¿Por dónde comenzar?

¿Cuándo voy a comprar mi casa? Es la pregunta que me hago casi a diario, y es que cada que camino por las calles y veo que están construyendo una casa o edificio, se me antoja tener mi casa, ya no quiero seguir pagando renta. Pero no tengo ni idea de qué se necesita para un crédito hipotecario. ¿Por dónde comenzar?

Esta pregunta me agobiaba, una amiga me pasó el contacto de Bancompara. Ella había comprado casa poco tiempo antes y me los recomendó. No tardé en llamar a un asesor y estuvimos platicando, te comparto parte de la información que me dio el asesor, si tienes duda te pido contactarlos.

¿Qué debo hacer para obtener un crédito hipotecario?

Deberás cumplir con estos requisitos. Algunos de ellos no son difíciles de cumplir, sólo es cuestión de tiempo, no mucho, pues te puedes pasar.

La edad requerida va de entre 18 años a 64 años y 11 meses. Las hipotecas para jóvenes ofrecen, por norma general, condiciones especiales, por ejemplo, se permite financiar hasta el 100 por ciento, es decir, no piden enganche, incluso algunos trámites pueden ser contemplados en el crédito. Por el contrario, las hipotecas otorgadas a personas con más edad no se financian al cien por ciento, pero suelen ofrecer una mejor tasa de interés.

Haber ahorrado dinero. Cómo mencioné anteriormente, si ya no eres un jovencito, cualquier entidad financiera te pedirá el capital inicial o enganche para la compra de la casa. Este dinero estará destinado a cubrir el enganche del inmueble, gastos administrativos, apertura del crédito, valuación y gastos de escrituración. Dependiendo del banco, esta cantidad solicitada será de por lo menos el 10%. Recuerda que este es un requisito mínimo; te recomiendo dar más de ese porcentaje de enganche, pues tus mensualidades quedarán más cómodas.

Deberás percibir ingresos, por lo cual tendrás que demostrar a cuánto asciende tu salario y todo aquello que contribuya con tus ingresos. Para el crédito hipotecario, tomarán en cuenta tus ingresos netos mensuales, además, si cuentas con apoyo o subsidio de algún organismo nacional de vivienda como el ISSSTE o INFONAVIT.

En México, desafortunadamente hay muchas personas que desarrollan sus actividades en la economía informal y no tienen manera de comprobar sus ingresos, pero les va muy bien. Si tú eres una de esas personas, no te preocupes, hay formas de que te puedan otorgar un crédito hipotecario. El panorama financiero mexicano ha cambiado, antes era imposible que otorgaran un crédito bajo estas condiciones, hoy en día existen diversas instituciones financieras que ofrecen productos y programas adaptados para este sector de la población.

Seguramente no te ofrecerán un un esquema de crédito hipotecario tradicional, las instituciones financieras utilizan comúnmente el “esquema de ahorro”. Es decir, para acceder al préstamo debes ahorrar y depositar previamente a la compra de tu vivienda una cantidad equivalente a cierto número de mensualidades, que servirá para pagar el enganche de tu vivienda.

Aquí te enumero algunas otras opciones que te servirán como alternativa si no puedes comprobar ingresos, para que te otorguen un crédito hipotecario:

  • Renta con opción a compra, este es un arreglo entre particulares.
  • Historial crediticio, para saber que eres buen pagador.
  • Renta pagada. Demostrar que has pagado tu renta puntualmente te puede servir para que te den un crédito.

Además de la edad y los ingresos tendrás que demostrar que eres una persona confiable y responsable con tus deudas. Por lo que Mantener un buen historial crediticio es fundamental. Tu buen comportamiento como pagador cumplido en créditos anteriores y vigentes como tarjetas de crédito, financiamiento automotriz, telefonía y tiendas departamentales determinará no sólo si la institución financiera te dará crédito, sino también en qué condiciones te lo otorgarán.

En el año 2011 se modificaron las metodologías y criterios que deben aplicar las entidades financieras para créditos hipotecarios, pues estos criterios ahora deben ser más rigurosos. Entre los elementos que la financiera tomará en cuenta para identificar el perfil del cliente ideal para otorgar un crédito hipotecario están los siguientes.

  • Si el cliente disminuyó el pago que realiza a otros créditos.
  • Si ha reportado impagos.
  • Si ha solicitado más créditos.
  • Su estabilidad laboral.
  • La antigüedad de créditos que tenga vigentes.
  • Si tuvo algún incremento de sueldo.
  • Si tiene otros ingresos.

