Lee esto antes de ir al cajero.

El uso de cajeros automáticos, sin duda, ha representado una gran ventaja para los tarjetahabientes, pues pueden disponer de su dinero las 24 horas del día, los 7 días de la semana, prácticamente en cualquier lugar del mundo. Esa comodidad que nos brindan los bancos nos la cobran de diferentes maneras, puede ser directamente con una comisión o nos ofrecen la “gran oportunidad” de donar dinero o adquirir créditos.

La mayoría de los créditos que ofrecen por esa vía son créditos de nómina. Pero no son los únicos, la mayoría de las tarjetas de crédito también dan la oportunidad de disponer de efectivo vía cajeros automáticos. Puedes disponer de un crédito inmediato, sin hacer trámites ni papeleos, simplemente vas al cajero y sacas la cantidad de dinero que requieres. ¿Son convenientes estos créditos? ¿En qué debo fijarme para sacar el mayor provecho y no caer en alguna “trampa”?

¿Puedo sacar dinero en efectivo de la tarjeta de crédito, me conviene?

Hay muchas personas que creen que sólo pueden utilizar su tarjeta de crédito para hacer compras en establecimientos, por internet o teléfono, pero desconocen que pueden sacar dinero de su tarjeta de crédito. Así es; prácticamente todas las tarjetas de crédito ofrecen el servicio de disposición de efectivo a sus clientes. Típicamente las que no permiten disponer de efectivo, son las tarjetas que no cobran anualidad o en las que el plástico tiene un formato diferente, y por tanto no se pueden introducir a los cajeros automáticos, estas tarjetas, comúnmente, son pequeñas y se dan a los usuarios adicionales que nombra el titular de la cuenta.

Sí, puedes disponer de un préstamo en efectivo a través de tu tarjeta de crédito, lo cual resulta muy cómodo, pero para nada es gratis. Adicional a los intereses que te cobrará el banco por el uso de tu línea de crédito, te cobrara una comisión por disposición de efectivo, esa comisión varía de acuerdo al banco y el tipo de tarjeta de crédito que tienes, pero van desde 3.5% hasta el 10% del valor del retiro.

Supongamos retiraste mil pesos de una tarjeta de crédito cuya tasa de interés es del 45% anual y te cobró 5% de comisión por disposición de efectivo ¿Cuánto pagarías al final de mes? Por la pura comisión el banco te cobraría 60 pesos, sumando los intereses del mes que serían aproximadamente 37.50 pesos, al final del mes tendrías que pagar $1,097.50 pesos.

Tal vez no te parece alto el costo del préstamo, porque es una cantidad muy pequeña y sólo por un mes, pero si haces los cálculos para una cantidad mayor y por más tiempo podrás ver que disponer de efectivo a través de la tarjeta de crédito es bastante costoso. Sobre todo si lo comparas con un préstamo personal, normalmente, en préstamos personales los bancos no cobran comisión por apertura y de cobrarla es del 2.5% a una tasa anual de 25% aproximadamente. Por tanto, si pidieras mil pesos por un mes pagarías $1,045.83 pesos; ves como no es tan barato disponer de efectivo a través de la tarjeta de crédito.

Respondiendo a la pregunta de si conviene disponer de efectivo mediante la tarjeta de crédito, tengo que decir un rotundo no. No creo que sea buena idea hacer uso de este tipo de servicios, pero hay que reconocer que las ventajas que ofrece, en cuanto a rapidez, lo hace muy tentador para el cliente pues no pasas por un período de aprobación o análisis de historial de crédito y entrega de documentos, sólo requieres tener crédito disponible, tu tarjeta y el NIP.

¿Por qué cobra tanto el banco por disposición de efectivo?

Primero hay que tomar en cuenta que las tarjetas de crédito no son un producto diseñado para que los clientes dispongan de efectivo, es un servicio que ofrecen los bancos a sus tarjetahabientes para que puedan salir de una emergencia rápidamente. Las tarjetas de crédito están diseñadas para hacer compras en comercios físicos, por teléfono o internet.

Cuando un tarjetahabiente hace una compra y paga con su tarjeta de crédito, el banco le cobra una comisión al establecimiento que realizó la venta, está comisión ronda el 4%. Entonces, de disponer una persona de efectivo a través de su tarjeta de crédito, el banco no estaría cobrando la comisión al comercio, por tanto, se la cobra al cliente.

Mi tarjeta ofrece disposiciones en efectivo sin comisión.

En ocasiones junto con el estado de cuenta llegan folletos de promociones o incluso algunas tarjetas de manera permanente ofrecen no cobrar comisiones por disposición de efectivo, pero ¿realmente es así, no es demasiado bello para ser verdad?

