¿Crédito automotriz o préstamo personal?

“El primo de un amigo” compró un automóvil hace dos años con un crédito automotriz que le otorgó una entidad financiera a un plazo de 60 meses. Su situación económica ha cambiado y ya no puede pagar el coche, pero no lo puede vender porque al estar el crédito vigente no tiene la factura del auto, la factura la tiene el banco. En este momento se pregunta si le hubiera convenido solicitar un crédito personal en lugar del crédito automotriz.

Si estás pensando en comprar un coche y no sabes qué te conviene más ni por cuál decidirte, deja te platico los pros y contras de estos créditos, para que tomes una decisión mejor planeada.

Hoy por hoy, las entidades financieras en México han desarrollado un gran número de productos financieros diseñados específicamente para cubrir ciertas necesidades y que se adaptan muy bien a diferentes perfiles de clientes. Por lo que si elijes un crédito diseñado para comprar un auto o un crédito personal, tendrás ventajas y desventajas, por eso en este texto haremos una análisis paso a paso para que tengas todos los elementos en cuenta.

Solicitud de créditos.

Supongamos que el auto que quieres es nuevo, puede ser que la agencia tenga una financiera, esto facilitará mucho el proceso, pues sólo será cuestión de entregar papeles, elegir el coche, esperar más o menos una semana y estarás estrenando coche.

Si la agencia no tiene financiera, entonces elegirás el coche en la agencia, te darán el precio de venta. Tendrás que acudir a la entidad financiera, entregar la documentación requerida, después de algunos días el banco hará el pago a la agencia por ti, la agencia entregará al banco la factura del coche, que servirá como garantía del crédito y podrás estrenar el coche.

Los requisitos que comúnmente solicitan las entidades financieras para este tipo de créditos son: identificación, comprobante de ingresos de los últimos tres meses, cotización del automóvil, buen historial crediticio y el capital del enganche. Debes tomar en cuenta que ningún crédito automotriz te financia el 100% del valor del automóvil, por lo menos te pedirán un enganche del 10 por ciento.

Para el caso de créditos personales, el procedimiento suele ser más simple, en especial si ya eres cliente de la entidad financiera. Probablemente sólo te soliciten autorización para revisar tu historial crediticio y en 24 horas tengas el dinero a tu disposición.

Podrás darte cuenta de que los trámites para obtener cualquiera de los dos créditos son parecidos y no es nada tardado en ninguno de los dos casos. Así que este no creo que sea un factor que haga la diferencia para que te decidas por alguno de los dos. Continuemos el análisis.

Monto del préstamo y plazos.

En ambos créditos el monto que te presten dependerá de tus ingresos mensuales. Pero en términos generales, las entidades financieras suelen prestar más dinero en el crédito automotriz. Supongamos que ganas 25 mil pesos mensuales, quieres un automóvil que cuesta 250 mil pesos. Si das un enganche de 40 mil pesos, con un buen historial crediticio, no sería difícil que te otorgaran el crédito por el faltante, es decir, 190 mil pesos a un plazo de 5 años.

En el caso de créditos personales las instituciones financieras no suelen otorgar créditos por montos tan altos. Comúnmente lo más alto que he visto son 100 mil pesos, sin embargo, puede ser que tengas buena relación con el banco y te otorgue los 190 mil pesos, para continuar con el ejemplo, pero los plazos suelen ser más cortos y no por 5 años.

Creo que el monto del crédito si es un factor que podría determinar tu decisión de qué tipo de crédito elegir. Si tienes un buen capital para dar de enganche, por ejemplo el 40% o 50% cuando menos, el préstamo personal puede seguir siendo una buena opción para ti, de lo contrario se cierran las posibilidades con esta opción. Sin embargo, puede ser que encuentres una entidad financiera que esté dispuesta a prestarte en el esquema de préstamo personal el mismo monto y en el mismo plazo que un crédito automotriz. Si es el caso, sigamos revisando los siguientes puntos.

Tasa de interés.

Cuando compras un coche a través de un crédito automotriz, la entidad financiera se queda con la factura del auto. De este modo la deuda está respaldada con un bien, por lo que la institución financiera está incurriendo en menor riesgo de que incumplas el pago de la deuda. Por esta razón la tasa de interés es más baja.

La tasa de interés varía de acuerdo con cada entidad financiera, pero para el caso de los créditos automotrices está en un rango del 11% al 15% y el CAT no supera el 18%, estos datos son tomados de una empresa especializada en compra-venta de autos, soloautos.mx si gustas consultarlos.

