Si estabas aquí en la ciudad en la Ciudad de México en septiembre de 2017, o si llegaste poco tiempo después, habrás tenido la experiencia del sismo que sacudió la ciudad el día 19 de ese mes. Muchas cosas aprendimos como ciudad ese día, entre ellas conocimos la solidaridad de la gente; como en el año 1985, su organización, entrega y voluntad, rebasaron por mucho a las autoridades. Y entre toda la tragedia también conocimos a héroes como Frida, la perra rescatista de la Armada de México.

Además de las pérdidas humanas, muchas personas fueron afectadas en su patrimonio y tuvieron que ser evacuados de edificios que quedaron severamente dañados y que posteriormente fueron demolidos. Quienes no contaban con un seguro para vivienda, además de quedarse sin un techo en donde vivir, perdieron su hogar y todas sus pertenencias.

Con tantas cosas, historias y personajes, nos percatamos de la fragilidad de la ciudad y de que incluso las colonias clásicas, que no habían reportado problemas graves con anterioridad, sufrieron fuertes daños, entre ellas están Del Valle, Narvarte, Roma, Condesa, Prado Coapa, etc.

La tragedia que significó para la ciudad el sismo S19, expone los riesgos a los cuáles se pueden enfrentar las ciudades como la nuestra y muchas ciudades en todo el país. No sólo tenemos sismos, sino que también están las inundaciones y deslaves por lluvias y huracanes, y erupciones de volcanes como el Popocatepetl que se encuentra a menos de 90 kilómetros de la Ciudad de México.

Y además de los fenómenos naturales, existen los temas de robos a casa habitación, en los que en algunos casos se han reportado historias de personas que al parecer estaban realizando una mudanza, pero en realidad eran un grupo delincuencial que se encontraba robando una vivienda. Todo a plena luz del día.

Este evento, también motivó que se revisaran temas como los seguros de vivienda y que incluso el gobierno de la ciudad destinara recursos para que todas las viviendas en la Ciudad de México cuenten con un seguro contra daños en caso de sismo, inmediato y sin trámites adicionales, siempre y cuando dichas viviendas se encuentren al corriente en su pago del impuesto predial.

No sólo el gobierno de la ciudad hizo conciencia de la necesidad que se tiene de los seguros de vivienda, sino también sus habitantes, tanto que la demanda de seguros después del sismo se elevó en un 40% (fuente: el Universal 18/04/2018).

Seguros para la vivienda

Las compañías de seguros no dejaron de lado esta oportunidad para colocar sus productos y poner en la mano de las personas una alternativa para poder proteger la vivienda y todo lo que en ella se encuentra, para tener la seguridad de que, en un caso similar, no se pierda nuestro patrimonio.

¿Qué tipos de seguros para vivienda existen?

En el mercado hay varios tipos de seguros y estos no son exclusivos para personas que son dueñas de la vivienda. Entre todos los tipos de seguros se pueden destacar aquellos que van dirigidos a los propietarios, inquilinos o arrendatarios.

Propietarios

Este seguro es ideal para las personas que son dueñas de su casa o departamento y que buscan una protección para su hogar y para todo lo que este contenga.

Inquilinos

Es un producto destinado para aquellas personas que rentan una propiedad y que quieren asegurar sus pertenencias ante cualquier fenómeno natural o por temas de robo.

Arrendatarios

Este es un plan para las personas que tienen una propiedad en renta y que quieren protegerla de daños estructurales.

A continuación, te presento algunas de las coberturas que tienen las aseguradoras como ABA Chubb, AXA, Mapfre, AIG y Zurich.

Existen protecciones para todo tipo de daños, es necesario revisar las condiciones de la zona en la que se encuentra nuestra vivienda para poder determinar cuáles son las probabilidades de desastres y buscar que nuestra póliza cubra en específico dichos eventos.

La oferta en el mercado es amplia y la sugerencia siempre es comparar costos y beneficios de al menos 3 compañías, antes de tomar una decisión.

● Catástrofes Naturales. Estas pólizas pueden amparar daños estructurales o los objetos contenidos que puedan perderse por efecto de un terremoto, erupción volcánica o desastres meteorológicos.

● Incendios, rayos, explosiones. Estas pólizas protegen la pérdida parcial o total de los bienes, tanto a la construcción como a los bienes muebles y objetos personales.

● Rotura accidental de tuberías. Cualquier accidente relacionado con las instalaciones hidráulicas que pudieran provocar algún daño al patrimonio también puede estar cubierto.