Ahora que ya sabes cuales son los requisitos iniciales que te pedirá cualquier institución financiera, empieza a juntar toda la documentación para poder formalizar el crédito con la entidad financiera a través de un contrato. En este contrato quedará estipulado el monto del crédito, el plazo, la tasa de interés, las comisiones, etc. Cuando obtienes el préstamo hipotecario, el inmueble queda como garantía, una vez que se paga la totalidad del monto, se recibirá el certificado de libertad de gravamen, es decir, el documento que te acredita como propietario del inmueble.

¿Cuánto me pueden prestar?

La cantidad de dinero que la entidad financiera decida prestarte dependerá de tu capacidad de pago, principalmente, además del monto que aportes como enganche y del precio de la propiedad que desees comprar. Puedes hacer un ejercicio para calcular el monto que te podrían prestar a través del simulador de Bancompara. Te servirá de referencia, pero debes tener en cuenta que cada institución financiera te puede aprobar distintos montos dependiendo del valor de la propiedad, tu situación económica presente y futura y tus referencias en el buró de crédito.

¿Cómo elegir a la entidad financiera que me prestará para mi casa?

Elegir la institución financiera a la que le pediremos dinero debería partir de criterios objetivos, pero también de sentimientos personales. Te recomendaría fijarte primeramente en el servicio que te brinda el ejecutivo, es importante que siempre esté disponible para ti y dispuesto a resolver todas tus dudas de manera transparente.

El costo del crédito. No estamos acostumbrados a expresarnos de esta manera con respecto a los créditos, pero los créditos tienen un precio, el precio es la tasa de interés y el Costo Anual Total. ¿Debes elegir a la entidad financiera que te ofrezca el precio más bajo? Idealmente así debería ser, pero si tienes algunos inconvenientes como la imposibilidad de comprobar ingresos o tu historial crediticio no es lo mejor del mundo, entonces puede que no accedas a tasas de interés bajas.

Otro factor a tomar en cuenta para elegir la entidad financiera que te prestará dinero es el plazo. Los créditos hipotecarios en México comúnmente tienen plazos que van de los 5 a los 20 años. Deberás tomar en cuenta que entre más largo sea el plazo que elijas más es la probabilidad de que la tasa de interés sea más alta o incluso que sea variable.

La documentación.

La documentación solicitada para obtener un crédito hipotecario puede variar según la entidad financiera y el perfil del cliente. Pero te dejo una lista de los documentos que generalmente piden. En caso de que te sea imposible obtener alguno de estos documentos, acude con un asesor para que conozcas tus opciones.

  • Original y copia de carta de tu trabajo en donde conste antigüedad, puesto, sueldo, así como la periodicidad con la que recibes éste y prestaciones, en la carta deberá quedar claro el nombre, puesto y teléfono de la persona que expide la carta.
  • Si eres profesionista independiente o empleado informal que no puede comprobar ingresos, comúnmente se piden estados de cuenta de alguna cuenta corriente que tengas o declaración de impuestos, de cualquier manera un asesor te puede dar información personalizada y específica para tu caso.
  • Original y copias de recibos de pago, es posible que te pidan los recibos de los últimos tres años.
  • Original y copias de tus declaraciones de ISR.
  • Copia de los planos arquitectónicos del inmueble a adquirir.
  • 4 fotografías de la fachada del inmueble que se quiere adquirir.
  • Acta de nacimiento y en su caso de matrimonio del solicitante.
  • Copias del título de propiedad (escrituras) del inmueble que se va a adquirir, con datos de inscripción en el registro público de la propiedad.
  • Copias de las últimas boletas del predial y agua del inmueble.
  • Copia del contrato de promesa de compra venta del inmueble adquirido, celebrado entre el solicitante y el propietario del inmueble.

¿Es difícil obtener un crédito hipotecario?

Dependerá mucho del dinero que tengas, de tu habilidad para recaudar la documentación y comprobar tus ingresos. Tener un buen historial crediticio acelerará los trámites, sin duda, y, sobre todo, te servirá tener un buen asesor que te explique claramente o que incluso gestione documentación que a ti te sea difícil de obtener.

Debes tomar en cuenta que el tiempo promedio que pasa entre la solicitud de un crédito hipotecario y el día en que te entregan la casa es de seis meses. Esto te implicará costos; de traslado, gasolina, estacionamientos, papeleo, tiempo y frustración.

Tener un asesor con Bancompara te permitirá reducir este tiempo y obtener el mejor crédito para ti. Porque Bancompara pondrá a tu disposición un asesor y no un vendedor, por lo tanto te ayudará no sólo a elegir bien, sino que juntos desarrollarán una estrategia para que tengas las mejores ventajas del sistema financiero. Recuerda que esta información es muy general, pero el propósito es que te sirva de guía.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?