Hay que tener mucho cuidado, los bancos no tienen muy buena fama y es por este tipo de prácticas, aunque hay que ser objetivos y decir que el principal responsable es el cliente, cuando el banco dice que no te cobrará por disposiciones de efectivo, es verdad. Lo que el banco espera es que caigas en la tentación y dispongas de efectivo tan pronto como puedas.

Hay dos cosas que debes saber antes de correr al cajero automático y sacarle dinero a tu tarjeta de crédito.

  • Comúnmente, las tarjetas que no cobran comisión por disposición de efectivo tienen la tasa de interés más alta del mercado.
  • Por la manera en que se cobran los intereses en las tarjetas de crédito, te cobraran diariamente el interés de dinero que dispusiste en efectivo, y si tienes saldo de otras compras, será mucho peor.

Mucha gente piensa que las tarjetas de crédito cobran intereses sobre la deuda, es decir, si hago compras o disposiciones de efectivo por $5,000 pesos y al final de mes pago $2,500, el banco sólo me cobraría intereses por los $2,500 que no pague. Esto es falso. Los bancos cobran intereses en las tarjetas de crédito por el saldo promedio diario. Para que se entienda más, pondré una tabla con un ejemplo práctico.

Captura

Supongamos que una persona hizo una disposición en efectivo de $5,000 pesos que trae arrastrado del mes anterior. El día 3 hace un cargo para pagar Netflix, luego el día 8 no completaba para la renta y hace una disposición de efectivo por $5,000 pesos. El día once compra unos artículos en Internet por $500 pesos, finalmente el día 15, paga una comida por $1,200 pesos.

Cómo se puede observar, estas compras se van sumando para conformar el saldo promedio diario. Esa será la cantidad que tomará el banco para cargar el interés. Suponiendo que la tarjeta de crédito tiene una tasa de interés de 58.34%, entonces el interés será de $473.81 pesos. Si lo comparamos con una tarjeta de crédito que tenga una tasa de interés de 42% anual, por el mismo saldo, sin disposición de efectivo, el tarjetahabiente pagaría $341 pesos aproximadamente.

Lo que quiero hacer notar con este ejemplo, es que aunque el banco no cobre comisión por disposición de efectivo, cobran una tasa de interés muy alta, por tanto, si el cliente se engancha y hace muchas disposiciones de efectivo, podría hacer crecer de manera muy acelerada la deuda y con ello estar en problemas pronto.

¿Cómo disponer de efectivo en la tarjeta de crédito, me conviene?

Disponer de efectivo a través de una tarjeta de crédito es realmente muy sencillo. Puedes acudir a un cajero automático, teclear tu Número de Identificación Personal (NIP) y solicitar la cantidad que quieras, tal cual lo haces con tu tarjeta de débito.

Ahora que menciono esto, no está por demás ser cuidadoso, puedes equivocarte y sacar dinero de la tarjeta de crédito creyendo que estabas usando tu tarjeta de debito. Pero más allá de esta recomendación que hago, por una experiencia similar, debo decir que es muy simple el proceso, el único requisito es que tu línea de crédito cubra esa disposición. Ahora, si te gusta complicarte un poco más las cosas, también puedes acudir a cualquier sucursal y en ventanilla hacer la disposición de efectivo.

Otra opción para sacar efectivo de la tarjeta de crédito es que algunos bancos hacen promociones y envían a sus tarjetahabientes una chequera asociada a la tarjeta de crédito, también se les conoce a esas chequeras como cheques de conveniencia para anticipos en efectivo. Estos cheques están pre llenados con diferentes cantidades, de esta manera, el cliente no sólo podría disponer de efectivo mediante los cheques, incluso podrían darlos a terceros y con ellos pagar algún servicio. Igualmente aplicarán los cargos y tasas tal como si se hubiera dispuesto del efectivo a través de un cajero automático, a menos que el banco esté ofreciendo alguna promoción.

¿Necesitas dinero con urgencia?

Si alguna vez tienes una emergencia y tu única alternativa, es disponer del efectivo en tu tarjeta de crédito, tal vez por la urgencia con la que requieres de liquidez, no olvides que te cobran interés por cada día, así que trata de pagar con la mayor premura y no hasta tu fecha de corte.

Nunca elijas una tarjeta porque no te cobra comisión por disposición de efectivo, pues no es conveniente normalizar este tipo de conductas. Las disposiciones en efectivo con tarjeta de crédito deben ser única y exclusivamente para emergencias por falta de liquidez, El principal factor para elegir una tarjeta de crédito siempre debe ser la tasa de interés.

Es mejor acudir al banco por un préstamo personal que hacer uso de la tarjeta de crédito. Si requieres de dinero con urgencia, algunas empresas Fintech te pueden prestar en menos de 24 horas y todo el papeleo se hace por internet.

Si te ha parecido interesante el contenido de este artículo suscríbete al blog para que conozcas más de los servicios que tiene Bancompara y estés al tanto del contenido que sea de tu interés. Puedes compartirlo en tus redes sociales.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?