● Caída de árboles. Protege la estructura de la vivienda y los daños que pudieran ocasionar la caída de árboles, provocada generalmente por fuertes vientos.

● Remoción de escombros. Tras una afectación por cualquier fenómeno por el cuál la póliza proteja nuestra vivienda, la aseguradora puede encargarse de actividades de demolición, limpieza y acarreo para una reconstrucción del lugar.

● Equipo electrodoméstico. Contempla la cobertura de daño de todo tipo de aparatos electrodomésticos, como lavadoras, refrigeradores, televisiones, que sufran daños por eventos naturales o por accidentes, ten en cuenta que algunas pólizas no contemplan aparatos electrónicos móviles.

○ Equipo electrónico fijo. Cobertura de gastos por daños de incendio rayo o explosión.

● Gastos extraordinarios. En esta cobertura se contempla el pago de una renta de una casa o departamento en caso de que no se pueda habitar más el inmueble asegurado, ya sea por un periodo de 6 meses o hasta agotar la suma asegurada.

● Rotura de cristales, domos y acrílicos exteriores. Cubre el costo de reposición de estos, así como la instalación, siempre y cuando formen parte del inmueble.

● Vandalismo. Una cobertura especial para actos provocados por personas que participen en algún tipo de disturbio o manifestación que pudieran dañar la propiedad.

● Accidentes personales. Se pueden también asegurar a las personas dentro del hogar por accidentes que pudieran ocurrir, con sumas que cubren gastos hospitalarios o funerarios.

● Obras de Arte. Es una protección para obras o materiales artísticos por un monto de $30,000 pesos.

● Objetos personales. Protección contra robo o intento de robo de objetos de uso personal como ropa, accesorios, joyería e, incluso, bicicletas.

● Incendio de Pertenencias. Cobertura de daños a los contenidos del domicilio causados por incendios rayos o explosiones

● Robo de Dinero. Dinero en efectivo protegido en interior del domicilio o en el exterior con o sin violencia.

Además, muchas pólizas pueden cubrir cuestiones que afectan el ámbito familiar a través de:

● Responsabilidad Civil Familiar. Daños causados en sus bienes de manera accidental por terceros o habitantes.

● Responsabilidad Civil Doméstica. Daños causados en sus bienes por trabajadores que presten sus servicios en el domicilio.

Asistencia en el hogar

Muchas compañías aseguradoras tienen distintos servicios incluidos en sus productos, que te dan una serie de beneficios, auxilios y asesorías que ayudan a mantener la seguridad y tranquilidad en casa.

Lo relevante aquí es conocer cuántas veces puedes hacer uso de ellos, cuál es el monto y los alcances de cada servicio y asesoría. Puede ser que muchos de ellos parezcan de gran ayuda y le dan un extra al producto contratado, pero habría que preguntar si de verdad son todos necesarios o es una justificante de la aseguradora para cobrar un sobreprecio.

Entre ellos se encuentra:

● Plomería.

● Electricidad.

● Cerrajería.

● Vidriería.

● Servicios de mantenimiento especializados.

● Apoyo en trámites funerarios o vehiculares.

● Soporte educativo.

● Asesoría telefónica médica y legal.

Fuente: https://www.rastreator.mx/ y www.seguros-chubb.com/Seguro/Hogar‎

Por poner un ejemplo, para asegurar un hogar por 5 millones de pesos, podrías estar pagando mensualmente unos $4,000 pesos, el monto varía dependiendo de la zona, la compañía aseguradora y el monto por el que desees asegurar tu propiedad.

Aunque la estadística demuestra que sólo un 5% de las viviendas son aseguradas de forma voluntaria, pero no es motivo para no considerar la adquisición de un seguro. A mayor competencia y conciencia entre la población sobre la necesidad del uso de los seguros, es de esperarse que los costos de los seguros sean menores.

Pareciera que un seguro para la vivienda y el hogar puede ser un lujo innecesario, pero la realidad es que no nos encontramos en una zona, al menos en la Ciudad de México, que carezca de situaciones adversas que puedan poner nuestro patrimonio en riesgo. Por eso te invito a que explores más por tu cuenta este tema, finalmente, como dice el dicho, pedir no empobrece, por lo que siempre puedes cotizar y conocer, evaluar las opciones. No tienes que buscar el seguro más amplio o el más caro; haz las cuentas y protege lo indispensable.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?