En los créditos personales la entidad financiera no tiene garantizado el pago del crédito a través de un bien, como se hace con un crédito automotriz, por lo que está asumiendo mayor riesgo, y para hacer atractivo ese negocio, necesita subir la tasa de interés. Lo que convierte a los préstamos personales en un crédito más caro que el crédito automotriz. Las tasas de interés para préstamos personales varían mucho, pero los más baratos rondan el 25% y alcanzan un CAT de más del 40 por ciento. Estos datos son tomados del portal Rankia que hizo una evaluación de los mejores préstamos personales en México para el 2019.

Tanto los créditos automotrices, como los créditos personales comúnmente cobran una comisión por apertura, que es del 2% o 2.5%, en ambos casos es muy parecida.

Ahora, si dejas a un lado los bancos tradicionales y te acercas a las Fintech, encontrarás una oferta muy atractiva en cuanto a préstamos personales. La tasa de interés es incluso más baja que en los créditos automotrices, cerca del 9% y con un CAT que no supera el 15%. El inconveniente que podrías tener, es que no prestan grandes cantidades, 200 mil pesos es lo más que he encontrado y un plazo de 4 años.

Cabe mencionar que si te inclinas por un préstamo personal, podrías pagar el coche de contado y obtener un descuento u otros beneficios. En este caso lo que tendrías que cuestionarte es, ¿el descuento que puedo conseguir se compensa con una tasa de interés más alta?

Este factor objetivo me parece el más relevante para tomar una decisión. En lo personal me inclinaría por el crédito automotriz tradicional o en su defecto exploraría las opciones que me ofrece el mercado Fintech. Pero sigamos explorando a detalle estos dos tipos de crédito.

Tu historial crediticio.

Las entidades financieras que otorgan créditos para autos suelen tener criterios más estrictos para seleccionar el perfil de cliente al cual le otorgan uno de estos créditos, por lo que es muy probable que cualquier institución financiera a la que te acerques revise tu historial crediticio. Con ello se aseguran de que tienes la capacidad económica de realizar tus pagos en tiempo y forma.

Si tienes un historial de crédito “manchado” o nulo, tendrás pocas posibilidades de obtener un crédito automotriz e incluso será difícil solicitar un préstamo personal bancario. No obstante, podrías considerar otro tipo de préstamos (como los inmediatos) que suelen ser más flexibles, aunque los montos que financian son mucho menores. Si quieres saber más acerca de tu historial crediticio, consulta la página de Bancompara, encontrarás en el menú la opción consultar buro, además de recomendaciones para mejorar tu historial crediticio.

Productos vinculados.

Al comprar un coche a través de un crédito automotriz estarás obligado a comprar un seguro de cobertura amplia para el auto, donde el primer beneficiario sea el banco. Seguramente el banco te ofrecerá un seguro, con la finalidad de vincularte aun más al banco, y por ser el seguro multianual el precio resulta más atractivo que si lo compras por tu cuenta. Debes tener en cuenta que el seguro puede quedar como parte del crédito, por lo que el pago generará intereses.

Si eliges pagar el coche con el dinero obtenido de un préstamo personal, podrás elegir el seguro que quieras, con la cobertura que te convenga, incluso podrás no asegurarlo; no es la decisión más inteligente, pero podrías hacerlo.

La libertad de elección que te brinda un préstamo personal es una ventaja sobre el crédito automotriz, sin embargo, a mi no me parece un factor decisivo. Pero si para ti es muy importante este elemento debes tenerlo presente.

¿Auto nuevo o usado?

Hasta ahora he tratado el tema suponiendo que quieres comprar un auto nuevo. Pero si lo que quieres es un auto usado los créditos automotrices para autos usados y los préstamos personales se parecen más. Al menos en lo que se refiere a montos y plazos.

Comúnmente, los bancos otorgan créditos para autos usados con un plazo no mayor a tres años, la tasa de interés es igual que para un auto nuevo, al igual que la comisión, pero piden más dinero como enganche. Puede ser que un préstamo personal te preste la misma cantidad pero a un mayor plazo.

¿Qué préstamo conviene?

Como conclusión a este tema, si quieres exclusivamente comprar un vehículo con el dinero del crédito la mejor opción es acceder a los financiamientos diseñados para comprar autos, ya que es un producto más específico donde puedes obtener mejores condiciones de contratación, beneficios extras y asesoramiento respecto al tema. Si además de comprar auto quieres 1) dinero extra, 2) tu historial crediticio no es el mejor o 3) quieres un coche usado, los préstamos personales podrían ser una mejor opción para ti, ya que tienes más libertad de elegir.

Si quieres conocer más sobre temas de finanzas personales no dejes de visitar el blog de Bancompara.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?