 30% del ingreso mensual neto de tu empresa en las cuotas de tu crédito.
  • Es muy importante mencionar que, cuando contemples un crédito blando dentro de tus opciones, a pesar de ser un crédito con óptimas condiciones, tengas en mente que de cualquier forma representa un gran compromiso.

2. Analiza y decide exactamente cómo gastarás lo recibido en tu crédito. Como mencioné anteriormente, los créditos de cualquier tipo te ayudan a lograr metas, siempre y cuando la meta forme parte de un plan bien estructurado y pensado. Sabemos que otro motivo por el cual podemos recurrir a los créditos es para salir adelante de una situación de emergencia o un imprevisto. Cualquiera que sea tu caso, piensa en las repercusiones que existen en caso de no poder solventar las parcialidades de tu crédito.

3. Otros créditos. Como parte de la investigación que para el otorgamiento de tu crédito, la institución bancaria revisará todos los créditos que tienes contratados en el momento. Toma en cuenta los gastos que haces con otras formas de crédito, por ejemplo, crédito personal o de automóvil o bien el uso que le des a tu tarjeta de crédito, ya que estas cuotas representan un porcentaje de tus egresos y los de tu negocio.

4. Tu historial en Buró de Crédito. Recuerda que, para el otorgamiento de cualquier tipo de crédito, la institución bancaria o financiera revisará tu calificación en Buró de Crédito. Anticípate y revisa tu historial. Si no conoces tu calificación, te invito a que entres a Bancompara.mx en donde recibirás información acerca de la calificación que refleja tu comportamiento crediticio, ahí mismo recibirás algunas recomendaciones para mejorar dicho score.

¿Qué son los créditos blandos?

Los créditos blandos son aquellos préstamos que ofrecen las mejores condiciones, tales como intereses bajos, y plazos de devolución más amplios.

Es muy importante mencionar que este tipo de financiamientos no son otorgados por instituciones bancarias privadas, estos créditos son financiados por el gobierno. El objetivo de los créditos blandos es el otorgar un beneficio social y no así recibir un beneficio económico.

En el caso de los préstamos para emprendedores, es el Fondo PyME quien otorga el crédito, aparte de capacitar y asesorar a las pequeñas y medianas empresas.

Los créditos blandos son una buena opción para todas aquellas personas que quieren emprender o ver crecer su emprendimiento. Como sucedería en cualquier otro crédito, en caso de incumplimiento esto afectaría tu historial crediticio.

Existen algunos casos en los que el gobierno, por medio de alguna instancia o Secretaría, ofrece créditos blandos a personas que resultan damnificadas por algún desastre natural, por poner un ejemplo.

¿Soy candidato a un crédito blando?

Cualquier persona o empresa podría ser candidato a un crédito blando dependiendo de los requisitos de cada entidad. Como mencione anteriormente, personas que han sido víctimas de algún desastre natural, personas de la tercera edad, jóvenes emprendedores, asimismo, existen programas locales dentro de cada Estado o entidad de la República Mexicana que ofrecen sus propios créditos blandos.

Como un ejemplo de estos programas locales está el financiamiento para la Micro, Pequeña y Mediana empresa del Gobierno de la Ciudad de México. Su objetivo principal es el de impulsar el desarrollo y fortalecimiento de las empresas para potencializar las capacidades productivas y económicas de la Cuidad de México.

El monto a financiar va desde los $100,000 y hasta los $500,000 con una tasa de interés del 6% anual. El plazo es de 48 meses. Los requisitos para obtener este financiamiento son: documentos de identificación personal, comprobante de domicilio que demuestre que vives en la Ciudad de México, Comprobante de capacitación y solicitud de crédito. Esto de la mano de ciertos requisitos específicos que muestren tu operación ante el SAT.

Ahora que ya sabes, en términos generales, lo que son los créditos blandos, te voy a enlistar algunos para que analices tus opciones.

· INADEM (Instituto Nacional del Emprendedor) cuenta con un programa que fue especialmente diseñado para personas de entre 18 y 35 años de edad que tienen una idea de emprendimiento en mente y que quieren verlo materializado Este se llama Crédito Joven. En este programa se brinda una tasa preferencial de crédito, respaldado por el Gobierno Federal, INADEM y NAFIN (Nacional Financiera).

· El IAAM (Instituto para la Atención de los Adultos Mayores) ofrece créditos a los adultos mayores de 68 años. Los créditos van desde los $2,000 y hasta los $5,000 a un plazo máximo de 36 meses. Los requisitos son muy simples, solo se tiene que llenar una solicitud de crédito, presentar identificación oficial y presentar estos documentos en las instalaciones del IAAM.

· Las Sociedades Financiera Populares (SOFIPO), las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAPS) y Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM) ofrecen créditos blandos con tasas accesibles. En caso de solicitar un préstamo por estos medios, debes contemplar que se te solicitará un aval u obligado solidario. Sin embargo, las condiciones de estos créditos son muy convenientes en caso de necesitar alguna cantidad de dinero para tu emprendimiento.

· La Secretaría de Economía cuenta con programas de capacitación y consultoría entre otros. Pero no solo eso, la Secretaría de Economía ofrece acceso a financiamientos. Cabe mencionar que no es la Secretaría quien otorga el préstamo, sin embargo, te ayuda a buscar las mejores opciones para tu emprendimiento y te sirve como gestor ante la institución bancaria o financiera.

· Capital Semilla es un programa de Fondo PYME cuyo objetivo es otorgar apoyo financiero a los proyectos de emprendedores que tengan viabilidad para la formación y arranque de los negocios que viene de las incubadoras reconocidas por el Sistema Nacional la Incubación. El SNIE es un programa de la Secretaría de Economía cuyo objetivo es el de apoyar a las empresas orientándolas y asesorándolas en distintos áreas para manejo de las mismas. En esta opción de financiamiento, los montos a financiar dependerán de cada proyecto y sus plazos van desde los 42 y hasta los 48 meses.

· Crédito Infonavit (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores) es un programa que otorga créditos hipotecarios a las familias mexicanas con el propósito de adquirir, construir o remodelar su vivienda. El monto máximo otorgado por esta instancia es de 1,604,123.30 pesos. Los requisitos varían dependiendo del objetivo de tu crédito. Las tasas de interés son de 12% anual y sus plazos son muy cómodos y flexibles en cada caso.

Como podemos ver, existen distintos programas para todo tipo de personas que se encuentran con la necesidad de recibir un apoyo por parte del Gobierno Federal y sus instancias, lo único que tenemos que hacer es acercarnos o revisar en las plataformas correspondientes.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?